Sociedad
29/07/2020

El padre Pepe repasó la historia de Emaús

El padre Pepe repasó la historia de Emaús
Foto de archivo.

En el marco de los 12 años del Hogar Emaús, el Padre José María “Pepe” Lynch, dialogó con Antonio Zidar, durante el programa El Expreso Periodístico de El Cordillerano Radio.

Repasando el origen del hogar contó: “Estábamos en el comedor de la Inmaculada, recién llegaba en el 2007 y nos preocupaba la gente que estaba en la calle con el frío y las nevadas. El problema era donde nos podíamos juntar”.

Un 29 de julio de 2008, se abrieron las puertas en un salón de los Talleres Dinara, sobre la ruta 40, funcionando desde las 20 horas hasta las 8 de la mañana, luego surgió la posibilidad de contar con un terreno del Obispado. “Fue soñar con el espacio y el edificio y en el 2012 estábamos instalados. En el 2013 ya estábamos con funcionado las 24 horas”, comentó el padre Pepe.

Funciona con los aportes y el trabajo de operadores municipales y voluntarios y aloja a personas en situación de calle, que en su mayoría sufren una adicción al alcohol.

“El alcohol es veneno y la cirrosis puede ser galopante”, sostuvo haciendo referencia a la problemática y agregó: “Algunos entregaron sus vidas pero acompañados por nosotros”.

“Tuvimos vínculos de unión con muchas familias que se reencontraron con sus seres queridos antes de morir y muchos que volvieron con sus familias y ha sido un milagro maravilloso”, relató.

Actualmente quienes asisten al hogar participan de talleres de arte y oficios e incluso van a la escuela.

Pandemia de Coronavirus

Pepe calificó al alcoholismo como una “pandemia” a la que se suma de la de Coronavirus. En este contexto relató: “Si los muchachos salían a la calle iban a estar en contacto con el virus, así que a más de treinta se les propuso no salir. Formamos dos casas, se duplicó el personal y contamos con la ayuda del equipo de prevención de adicciones del municipio”. Además aclaró que no todos se quedaron por no poder superar la abstinencia provocada por su adicción.

“Hubo que duplicar las actividades, hasta tienen clases vía Zoom”, explicó.

Hipotermia

Consultado por la notable reducción en los casos de muerte por hipotermia de las personas en situación de calle respondió: “Tenemos que reconocer que esto se paró. La posibilidad siempre está porque muchos pueden no llegar a sus casas o al propio hogar. Pero no es una cuestión masiva, tenemos que saber que no se muere nadie de hipotermia, siempre van a encontrar un refugio para ellos”.

Por ultimo destacó que actualmente no pueden recibir gente que esté en contacto con otras personas por la cuarentena. “El pastor evangélico de la calle Vilcapugio abrió sus puerta y ha organizado el servicio que habíamos prestado nosotros y ahora no podemos dar. Dieron un paso maravilloso con la ayuda la gente en situación de calle”, concluyó. LA NOTA COMPLETA.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas