Cultura |

HALLAZGO EN LA BIBLIOTECA NACIONAL DE CHILE

29/05/2020

Postales que tienen más de 80 años reflejan el Cruce de los Lagos

Postales que tienen más de 80 años reflejan el Cruce de los Lagos
Río Petrohue, Garganta del Diablo

Recientemente, la entidad del vecino país “subió” a su versión digital un catálogo que se integra con miles de tarjetas postales. Entre ellas, un puñado corresponde a imágenes de Puerto Blest y la tradicional excursión.

Lástima que no sabíamos de las postales que hoy reproducimos cuando algo más de 20 días atrás, reseñamos el recorrido que en 1916, hiciera Ada María Elflein desde Puerto Varas hasta Bariloche, por el actual paso Pérez Rosales. Las fotografías con que este cronista se topó días atrás, se obtuvieron entre 1930 y 1940, es decir, bastante después del periplo que ensayara la periodista de Buenos Aires. Pero convengamos que por entonces, el medio ambiente y las construcciones no cambiaban a un ritmo tan vertiginoso como el actual.

Las que publica hoy El Cordillerano forman parte de una nueva colección de la Biblioteca Nacional Digital de Chile, que suma 2.638 postales. Las tarjetas se publicaron en el vecino país entre 1895 y 1960 y obedecen a diversas técnicas fotográficas. Desde ya, corresponden a distintos lugares al occidente de la cordillera, pero encontramos unas pocas que recrean el periplo que trasladara Elflein a sus crónicas, en particular, el trayecto desde Peulla hasta Puerto Blest.

A título de contexto, afirma la BND de Chile que “la primera postal fue puesta en circulación en 1869 por la administración de Correos de Austria-Hungría. A fines del siglo XIX, la Unión Postal Universal reguló el formato de las postales en 9×14 centímetros y, algunos años después, surgió la moda de intercambiar tarjetas postales en Europa”. Las que reproducimos en esta reseña forman parte de la colección Carlos Cornejo, que además se integra con “306 imágenes contenidas en álbumes, vistas estereoscópicas y otras de gran interés histórico”.

La entidad adquirió la colección en 2015 a su poseedor, residente en Brasil. Desde entonces, “comenzó a ser trabajada en el Archivo Fotográfico y Audiovisual de la Biblioteca Nacional a partir de enero del año 2016 cuando se realizó la primera descripción de sus componentes. Las postales fueron entregadas en cajas especiales organizadas por ubicación geográfica (regiones y ciudades) y por temas específicos, con una numeración asignada por el coleccionista que fue conservada durante el procesamiento técnico para mantener el contexto original”. De ahí los números que aparecen al pie de las postales.

Cascada Los Cántaros en Puerto Blest.



Mora y Karl Stroh

Informa la institución trasandina que “la catalogación detallada de cada postal se realizó consignando elementos como los lugares geográficos, su materialidad, autores y editores de las mismas. En este sentido, la colección da cuenta de la amplitud que tuvo la creación de postales en Chile ya que es posible encontrar una amplia variedad de trabajos de distintos fotógrafos y editores dentro de la colección, dentro de los que destacan Hans Frey, Carlos Brandt, Carlos Kirsinger y Enrique Mora”. Además de al último, las que traemos a colación tienen como autor a Ernst Karl Stroh.

Para interesados e interesadas en técnicas de rescate, sumemos que “el proceso de digitalización se realizó postal a postal considerando tanto el anverso como el reverso de cada una, ya que muchas de ellas contenían información relativa a la fecha y ubicación geográfica del envío, además de textos y dedicatorias. El procesamiento completo de la colección para su publicación en Biblioteca Nacional Digital tomó aproximadamente, 3.511 horas, considerando dos etapas de catalogación”, destaca la información.

“Una vez concluidos estos procesos y tras los controles de calidad que son parte habitual de los procedimientos de Biblioteca Nacional Digital, los documentos fueron cargados para su difusión en Biblioteca Nacional Digital”, completa la explicación. Desde la perspectiva barilochense y turística, la serie interesa como reconstrucción visual de uno de los sitios más emblemáticos del Parque Nacional y de la tradicional excusión Cruce de los Lagos.

Son visiones similares a las que inspiraron a Ada María para sus crónicas en “La Prensa”, de Buenos Aires. La joven colega arrancó el cruce desde Puerto Varas y luego de ofuscarse un tanto en el lago Llanqihue, se dejó maravillar por la magnificencia de las montañas. Luego de navegar por el lago Todos los Santos y deslumbrarse con el cerro Techado, descansó a gusto en el hogar de un empresario de Peulla. Y cuando divisó las aguas del Nahuel Huapi en Puerto Blest, volvió a sentirse en casa.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas