Cultura |

PAR DE VIERNES CONSECUTIVOS EN MOMA

30/10/2019

Dos Gorditas propone Almorzar de noche

Dos Gorditas propone Almorzar de noche
La Gordita… que dialogó con El Cordillerano. (Foto Tonny Romano)
Por: Adrián Moyano

La dupla que conforman Juan Alari y Andy Sakkal con la dirección de Virginia Fdel, repondrá “Con los egos llenos” con una variante previa: Coca y Zulema servirán cerveza artesanal y pizza como parte del show.

En el universo de Coca y Zulema, los horarios y rutinas son más que relativos. Este viernes (1/11) demostrarán la aseveración al poner en consideración de la gente “Almorzando de noche con Las Dos Gorditas”, renovada propuesta que detrás de los personajes tiene como animadores a Juan Manuel Alari y Andy Sakkal, bajo la dirección de Virginia Fdel. La cita se pactó a las 21 en MOMA (Traful 210 – Melipal).

Recientemente padre el primero de los actores, la charla con El Cordillerano se produjo con Sakkal. Como se recordará, el grupo estuvo de estreno en julio último. Desde entonces, “pasó de todo. Hubo mucho movimiento, estrenamos Con los egos llenos en el Nevadas (Internacionales de Teatro) y la volvimos a hacer poco tiempo después, las dos veces a sala llena”, señaló el actor y también rapero. “Después la volvimos a hacer hace poco en Villa La Angostura, en el teatro del hotel Bahía Manzano. Estuvo buenísimo y eso nos motivó a armar más cosas, por eso esta propuesta que se llama Almorzando de noche con Las Dos Gorditas”.


Alari y Sakkal, imperdibles.

Dupla inquieta y también reflexiva la que componen los actores. “Lo que quisimos fue armar una propuesta distinta que de algún modo, le haga frente a la salida típica de la cervecería. Uno ve que cuando la gente dice: ¿hacemos algo? Eso equivale a ir a una cervecería. Recién hablábamos en el programa de Marcela Cabral (Mano y Contramano, de lunes a viernes de 14 a 17 en El Cordillerano Radio) que eso es una construcción social. Si vos le dijeras a alguien de hace 50 años que hoy, lo que hace la gente los fines de semana es ir a una cervecería para tomar cerveza artesanal, diría: ¿cómo? ¿Y los asaltos, por ejemplo? ¿Qué pasó con todo eso? Entonces, siempre es una puja, una lucha de poderes. Hay que darle valor a cosas distintas”.

A partir de ese diagnóstico, “jodíamos con el ejemplo de Mahoma: si Dos Gorditas no van a la cervecería, que la cervecería venga a Dos Gorditas”, bromeó Sakkal. “Entonces, Coca y Zulema van a estar sirviendo pizzas y cerveza artesanal de Wesley, después va a estar la obra y en el medio va a haber intervenciones: Coca hace un tema y después sigue laburando, Zulema hace un tema y así. De repente, en algún momento se corta y se ve la obra completa. Una especie de cena show atendida por sus propias gordas (risas). Algo así… Es una cena show pero de noche, porque a las Dos Gorditas nadie las vio nunca de día, se despiertan a las 5 o 6 de la tarde, se empluman un poco y ahí salen afuera de la casa”, se río.

Buscarle la vuelta

La inquietud y la búsqueda de nuevas alternativas es sello distintivo de los muchachos. “Siempre estamos buscándole la vuelta para hacer algo diferente. Virginia (la directora) también trabaja en la producción de cosas como Bariloche a la Carta, el Nevadas, el FIMBA, así que entre los tres siempre estamos buscando la veta de innovar. Bariloche es una ciudad en crecimiento y me parece que lo que hagamos tiene que ver con lo que podamos hacer ahora. Hay jugadas que definen: supongamos que por algún motivo, esto que hacemos es furor y se instala que ahora en el teatro, el actor te sirve la comida… No sé, supongamos. ¡Surgiría laburo para todos los actores! Digo, nosotros siempre estamos tratando de conciliar el arte con el trabajo, unir esos dos mundos que a veces, en algunas discusiones generan contradicciones, como si con la pasión no se pudiera hacer guita. Nosotros queremos conciliar: queremos que sea un disfrute para nosotros y para el público, que sea artístico y al mismo tiempo, nuestro trabajo. Para eso, hay que ser creativo”, subrayó el artista.

Con apenas tres funciones a cuestas, quizás haga falta recordar que “Con los egos llenos, como dice el título, es una obra sobre el ego. Estos dos personajes, que se llaman Coca y Zulema, son dos mujeres que son pareja, tienen sus idas y venidas y entonces, hay que ver cómo el ego va drenándoles esa situación. Siempre juegan con que están frente al público más grande del mundo. Para ellas, aunque haya una sola persona, están en la cancha de River, entonces siempre quieren ganar protagonismo, todo el tiempo están peleando”, recordó Sakkal.

En un punto, “es lo que nos pasa con Juan, somos amigos y nuestra manera de llevarlo, es ponerlo en la escena (risas). Es lo que nos pasa en la vida real, entonces transformarlo en un asunto de Dos Gorditas es una manera de procesarlo de un mejor modo. Coca y Zulema tienen esta lucha perpetua por el ego que incluso, las lleva a separarse”, completó. “La obra tiene un despliegue interesante porque le quisimos poner todo aquello que nos gustaría ver a nosotros en una obra cómica, entonces tiene stand up, sus momentos de solo con Coca o Zulema, tiene música tocada y con pistas, donde cantamos y bailamos coreografías armadas al estilo Back Street Boys, te diría”, describió el actor.

La acción transcurre “todo el tiempo con micrófonos vincha, entonces podemos bailar y cantar al mismo tiempo, sin romper el personaje. También tiene momentos de micro-teatro, donde por momentos recordamos el hecho que nos unió: un asalto a un banco que hicimos juntas y terminamos en cana… Tiene eso, un despliegue muy importante con una velocidad muy grande que por momentos, hace acordar al teatro de revistas: uno sale, otro entra, todo coreografiado para que no pase nada, con una escena que acompaña”, relató el coprotagonista. Habrá otra función el 8 de noviembre, en el mismo reducto y a la misma hora.

Con la mira en la Banda Oriental

En el sitio que regentea su colega Adrián Marré “entra todo. La verdad, el espacio es muy cómodo, muy grande y la obra estuvo pensada para ser transportable porque siempre, de movida la pensamos de manera tal que podamos viajar con la obra, que podamos llevarla a cualquier parte. De hecho, se desmonta muy rápido y todo entra en cualquier auto. Si nos dicen: che, hay que hacer dos funciones en Río Colorado, vamos, no hay ningún problema. Para nosotros, eso es central. Se puede hacer en MOMA tranquilamente”, ilustró Andy Sakkal.

La novedad familiar en la vida de su compañero lejos estará de alterar los planes de Dos Gorditas. “Juan es un tipo que no se achica a nada. Si yo tuviera un hijo, me apagaría por dos años pero él me dijo que está todo bien, que se arregla”, confió su socio. “Nos la pasamos consiguiendo fechas porque él es actor hace tanto tiempo, que su vida está completamente orientada a esa tarea. Además, la mamá de su nena (Mica Cacheda) también es teatrera, entonces lo comprende muy bien y conoce el paño. De hecho, como primicia, estamos pensando en hacer una mini-gira por Uruguay en enero con Dos Gorditas. Ya estamos consiguiendo fechas, nos queremos ir por 10 o 15 días porque creemos que puede ser una buena plaza para trabajar mucho”, adelantó el actor – rapero. El charco resultará poco obstáculo para los designios del grupo.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas