INVITAN A RESPONDER UNA BREVE ENCUESTA

| 21/05/2024

Los perros en Bariloche y la peligrosidad de los parásitos que pueden trasmitir a las personas

Los perros en Bariloche y la peligrosidad de los parásitos que pueden trasmitir a las personas
Foto Facundo Pardo
Foto Facundo Pardo

La problemática de los perros en Bariloche sigue sin encontrar una solución. Va mucho más allá del abandono y el peligro por mordeduras. Si no se tienen los recaudos necesarios, hay parásitos que además de contagiar a otros animales, pueden transmitirlos a las personas.

El Laboratorio de Parasitología de la Universidad Nacional del Comahue- CONICET, continúa luego de la pandemia, trabajando en la temática y ahora, como parte de una tesis doctoral, lanzaron una encuesta.

Piden a la gente, tengan o no perros, que se tomen cinco minutos para responderla y así poder sumar información indispensable, que luego será aplicada en su abordaje.

El Cordillerano dialogó con el doctor en Biología Gustavo Viozzi, investigador independiente del Conicet y profesor de la UNCo-Bariloche, quien trabaja en INIBIOMA (Conicet-UNCo) para hablar de la problemática de los perros en nuestra ciudad.

Entre el 2015 y el 2020 tuvieron la iniciativa de hacer un censo en territorio, recorriendo distintos barrios de Bariloche para estadísticamente, tener cifras aproximadas de la cantidad de perros que había y los que tenían libre acceso a la calle. En ese momento llegaron a la conclusión de que había 60.000 perros en la ciudad y que en Nahuel Hue y Nuestras Malvinas se concentraba la mayor cantidad.

“Después de 10 años estamos volviendo a relevar pero de otra manera, con una encuesta que muchísima gente está respondiendo y pedimos que se siga compartiendo”, explicó.

La universidad hace docencia, investigación y extensión. “Ahora estamos enfocados en toda la provincia, cuando comenzamos a trabajar el tema de los perros, por medio de un proyecto de extensión”.

La idea había nacido por docencia. “Nosotros empezamos a dictar parasitología, teníamos que dar métodos de análisis parasitológicos en heces y decidimos hacerlo con los alumnos”.

Así comenzó a aparecer una variable muy grande de parásitos. “Era algo insospechado, como no había datos, decidimos explorar qué estaba pasando y empezamos a tomar muestras de caca de perros en distintos barrios”.

Lo esperado era que en los que cuentan con menos servicios y mayores carencias, tenían muchos más perros con parásitos y es lo que sucedió. “Esto es por varias razones, una son los cuidados que se tienen con los perros porque generalmente son costosos y hay gente que no cuenta con los recursos para hacerlo”.

“Otro motivo es que en los barrios más vulnerados muchos no tienen un cerco perimetral adecuado del terreno, eso hace que el perro ande por la calle, coma lo que encuentre, chupa, come y olfatea la caca de otros infectados y se vuelve a infectar, es un círculo que no se detiene nunca”, detalló.

Mucha gente cuenta con un patio cerrado pero de todas maneras lo deja en libertad para que haga sus necesidades en el barrio. “El que está libre generalmente está parasitado y el que está confinado no, esa diferencia se ve en los barrios y es lo que genera las diferentes parasitosis” aseguró Viozzi.

El doctor en Biología Gustavo Viozzi, investigador independiente del Conicet y profesor de la UNCo-Bariloche. Foto Garay Matías 

 

Transmisión a personas

Algunas de estas parasitosis se pueden contagiar a la gente. “Los perros tienen determinados parásitos que los comparten entre ellos pero no a las personas pero hay algunos, nosotros particularmente encontramos dos que sí”.

“Uno de ellos es un gusano cilíndrico del intestino es muy prevalente en muchos perros de la ciudad y puede trasmitirse a las personas, la larvita del parásito en las gente va migrando y produce lo que se llama Síndrome de larva migrans.”

“Es difícil diagnosticarlo y a veces se confunde con otras enfermedades pero es más típico de zonas cálidas, por suerte en Bariloche el clima no favorece el desarrollo de ese parásito”, dijo.

Pero hay otro que es muy peligroso: “Es el parásito que transmite la hidatidosis, una enfermedad que era típica de campo y ahora se está dando en la ciudad”. El perro solo se lo puede contagiar comiendo vísceras crudas de ovejas infectadas con los quistes. “En los barrios más periféricos tienen una relación más directa con el campo, o las traen o tienen parientes a los que van a visitar algunos días, llevando a sus perros”.

Este parásito sí representa un enorme peligro. “Esto despertó un alerta en Salud Pública de provincia, en ese momento con ellos hicimos desparasitaciones en los barrios, principalmente en el Nahuel Hue y Malvinas”.

Luego surgió la duda de qué era lo que estaba sucediendo en todo el ejido de Bariloche. Fue entonces que con el equipo de estadísticas de la UNCo, diseñaron un muestreo. Fue un trabajo enorme que involucró a muchas instituciones y estudiantes, “con el hospital y sus centros de salud, escuelas, Salud provincial, Parques Nacionales y otras”.

500 mordeduras por año. Foto Garay Matías 

Al comenzar con las encuestas en toda la ciudad se encontraron con otra enorme sorpresa. “Cuando le preguntábamos a la gente si había sido mordida por un perro, una cantidad muy importante decía que sí”.

Alertados por este descubrimiento se fueron entonces a revisar los registros de la guardia del hospital "Dr. Ramón Carrillo". “En ese momento se detectaron unas 500 entradas anuales, lo que significaba que más de una persona por día, sufría un ataque de un perro”. Esto sucedió entre el 2015 y el 2017.

“En el barrio Nueva Jamaica hubo casos de personas que estuvieron internadas en terapia intensiva por mordeduras de perros, uno se va metiendo en el problema y va encontrando otros, es una temática con muchas aristas y eso la hace muy difícil de abordar”, afirmó.

Son muchos los que deberían aumentar su accionar tomando en cuenta la gravedad del tema. “El municipio con mayores castraciones, salud con desparasitaciones, atender con personal especializado las denuncias por mordeduras”.

La responsabilidad y los cuidados de quienes tienen perros y el abandono y desidia de otros que los abandonan. “Las rescatistas y ONG no dan abasto porque es todo voluntariado, le dedican tiempo de su vida personal pero tienen un límite de recursos”.

Hicieron muchos talleres con docentes y alumnos en las escuelas. “Durante un año trabajamos con la comunidad de la 324 porque habían tenido problemáticas de perros que habían entrado al edificio y mordido a chicos”.

“Los estudiantes hicieron algo genial de relevamiento de los perros, juntaron heces y las trajeron a la Universidad a hacer los análisis parasitológicos, se engancharon en una feria de ciencia que fue presentada a nivel local y ganaron, luego a nivel provincial y también, finalmente la presentaron en Buenos Aires donde obtuvieron una mención especial”. Eso fue en 2019.

Viozzi dijo “nosotros somos un grupo reducido de personas en la UNCo y además de los proyectos de extensión, tenemos compromisos en la docencia e investigación”. Son 3 investigadores, dos becarios y suman estudiantes, "pero es difícil coordinar horarios y actividades y sostenerlo en el tiempo cuando todos tienen otras responsabilidades”.

Por eso lo ideal sería lograr que haya un grupo de trabajo estable, una oficina que de manera permanente se aboque a la problemática. “Que sea multidisciplinaria con veterinarios, biólogos, médicos, estadísticos para analizar datos y personal para hacer seguimientos”.

 

Encuesta

Ya está disponible la encuesta para conocer los hábitos y los parásitos de los perros, para entender mejor esta interacción. Comenzó a nivel local pero está abierta a personas de todo el país.

A partir de todos los datos que fueron surgiendo en Bariloche llegó la pregunta de qué estaba sucediendo en la provincia de Río Negro. “Tuvimos un becario, Luciano Ritossa que está haciendo su doctorado con ese tema y con él tomamos muestras en distintas ciudades para ver las parasitosis de esos perros y conteos en las ciudades y dio también que la hidatidosis estaba presente”.

Además del interés de que la gente participe, está como premisa el despertar la toma de conciencia y que se contagie una mayor responsabilidad al tener un perro de animal de compañía.

Para completar la encuesta deben ingresar al siguiente link: https://forms.gle/FeGHG77FDNyfyBA37.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias