EL GRUPO NO ME OLVIDEN ESTRENA EN EL FOYEL

| 22/02/2024

“Agua de Luna”, una obra familiar que aborda el bien común y los territorios

“Agua de Luna”, una obra familiar que aborda el bien común y los territorios
Obra "en tono de comedia" que hace pensar.
Obra "en tono de comedia" que hace pensar.

El elenco se originó en Teatro por la Identidad Bariloche y procura llevar el arte dramático a lugares no habituales. Es una comedia que se basa en una leyenda mapuche.

En un espacio desusado para el teatro como el Viejo Almacén de El Foyel, No me olviden Teatro estrenará “Agua de Luna”, un espectáculo para toda la familia que, desde una leyenda de origen mapuche, aborda la problemática que rodea a la preservación del bien común esencial, además de la defensa de los territorios. La cita se pactó el próximo sábado (24 de febrero) a las 20, en el histórico emplazamiento de la vecina localidad (km 1960 de la Ruta 40).

Hizo las veces de interlocutora ante El Cordillerano Jessica Hernández, integrante del elenco. “Es una obra de teatro familiar en tono de comedia”, introdujo. “Está basada en una leyenda de esta tierra y transcurre en el espacio estelar, habla sobre los astros mayores de la Vía Láctea, su relación con la Tierra o Ñuke Mapu, como la llamamos en mapudungun”. La trama pone el acento en “su importancia en cuanto a la formación de las aguas dulces en nuestra región andina. Nos parece primordial que además de ofrecer una experiencia teatral podamos compartir un mensaje sobre la urgencia de cuidar este elemento vital”, explicó.

“No me olviden se conformó en 2022, de la mano de Teatro por la Identidad, para cuya instancia se creó La sangre tira”, historió Jessica. “La obra trata sobre la lucha y la búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo y en su momento, fue presentada en la Escuela Militar de Montaña, acompañada por la Secretaría de Derechos Humanos de Río Negro”, mencionó. “El año pasado el grupo incorporó nuevos participantes”.

En efecto, el elenco sumó “un músico actor y una actriz, además de quienes colaboran con iluminación, vestuario y otras labores técnicas”, compartió la integrante del grupo. “Si bien tenemos la ventaja de contar con nuestro espacio de creación, el Teatro Paico, todo se realiza de manera autogestionada, colaborativa y con recursos sencillos. Hoy somos cuatro personas actuando en escena, más la directora”, detalló.

Se trata entonces de Gabriel Cellone, Elizabeth Acevedo, Yanine Albornoz y de la propia Jessica, además de Elena Navarro en la dirección. Que el estreno se produzca en un lugar desusado tiene su explicación: “la idea de llevar teatro a lugares no convencionales surge a partir de la inquietud de Elizabeth, quien planteó en la reflexión grupal la problemática que enfrentan muchos grupos teatrales a la hora de presentar sus obras, ante la dificultad de buena parte del público de acceder al teatro”.

A partir de ese diagnóstico, No me olviden “busca llegar a lugares lejanos, donde las personas quizá no han tenido muchas posibilidades de presenciar algún hecho artístico. Concretar esto para nosotros tiene un gran valor, representa nuestra postura sobre las reivindicaciones populares y el respeto a los derechos humanos”, proclamó. El estreno de “Agua de Luna” se hará en el Viejo Almacén porque “es un lugar paradigmático en la lucha que se está dando por la soberanía en lago Escondido, sobre todo desde el ámbito de la cultura”.

En cuanto a su desempeño personal, “mi personaje se llama Collipal y representa el lucero o planeta Venus”, presentó Jessica. “Simboliza una cierta dualidad en varios sentidos, sobre todo porque se observa tanto al amanecer como por la noche. Como todos los personajes está antropomorfizado y vive experiencias humanas, aunque es un astro. Es algo infantil e ingenuo, le gusta la diversión y el juego. Le tocará poner alegría y amistad entre sus pares, pero también crecer y aprender de sus acciones”, redondeó.

En particular, “para la directora el énfasis está puesto en el alma humana, en la intención de transmitir las emociones que surgen frente a las disyuntivas de los acontecimientos”, compartió la actriz. “También es fundamental la comunicación con el público, que las actuaciones tengan una energía que logre llegar a través de las palabras, los gestos y las interacciones entre los personajes”, señaló.

Según los pasajes, “la obra tiene un sentido o argumento más racional y otras veces, se trata solo de transmitir la consecuencia, la recepción y la devolución de los personajes. El teatro es principalmente la presencia, el aquí y ahora con el público, algo que tiende a desaparecer en nuestros tiempos”, sostuvo Jessica. “Agua de Luna tiene un contenido vital y territorial porque habla de la formación de las aguas y su trascendencia para el sostenimiento de la vida. De forma indirecta” también aborda “la defensa de los territorios, seres y pueblos ancestrales que aquí habitamos”, definió. Teatro localmente situado, podría decirse…

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias