Sociedad
08/08/2019

La Olla ambulante continúa alimentando a muchísimas personas en situación de pobreza

La Olla ambulante continúa alimentando a muchísimas personas en situación de pobreza

Sandra Galván es la vecina que se pone al hombro este proyecto en el que, junto a un equipo de personas, logran repartir cerca de 1.000 porciones de alimento por semana. La difícil situación económica hace que sean muchas las familias que no pueden tener un plato de comida cada día y, pese al gran esfuerzo que realizan día a día, la triste realidad es que no es suficiente para sostener la demanda de miles de personas que no tienen para comer.

“Yo sufro cuando veo a la gente revolviendo la basura, niños pidiendo en supermercados, entonces dije por qué no ayudar, si puedo pedir ayuda. Intenté, lo logré, y acá estamos” contó Sandra Galván en diálogo radial con Marcela Cabral, conductora del programa A Contramano que se emite a través de la 93.7.

Contó que la iniciativa comenzó a partir de una publicación que realizó en Facebook, a la que se sumaron más personas con ganas de ayudar: “tengo un grupo de amigas ahora que las conocí por Facebook cuando publiqué mi idea. Empezamos a cocinar en mi casa, pero como yo vivo en un departamento es medio difícil porque hay que cocinar con ollas grandes. Así que ahora lo hacemos con la ayuda de los merenderos, usamos esa cocina y cocinamos ahí. También cocinamos en casas de vecinas desde donde se traslada la comida a los lugares a los que hay que ir”.

Por semana, logran repartir cerca de 1.000 porciones a familias de distintos barrios de la ciudad. Sin embargo, Sandra detalló que el esfuerzo que realizan no alcanza a cubrir la demanda de todas las personas que necesitan ayuda: “tratamos de hacer algo con lo que tenemos, pero la verdad que es que no alcanza. Son los mismos vecinos los que nos ayudan, no gente de arriba, ni tampoco políticos. Si falta ponemos de nuestro bolsillo. Ahora se están acabando todas las donaciones y hay mucha gente que está pidiendo. Es muy difícil cargar esto, lo que yo les digo es que si tienen ganas ayudar lo hagan de corazón, y no por una foto o un voto. Yo no quiero ponerme la bandera de nadie. Si yo tengo el corazón abierto para otras personas que ellos también lo tengan”.

Comentó además, con mucha tristeza, cómo la labor que lleva a cabo es muy difícil de sostener cuando juega lo emocional: “la gente viene con necesidad. Me encontré con una realidad en la que llegaba a mi casa y lloraba. No pensé que iba a ser tan pesado este proyecto, pero me tengo que comprometer a seguirlo”.

“Una persona del ámbito político me pasó su número y aún estoy esperando que me conteste” señaló Sandra, a la vez que contó que hace poco organizaron un evento al que fueron muy pocas personas. Todo esto hace que el proyecto sea cuesta arriba. Sin embargo, Sandra no se rinde.

Se pueden hacer donaciones

Tal como señaló anteriormente, Sandra se maneja a través de la red social Facebook en la que realiza publicaciones donde va contando qué necesitan. Señaló: “estamos complicados con movilidad. Por favor si tienen las posibilidades de ayudarnos les pedimos que nos acerquen las cosas. Tenemos dos puntos para recibir donaciones, uno es en mi casa, que es en el centro, y otro en el Frutillar”.

El número de teléfono de Sandra es 11 36419588, y también es posible comunicarse con Liliana al 154211169, otra vecina que forma parte del equipo.

“Alimentos no perecederos, alguna carnicería, estaría bueno que pudieran donar para que vayamos variando los menús. Yo le agradezco a toda la gente que nos ayuda en esto. Tratamos de que sea un grupo organizado y ponemos de corazón un tiempo para la gente que nos necesita”, finalizó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas