Cultura
07/03/2019

Julie Villagra y Jorgelina Guglietti inauguraron “Ciclos”

Julie Villagra y Jorgelina Guglietti inauguraron “Ciclos”
Jorgelina Guglietti y Julie Villagra.
Por: Adrián Moyano

Se trata de esculturas, grabados y pinturas que proponen reflexiones sobre y desde la mujer, algunas muy ancladas en la coyuntura política y otras más sutiles. Podrá visitarse hasta el 14 de marzo.

Con la inauguración de “Ciclos”, la sala Panozzi del Centro Administrativo Provincial puso en marcha su 2019, a la vez que realzó la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Julie Villagra y Jorgelina Guglietti pusieron a consideración del público un conjunto de esculturas, grabados y pinturas que se podrá apreciar hasta el próximo jueves (14 de marzo). Si bien la temática es la misma, la diversidad de enfoques y lenguajes es considerable.

La primera enumeró sus contribuciones: “hay una Marcha de los Pañuelos Verdes (ver foto), un trabajo que fue de todo el año porque para mí fue muy emocionante que las mujeres pudieran pedir tan claramente. Como soy psicóloga, escucho gente y angustias en mujeres, grandes o chicas, porque salieron mal las cuentas o porque no dan más de criar hijos… Así que (la Ley de IVE) es una necesidad súper fuerte, entonces esta obra (señala) fue como apoyar a las marchas”.

Villagra continuó con el recorrido. “Esta es más vieja (vuelve a señalar), la hice con los cuatros elementos y a otras las tengo de antes, como las fases de la Luna y bueno, el femicidio, que sigue siendo tan terrible: es un cuento que está en ‘Mujeres que corren con lobos’ que me había quedado del año pasado pero sigue siendo vigente, por las muertes de las mujeres”, señaló. Se trata de un conjunto de esculturas, de grabados y de una pintura, respectivamente.

Por el lado de Guglietti, “me conecté con el lado más interior. Hice un trabajo más desde lo sensible, el de los pechos que está abajo (primera planta) tiene que ver con estas fases y ciclos por los que atravesamos emocionalmente las mujeres en las etapas de nuestras vidas. La idea era manifestar eso también con el collage y después, hay una obra que muestra una medusa, más relacionada con la sensualidad y la sexualidad de la mujer”.

Su aporte se completa con “el tapiz Del pecho al vientre, que también está vinculado con la maternidad y el camino interior de conectarse con la propia diosa que una tiene dentro, con la cosa tan fuerte que tenemos las mujeres de dar vida”. Según la artista, esa característica “es muy transformadora en todos los sentidos y también crítico con nosotras mismas, porque dar vida es maravilloso pero nos pone frente a la vida con mucha responsabilidad y nos refleja a nosotras mismas muy fuertemente”.

Transformaciones intensas

Precisamente, el nombre de la muestra hace referencia a los diversos momentos que acontecen en la existencia de las mujeres. La maternidad “es un proceso de transformación muy intenso para cualquier mujer que haya sido madre o creadora de algo, porque no solo se da vida teniendo hijos, sino también creando hacia la sociedad, como las mujeres que han entregado la vida por causas, por trabajos sociales o lo que sea. Han sido muy transformadores para ellas mismas y para los demás también”, consideró Guglietti.

No es la primera vez que las dos exponen juntas. “Nos conocimos en el Taller de Grabado de Andrea Juárez, que está en La Llave. Ahí nos vinculamos muy naturalmente”, señaló la grabadora. “Tenemos pensamientos e ideas comunes”, justificó Villagra. “No está Blanca (Valiñas), nuestra otra compañera, porque está con los concursos para cargos directivos y anda muy atareada, pero el año que viene la vamos a recuperar, porque de verdad la extrañamos”. La ausente con justificación estuvo en la muestra que alrededor de la misma fecha, habían montado en 2018.

“Nos une el respeto porque si bien nos llevamos muy bien, tenemos diferencias pero aprendemos a convivir con ellas y eso está bueno. Está bien que podamos compartir porque siempre termina siendo bastante diverso porque si bien vamos en un sentido, cada una tiene una mirada particular y creo que en la obra se nota. Me parece interesante”, resaltó Guglietti. Sin dudas, enriquece la propuesta y expande la sensibilidad de la observadora u observador.

Un 8 de marzo diferente

Con los sucesos que tuvieron lugar en 2018, está claro que el 8 de marzo de 2019 no es idéntico al anterior ni al precedente “Para mí, lo más importante es que se llegue al logro de la ley del aborto”, consideró Julie Villagra. “No es mi problema, siempre tuve mucha suerte y tuve los hijos cuando quise, pero escuché montones de veces a mujeres metidas en situaciones terribles y he acompañado a familiares. Así que eso tiene que ser una posibilidad para las mujeres”, demandó la artista.

La expositora no ahorró cuestionamientos. “Las Provida, de vida no tienen nada. Son de una ideología capaz de torturar a una niña de 10 años, como vimos en las últimas semanas. La persona más importante es la que está y tiene que poder decidir qué quiere hacer, no que nos metan en una ideología de la maternidad non plus ultra que nos lleve a una locura, como si nuestra vida no valiera”, cuestionó.

Jorgelina Guglietti coincidió, “sobre todo cuando los embarazos derivan de causales violentas. Es muy violento llevar adelante el proceso del parto y la crianza de un hijo que viene de un acto violento… Es complejo, involucra a la vida entera y creo que es importante que podamos decidir. Eso no implica que todo el mundo vaya a abortar, como pasó con la Ley de Divorcio. Tiene que ver con el respeto a la vida de cada uno, a la historia que tenga cada uno y a la integridad del cuerpo de cada uno”, enumeró.

El cuestionamiento al patriarcado que se acentuó en los últimos tiempos, cruza de algunas maneras las propuestas artísticas de las expositoras. “Concretamente, lo hice como una manera mía de aportar (al conjunto escultórico Marcha de los Pañuelos Verdes). Después, con la Luna hay una relación arquetípica”, prosiguió. “Acá (señala) hice los cuatro elementos, agua, viento, tierra y fuego; como una manera de poner a la mujer más en la naturaleza pero con profundidad. Por ejemplo, a la Luna Llena la puse con la Pachamama, como diosa más latinoamericana aunque también usé diosas griegas. Es como ir profundizando en el sentido de la mujer”, señaló Villagra.

Para Guglietti, “el trabajo es recuperar la dignidad. Yo estoy más a favor de llegar a un acuerdo, de abandonar este enfrentamiento. Me parece que tenemos que ponernos al lado del varón, tiene que haber una posibilidad. Los hombres que respetan a las mujeres, a las diosas que hay en cada mujer, no son los violentos. Sería muy bueno que podamos llegar a un punto de encuentro”, anheló la grabadora.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas