Actualidad |

GUILLERMO PÉREZ GALLINGER

01/06/2020

“Tenemos mucho que aprender de los adultos mayores de cómo llevar adelante la cuarentena”

“Tenemos mucho que aprender de los adultos mayores de cómo llevar adelante la cuarentena”
Guillermo Pérez Gallinger en acción.
Por: Daniel Pardo

El profesor de UPAMI contó su impresión sobre cómo vive el aislamiento la población de riesgo. Organizó un bingo para mantener el contacto con sus alumnos y la experiencia trascendió las fronteras. Empezó con 12 personas y hoy participan desde Colombia.

“Tengo la expectativa que cuando esto termine, se parezca a la realidad que conocíamos. Y si no lo es, que sea mejor”, deseó Guillermo Pérez Gallinger. El tallerista en UPAMI está a cargo de oratoria y juegos. Y por su experiencia en el constante vínculo con los adultos mayores, tiene una especial impresión sobre cómo afrontan este complejo capítulo de la historia.

Guillermo consideró que los adultos mayores tienen un extenso camino recorrido que les permite tener más paciencia y mayor aceptación de la realidad. “Tienen menos urgencias que nosotros”, comentó y aclaró que, por supuesto, tienen su preocupación y ganas de ver a sus vínculos. Pero tienen una mirada diferente, insiste. “Supongo que han vivido una parte importante de su vida en un mundo que era menos urgente, distinto al que vivimos nosotros”, comentó.

Para Guillermo, las generaciones más jóvenes son las que tienen más para aprender de esta pandemia. “Tenemos mucho que aprender de los adultos mayores de cómo llevar adelante la cuarentena”, aseguró.

Existe para Guillermo una distinción entre los adultos mayores y los que aún no lo son, pero están cerca. “Es que todavía se quieren sentir jóvenes, y de hecho se sienten. El cuerpo envejece primero y nos cuesta aceptar que estamos cerca de ser población de riesgo”, explicó. Y agregó que algo que aprender de los adultos mayores es que cuando lo asumen, se dejan de hacer problema “por temas que nosotros sí”.

Sobre la continuidad de su trabajo en UPAMI, comentó que hizo hincapié en el taller de juego a través de un bingo. Y la experiencia fue sorprendente. Primero participaron apenas 12 personas. Mejoró la transmisión, continuó con la consigna y empezó a sumarse más gente. Incluso, para su sorpresa, llegaron pedidos desde Colombia. “Un día leí que un señor en Ramallo hacía un bingo online, y me pareció una buena idea”, contó Guillermo que destacó el valor de estar conectados.

El bingo es gratis y los interesados pueden encontrar la propuesta lúdica en Bingondin (Facebook). La gente ansiosa espera el momento para interactuar. “Che, falta mucho”, son mensajes que recibe Guillermo, además de los insistentes agradecimientos por entretener a tanta gente. La iniciativa se creó para los adultos mayores, pero hoy participan todos los que lo desean.

La oportunidad de estar conectados genera diálogos tales como, “vivís cerca de casa, podés regarme las plantas”. Guillermo ponderó la importancia de la construcción de redes sociales. “Para quienes lo necesitan, son sumamente importantes”, consideró.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas