Cultura
14/12/2017

Cuando fundaron la “República de El Bolsón”

- NO SOLO FUE CULPA DE LA CERVEZA - En la vecina localidad pensaron en separarse de la Argentina y de hecho, dieron un par de pasos en ese sentido. El asunto pasó a la historia como una humorada pero Buenos Aires hasta movilizó tropas.

Cuando fundaron la “República de El Bolsón”
En la actualidad, una cerveza recuerda al presidente Tipp. Por las dudas, la identificación incluye banderas argentinas.

Por Adrián Moyano
[email protected]

A principios del siglo XX y quizás hartos de la lejanía que los separaba del resto de la Argentina, los habitantes de El Bolsón proclamaron su independencia y se erigieron en una república, con presidente y todo. El hecho no pasó a mayores pero fue tomado muy en serio por el gobierno central que inclusive, alcanzó a movilizar a un contingente militar. El episodio no goza de mucha difusión pero efectivamente sucedió.

Las contingencias que derivaron en el curioso acontecimiento fueron recogidas por Olga Roselli, profesora de Historia y docente en las escuelas del Noroeste chubutense y en la vecina localidad. Su trabajo fue publicado en la revista especializada en Ciencias Sociales “Pueblos y fronteras de la Patagonia Andina” en octubre del 2000. La investigadora afirmaba que “la lejanía de los centros de poder, la diversidad de nacionalidades, más el éxito del emprendimiento de Otto Tipp, dio origen” a la proclamación de la independencia, “episodio insólito que sucedió en la zona, en esa época debido a la negligencia de las autoridades argentinas y al aislamiento del valle del resto del país”. Roselli citó a otro estudioso que ya se había ocupado del tema: César Vapñarsky.

Cabe preguntarse quiénes fueron los protagonistas de la frustrada asonada. La docente repasó sus orígenes: “Con el transcurso del tiempo llegan nuevos pobladores al valle, que si bien vienen por la vertiente del Atlántico, son de diferentes nacionalidades, conviven así españoles, franceses, libaneses, quienes se suman a los anteriores habitantes, reproduciendo en parte el proceso en el que está inserto el país”.

Explica su trabajo, que se denomina “La proclamación de El Bolsón como república independiente”, que “entre los primeros habitantes que poblaron el valle, se destacaba don Otto Tipp, quien fue uno de los que comenzó con las plantaciones de cebada y lúpulo, con el fin de producir cerveza y a quien en la guía de 1912 recomiendan visitar por la forma gentil como recibe a los forasteros”.

Enseñaba la docente que “O. Tipp fue un poblador que, según la transmisión verbal, era un hombre que tenía buen sentido del humor, era un ‘alemán jocoso’ además de ser el organizador de la fábrica de cerveza, centro de reunión de la comarca y según algunos relatos ‘... tomar cerveza ahí no era cosa de una hora o dos... bebían durante uno, dos o tres días... era una farra corrida... donde se entretenían con las diversiones del campo chileno, las ‘topeadura’, los ‘chanchazo’” y demás.

Presidente y gabinete

Según Roselli, Vapñarsky recogió en el libro titulado “Pueblos del Norte de la Patagonia: 1779-1957”, una anécdota que fue publicada en un diario regional en 1968: “... La inmensa mayoría de la población provenía de Chile, y de allí llegaban las provisiones y el contacto con el resto del mundo. Cultura 14 12

Esto llevó a un grupo de habitantes... a dar forma a una idea: la proclamación de la República de El Bolsón”.

Comentaba el investigador que “designaron presidente y también integraron un gabinete. Esta idea que hoy nos resulta risueña, no lo fue tanto para las autoridades argentinas, que enteradas tiempo después del hecho, y ante la posibilidad de que peligrara la soberanía nacional debido a la particular conformación de la población decidieron intervenir. A tal fin despacharon un grupo militar que no llegó a actuar, ya que la República, se había extinguido por sí sola”.

La profesora Roselli indicaba que “sobre este episodio muchos tienen referencias, aunque difieren en la explicación dada anteriormente; ya que se le da carácter de broma colectiva y se afirma que la procedencia de Chile de los principales protagonistas no tuvo peso en el mismo porque la población que vivía en este lugar no dudaba de la pertenencia del mismo al Estado Argentino”.

El historiador bolsonense y descendiente de antiguos pobladores, Félix Merino, sostuvo que “fue Tipp quien en estas tertulias (que obviamente se originaban con la reunión de los que acudían a tomar cerveza), comienza a hablar acerca de la necesidad de fundar una república en El Bolsón y empieza a elaborar cómo conformar el gobierno que esta república -que se inicia como una diversión- aunque se sabe que detrás y en el fondo de cada broma hay una parte de verdad”. ¿Y si hubiera prosperado?

Si alguien sabe de ovejas y de hacienda…

La cita que sigue es muy ilustrativa: “contaba mi padre -el de Félix Merino- que por ejemplo el ministro de Hacienda sería Pascual Sabalsa, un vasco que criaba ovejas por la zona de Ñorquinco, que precisamente cuando el Estado interviene mandando un piquete militar por este conato de república y de interpretación independentista que se hizo en ese momento, que venía más bien en carácter de expedición punitiva, al momento de entrevistar a Pascual Sabalsa le dicen: ‘Así que vos eras el ministro de Hacienda de la república, ¿y qué carajo sabés vos de manejar hacienda?”

“Y Pascual Sabalsa -evocaba la profesora Roselli-, en una contestación típicamente vasca le dice: ‘Joder tú, porque de aquí a Tierra del Fuego si hay alguien que sabe de ovejas y hacienda soy yo”. Más allá de la hilaridad que provoca el relato, la investigadora decía que Merino “continúa afirmando que eso fue una cosa bastante simple, que sirvió un poco para congregarlos y reunirse en tertulia alimentando cierta fantasía, de hombres que vivían en un lugar en el que estaban totalmente desvinculados del resto del país, cuyos problemas reales eran los grandes distancias a cubrir para obtener los elementos que necesitaban”.

Para la docente “esta primera conformación de gobierno regional, que no pasa de ser una broma colectiva, le da a Otto Tipp el carácter de presidente, no en vano es el dueño de la cervecería, quien nombra a sus ministros, proclama a sus vecinos ‘ciudadanos bolsonenses’, los participantes de esta conjura se saludan cada vez que se encuentran de acuerdo al cargo que se dieron ¡buenos días señor ministro! ¡Buenos días señor presidente!”.

Según pudo establecer la investigadora, “esto sólo duró unos días, se supone que para todos los participantes esta situación fue sólo una broma de amigos motivada por la soledad y el exceso de cerveza, tanta que no se pudo determinar la fecha exacta en la que sucedió”. Lo cierto es que “la misteriosa desaparición de Tipp, años después, cuando realizó un viaje a Chile” termina por darle al episodio un costado dramático.

La investigación sostiene que “algunos suponen que enfermó y murió allí, otros que lo mataron en el viaje, los más que lo hicieron desaparecer por el interés en sus tierras”. Pero el hecho, “hizo que tomase más importancia ese evento, por su participación en el mismo”. La secesión no prosperó pero dejó una huella indeleble en el recuerdo de los más antiguos vecinos de El Bolsón.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Facebook
Seguinos en Instagram