Cultura |

CON GABRIEL LENN Y ELENCO

05/12/2018

Arriba la modalidad del micro-teatro a Bariloche

Arriba la modalidad del micro-teatro a Bariloche
Gabriel Lenn, en su visita a El Cordillerano.
D

os funciones de 15 minutos cada una, en un espacio escénico reducido con una platea de dimensiones acordes. Los primeros títulos: “El largo adiós” y “Scarface”. Zapping teatral sin necesidad de control remoto.

De la mano de Gabriel Lenn y considerable elenco, desembarca en Bariloche el formato de micro-teatro. ¿De qué se trata? Por ejemplo, el sábado que viene y todos los del mes, será posible disfrutar de dos obras en el lapso de unos pocos minutos. El programa para el 8 de diciembre se nutrirá desde las 21 con “El largo adiós”, con Lautaro Savasta, Agustina Ariza y Alejandro Sepúlveda. Pero también de “Scarface”, donde pondrán el cuerpo el propio Lenn junto con Viviana Caraballo y Susana Amuchástegui como invitada. El staff se completará con Ariza, Sepúlveda, Nicolás Berruelo, Denis Bruno, Gabriela Ciciliani y Savasta.

El mentor del asunto dio varias pistas: “se dice que el formato básico del micro-teatro es 15 metros cuadrados para 15 espectadores en obras de 15 minutos. Acá es un poquito más: 20 espectadores en un espacio un poco más grande, pero las obras sí duran 15 minutos. Entonces, todos los sábados, en el Taller de Teatro de Gabriel Lenn (Moreno 46, 1er piso), realizamos las obras a partir de las 21”, describió.

Precisó Lenn que “hasta la mitad del mes estaremos con El largo adiós y Scarface. Después, vamos a arrancar con El largo adiós, Scarface y dos funciones de Moulin Rouge. Llegando a fin de año, pondremos también Truman show”. La tarea corre por cuenta de “un elenco que preparé y está muy dispuesto a trabajar este formato. No solo al espectador por el tema del zapping, a veces le cuesta aguantar una obra de una hora. Saber que puede ir y ver 15 minutos intensos de teatro lo llena. El actor también: sabe que tiene 15 minutos para llegar al espectador. El actor, el director y el productor lo saben”, remarcó.

Veterano teatrero, “me interesó el hecho de poder en pocos minutos, resolver el principio, el desarrollo y la conclusión de una obra”, compartió Lenn. “A veces se trata de clásicas, como El largo adiós, otras están tomadas de películas. Al ser grandes películas y trabajadas por grandes actores, no se intenta imitar al director ni al actor, sino simplemente transitar la partitura o los textos que ellos trabajaron. Es como cuando un músico se sienta al piano y dice: voy a tocar algo de Mozart… Bueno, nosotros vamos a tocar algo de estos grandes directores y actores”.

Oídos abiertos

La innovación provino de una sugerencia. “La idea fue de una de las integrantes del elenco, actriz y también asistente: Gabriela Ciciliani. Me aportó el dato y me dijo: mira lo que están haciendo en España… Después vimos que también se estaba dando en Buenos Aires y a partir de eso, diseñamos la idea. Convocamos actores, se hizo un casting, hubo gente que se interesó y otra que no. Con los que se quedaron, fuimos para adelante”.

Para Lenn la experiencia incluye varias facetas. “Cuando uno ya sabe su trabajo y yo lo sé, porque es el que hice toda la vida, desde niño, no hay un desafío. Hay un trabajo que realizar, pero al desafío lo tengo como director y productor, primero porque es un gran elenco el que se ha juntado, de jóvenes talentos que se están dedicando a la actuación. Hay que mantenerlos entusiasmados y como productor, también hay que mantener entusiasmado al público, sabiendo que hay diferentes propuestas”.

Los resultados preliminares son alentadores. “En algunos casos, vimos que ya vinieron dos o tres veces a ver la obra porque les interesó muchísimo cómo estaba desplegada”. El desafío atañe también a Lenn “como adaptador o un poco como autor: ver cómo llevar al público grandes realizaciones audiovisuales, como Scarface o Moulin Rouge”, ejemplificó. La selección de los títulos procede “después de ver qué grado de intensidad se puede extraer de cada obra para que el público se vaya satisfecho en 15 minutos”.

Ocurre que “algunas de por sí necesitan su extensión y requieren de un tiempo más vasto para poder entenderla y que te emocione como público. O para interpretarla, porque tienen muchas áreas… En este caso, vemos qué obras o audiovisuales tienen la posibilidad de comprimirse y que la esencia esté presente, con la fuerza teatral que se requiere”, señaló el actor, director y productor. Fue el caso de las dos recordadas películas.

Para Lenn y su equipo, el micro-teatro llegó para quedarse. “Es la vía que pensamos seguir, no solo el año que viene sino por muchos años. No es algo que vamos a hacer porque esté de moda… También estamos trabajando en función de hacer micro-teatro infantil: en 20 o 25 minutos poder concretar una obra intensa que a los chicos les haga sentir bien y salgan satisfechos”, avisó, con el seguro beneplácito de padres y madres.

El formato tradicional y el novedoso micro-teatro “pueden convivir tranquilamente pero al menos en mí como artista y por lo que veo en el elenco, nos da más entusiasmo. ¿Por qué? Porque da la posibilidad de llegar más rápido a la meta: el estreno. Trabajamos más intensamente pero también llegamos más rápido y descargamos. A veces, se está mucho tiempo trabajando para una obra entera, de una hora y media o dos horas. Acabo de estrenar Chau Misterix, de Mauricio Kartun en La Llave, y hace 10 días estrenamos El zoológico de cristal, de Tennessee Williams. Eso me llevó un año y medio de trabajo, entonces la gente se empieza a poner ansiosa y hay que mantenerla entusiasmada para que pueda llegar al estreno. Por suerte, lo hicieron con muchas ganas pero acá, tenemos 15 días o a lo sumo, un mes de ensayos en algunas obras. Moulin Rouge nos llevó un poquito más”, admitió. Si bueno y breve…

Todos en todas

En la experiencia del micro-teatro, se da que en una misma noche, actores y actrices se desempeñan gustosos en dos obras. “En todos los casos. Todos trabajamos en todas las obras. La atmósfera cambia porque cuando trabajamos en el ensayo, registramos como actores cuáles son las atmósferas interiores que tenemos, entonces una vez registradas y archivadas, cuando se hace el cambio, ya sabemos dónde tenemos que acudir: algunos acuden al vestuario, otros a algún texto que los emocione, otros a la relación con el compañero en alguna escena… Eso ya te ubica inmediatamente en el papel”, compartió Gabriel Lenn.

Las citas sabatinas no se limitarán al mes en curso. “Seguimos y vamos a aprovechar todo el verano. Vamos a terminar 2018 pero vamos a seguir todo el año, para trabajar con el público nuestro y también con los turistas que se están acercando ahora”, constató el impulsor del micro-teatro. No lo dijo, pero teniendo en cuenta que son 20 las plateas, no sería recomendable llegar muy sobre la hora.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas