Sociedad
23/05/2019

Repudio al comienzo de la Campaña al Desierto

El 25 de mayo de 1879, las tropas del Ejército Argentino tomaron posesión de Choele Choel, histórico enclave estratégico del pueblo mapuche. En 2019 se cumplen 140 años de ese episodio, que marcó el comienzo de la Campaña al Desierto. A través de un eufemismo, la discutible denominación quiere disimular el genocidio que sufrieron los pueblos mapuche y gününa küna.

Para ejercitar la memoria, contar nuestra verdad y demandar justicia, el Espacio de Articulación Mapuche y Construcción Política (EAM) convoca a participar de la jornada de repudio que organizó para el próximo sábado (25 de mayo), con la consigna “A 140 años, ¡Petu mongeleiñ!”

La actividad constará de tres momentos.

Desde las 14.30 convocamos a participar de una marcha en la plaza que homenajea a Francisco Moreno (Diagonal Capraro y 12 de Octubre). Nos detendremos en las calles de Bariloche que homenajean a quienes perpetraron el genocidio y a sus inspiradores, para confiarle al conjunto de la sociedad sus respectivos prontuarios. La caminata estará jalonada con intervenciones artísticas y se dirigirá hacia la Plaza de los Pañuelos y Pu Kultrung, cuyo nombre oficial es todavía Plaza Expedicionarios al Desierto.

Desde las 18, en la sala del Concejo Municipal, expondrá la doctora Diana Lenton, antropóloga y codirectora de la Red de Investigadores en Genocidio y Política Indígena. Su charla tendrá como título “Reflexiones compartidas sobre el genocidio y la violencia, a 140 años”.

Desde las 21, la jornada cerrará artísticamente en la Escuela Municipal de Arte La Llave, con la participación de Rodolfo Cancino (canción popular), Débora Sansó Neculman (danza contemporánea) y Fran Kawell (rock del campo). Los artistas también compartirán trabajos audiovisuales.

No solo la memoria de nuestros mayores quedó habitada por los horrores del genocidio. En 1880, Aristóbulo del Valle acusó en el Congreso de la Nación:

"Hemos tomado familias de los indios salvajes, las hemos traído a este centro de civilización, donde todos los derechos parece que debieran encontrar garantías, y no hemos respetado en estas familias ninguno de los derechos que pertenecen, no ya al hombre civilizado, sino al ser humano: al hombre lo hemos esclavizado, a la mujer la hemos prostituido; al niño lo hemos arrancado del seno de la madre, al anciano lo hemos llevado a servir como esclavo a cualquier parte; en una palabra, hemos desconocido y hemos violado todas las leyes que gobiernan las acciones morales del hombre".

Quiere decir que ya en forma contemporánea, se sabía que el Estado estaba cometiendo crímenes de lesa humanidad. ¡Ninguno prescribe! A 140 años, ¡Petu mongeleiñ!

Espacio de Articulación Mapuche

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas