Judiciales |

ADUJO QUE ENCONTRÓ A LA VÍCTIMA ROBANDO EN SU CASA

01/11/2019

Seguirá detenido el acusado por tentativa de homicidio

Seguirá detenido el acusado por tentativa de homicidio
Por: Mariano Colombo

Guillermo Leonardo Jaime (28) prefirió no declarar, tras ser acusado de intentar asesinar a su vecino mediante un severo golpe en la cabeza, al parecer con un hacha. A través de su defensor oficial, sin embargo, explicó que fue golpeado y atacado por la víctima, cuando la encontró dentro de su casa perpetrando un robo.

El hecho ourrió el pasado sábado, en la intersección de las calles Prafil y 9 del barrio 29 de Septiembre. Junto a otro sujeto, que aún no fue identificado, agredieron a Eduardo Romeo Esquiza (42), propinándole una golpiza y severos golpes con un hacha o machete en la cabeza, ocasionándole severas lesiones que al día de hoy lo mantienen en estado crítico. La fiscal Betiana Cendón y el adjunto Marcos Sosa Lukman, adjundicaron a Jaime el delito de tentativa de homicidio en calidad de coautor.

Dijeron los investigadores que encontraron un gran temor en la vecindad en relación al aporte de datos para el esclarecimiento del hecho y en función del trabajo en el barrio lograron un par de testimonios reveladores para sostener la acusación. Pero el temor de los vecinos y la necesidad de protegerlos, obligó a las autoridades judiciales a mantener en reserva su identidad.

Describió la fiscal Cendón que el caso inició con el llamado de una vecina al 911, luego de que una persona totalmente herida y ensangrentada, arribara a su vivienda, sin siquiera poder hablar. Había sufrido una tremenda lesione en el cráneo y en el rostro, presumiblemente con un hacha o un machete, que llegó hasta el hueso maxilar y provocó la pérdida de masa encefálica.

Tras la intervención policial, el herido fue trasladado de urgencia al Hospital Zonal, en donde permanece internado en estado crítico. MIentras tanto en el lugar del hecho se intentaba obtener las primeras pruebas del caso y se secuestró un hacha.

Luego de una secuencia que detalló la fiscalía en sus argumentos, dos testigos de identidad reservada aportaron elementos relevantes. Los dos escucharon ruidos, ladridos y gritos y cuando observaron por las ventanas de sus viviendas descubrieron la agresión o el momento inmediato posterior a ella.

Una testigo dijo haber visto el momento exacto en que el acusado agredía a esquiza con el hacha en la cabeza. Su relato fue tan categórico que aseguró como un chorro de sangre salpicó la pared. Un segundo testigo del hecho explicó que vio a Esquiza ensangrentado y escapando y al acusado en su persecusión.

La mujer dijo además que su pareja ese día estuvo con Jaime, a quien visitó para devolverle un dinero y lo encontró con las manos ensangrentadas y notó que una pared de la vivienda estaba totalmente manchada con sangre.

Horas después, las autoridades realizaron un allanamiento en el domicilio del acusado y lo detuvieron. Encontraron además una pared con pintura fresca, encima de las manchas de sangre.

La fiscalía recordó que Jaime tenía otra causa en trámite por los delitos de lesiones, daño y amenazas, en una ocasión en la que se desató un incendio en su barrio y terminó agrediendo a varios de sus vecinos.

Además, en otra causa obtuvo una suspensión del juicio a prueba, pero no respetó las condiciones que le impusieron para suspender el proceso, ya que no realizó las tareas comunitarias que debía.

En función una serie de argumentos, la fiscalía solicitó un plazo de cuatro meses de investigación y reclamó que el acusado permanezca detenido con prisión preventiva por el mismo plazo y solicitó además una autorización para realizar una pesquisa forense sobre el teléfono de Jaime, para asi intentar obtener información relacionada al caso y a la persona que lo acompañaba al momento del hecho, que aún no pudo ser identificada.

El defensor oficial Marcelo Alvarez Melinger explicó que su asistido llegó a su domicilio aquella mañana y encontró a su perra herida y con una lesión, para luego detectar la puerta abierta y a una persona en el interior de la vivienda. Dijo que Jaime fue agredido y reclamó una revisión exahustiva del acusado por parte del Cuerpo Médico Forense.

Sostuvo que la acusación fiscal había omitido mencionar que su asistido adujo ser victima de un robo y que los mismos testigos de identidad reservada habían avalado esa versión en sus relatos, cuestionó los fundamentos de la fiscalía para solicitar la prisión preventiva y reclamó que se imponga eventualmente al acusado la prisión domiciliaria y rechazó el pedido de inspección forense al teléfono secuestrado.

Finalmente el juez de Garantías Juan Pablo Laurence, aceptó la formulación de cargos y otorgó un plazo de cuatro meses para completar la etapa penal preparatoria, aceptó el dictado de la prisión preventiva por el plazo de cuatro meses. El magistrado otorgó un plazo de 24 horas al defensor para que responda si voluntariamente Jaime permitirá que su teléfono celular sea examinado por forenses y rechazó por prematuro el pedido de la defensa en relación a que se le aplique al acusado la prisión domiciliaria.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas