El SOYEM da su apoyo a los CAAT

Hace poco más de un año - el 25 de noviembre de 2017 -, Rafael Nahuel moría asesinado tras recibir un disparo por la espalda. Quedaron truncos su presente y todos los sueños de un pibe de 22 años que, aunque perteneciente a uno de los tantos barrios de Bariloche desprotegidos por el Estado, los tenía. Y había comenzado recién a perseguirlos…

Rafita, como lo conocíamos, pertenecía a los programas municipales de jóvenes y, además, había comenzado a militar sus raíces mapuches. Fue en defensa del territorio ancestral en la Pu Lof Lafken Winkul Mapu donde las fuerzas de seguridad que dirige la ministra Patricia Bullrich lo desplomaron en el suelo para provocarle, un rato después, la muerte. La bala salió de arma del cabo Francisco Javier Pinto, del grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina. Aún su familia y gran parte de la comunidad esperamos Justicia.

Durante todo este año, desde el CAAT N º8, dependiente del área de Promoción Social de la Secretaría de Desarrollo Social, Deportivo y Cultural de la Municipalidad de Bariloche, se acompañó a su familia afectivamente y desde la contención, teniendo en cuenta además que el trabajo territorial de los CAAT radica en promover y velar por el cumplimiento de los derechos, muchas veces, vulnerados y otras tantas denegados.

Trabajadores y trabajadoras municipales acompañamos el pedido de justicia en cada marcha y en distintos ámbitos. Y fue justamente, en ese contexto, en la marcha del 26 de noviembre de este año, cuando uno de nuestros compañeros del CAAT Nº 8 fue golpeado brutalmente por efectivos policiales, privándolo además de su libertad.

Desde SOYEM Bariloche, ya hemos expresado, y lo reiteramos, nuestra solidaridad con el compañero, pero también queremos manifestar públicamente nuestro absoluto repudio a este nuevo avasallamiento por parte de las fuerzas de seguridad que, lejos de proteger a la ciudadanía, ejercen ostentación de poder amparándose en el uniforme y en las políticas que este gobierno nacional quiere implementar a cualquier precio, incluyendo la vida.

Como representantes de los compañeros y compañeras municipales, avalamos y destacamos el trabajo comprometido desde los CAAT para con las familias en estado de vulnerabilidad social, fundamentales en situaciones como la que atraviesa la familia de Rafael Nahuel, devastada por el asesinato de su hijo y en una interminable espera de justicia.

No aceptamos que el Estado suspenda o delegue sus funciones de contención frente al avasallamiento de los derechos de las personas y sus familias, y recordamos que es obligación de los representantes del gobierno ser garantes de los derechos humanos.

Exigimos, una vez más, justicia por Rafael Nahuel y reiteramos nuestra solidaridad con el compañero municipal al que, por la fuerza, también vulneraron sus derechos.

SOYEM Bariloche - Por la unidad de lxs trabajadorxs.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook