Cultura |

SEGUNDO SHOW DEL AÑO

08/10/2019

Para Belén Álvarez, cantar “es”

Para Belén Álvarez, cantar “es”
Belén Álvarez habló de sus expectativas para el sábado próximo y el 2020. (Foto: Tonny Romano)
Por: Adrián Moyano

El sábado 12, la cada vez más cantautora, se presentará en Estación Araucanía desde las 21. Anticipará parte de “Universos”, el disco que pretende tener listo en 2020. Primera parte de versiones y segunda de creaciones propias.

En marzo último, Belén Álvarez se aprestaba a presentar “Sagrada familia”, el primer show que brindaría en 2019. Lejos de la hiperactividad pública de años atrás, prometió que antes de que expirara el periodo en curso, concretaría otro concierto. Mujer de palabra aunque insista con cierto bajo perfil, el próximo sábado estará de nuevo sobre el escenario de Estación Araucanía, en compañía de los músicos de siempre. En esta oportunidad, dará a conocer “CantarEs”.

“No es nada sencillo pero cumplí”, le dijo a El Cordillerano, mientras recuperaba el aliento después del apuro. “Tengo como un déjà vu de nuestras conversaciones: siempre llego 5 minutos tarde (risas) y es complicado porque los días corren cada vez más rápido y hacemos cada vez más cosas. Pero hay que darse el tiempo para poder hacer lo que uno necesita, para vivir, estar felices y plenos. De eso se trata”, proclamó.

Aquel capítulo otoñal “fue hermoso, con mis alumnos. Fue súper lindo, precioso y muy emotivo porque era la primera vez en el escenario para muchos de los chicos, pero en esta oportunidad me presento sola”, avisó. “En la primera parte del show voy a hacer un pequeño recorrido sobre algunos autores que siempre me cuesta un poco llevar al escenario por los músicos, porque todos están en otras formaciones y en más de una banda. A veces, elijo algún repertorio que no es difícil de tocar pero tiene sus cuestiones a la hora de hacerlo sonar en cuanto a la elegancia y de que sean los sonidos justos”, explicó. “Algunos son del palo del rock, otros del folklore: un, dos, un, dos, tres y salir tocando… Esta vez los convencí”.

Para nutrir la primera parte del próximo show, estará “Serrat en primera línea, que tampoco es sencillo de cantar, al menos para mí. Tal vez porque me traspasa de una manera más profunda que otros y cantar sin emocionarme, resulta un desafío”, confió Álvarez. Además, versionará a “Víctor Heredia, Teresa Parodi y una obra de Nahuel Pennisi. También voy a despuntar el vicio con algunas sorpresas que tengo para parte del público muy fiel, pero no te las digo porque se van a dar cuenta”, se excusó.

Como contrapartida “la segunda parte va a ser con tema propios, un adelanto del disco. La verdad, se demoró mucho más de lo que esperaba pero vamos a ver si 2020 da sus frutos y finalmente, puedo concretarlo. Todos temas de mi autoría, en la letra y en la música. Algunos la gente ya los conoce aunque no están grabados en el primer disco y hay otras piezas que surgieron el año pasado o este. También hay una reflexión, una canción que le compuse a mi hijo después de todo lo sucedido con él, con su operación, su trasplante y esa cosa que hacemos los artistas o los músicos: terminamos cerrando etapas con la música”, indicó.

“Los mismos de siempre”

La cantante se rodeará de los músicos “de siempre. Son fáciles de convencer para que toquen, me dicen que sí pero después el tema es la combinación de los horarios. Viste que la música termina siendo el arte de combinar los horarios”, ironizó. “Emiliano Zamora como siempre en la guitarra; Juanjo Almonacid en la percusión, también en guitarra y además lleva adelante la dirección musical; Néstor Cheuquian en el bajo y probablemente, haya algún invitado. Es la idea”, se esperanzó Álvarez.

En cuanto al registro por venir, “en realidad es un disco boutique, un pequeño disco. No de 14 temas, sino de siete y un bis escondido que la gente tendrá que descubrir. Tengo más del 70 por ciento en maquetas para poder llegar al estudio más trabajada, porque también es una cuestión de costos ya que se vuelve bastante cuesta arriba. Ahora hay muchas herramientas porque tu estudio puede ser móvil y estar en cualquier sitio pero no hay nada como entrar el estudio, es una cuestión de concentración, como cuando concentran los deportistas. La parte más complicada no es el dinero sino ser concreto a la hora del concepto, que no sea un rejunte de ideas o al menos, que sean ideas claras. Así que sigo trabajando en eso, hay canciones que todavía no presento porque hay cuestiones en la letra o en el sonido que no terminan de gustarme”, admitió la cantautora.

Sin embargo, “sé que quiero un disco pequeño para escuchar una y otra vez sin que te des cuenta. En realidad es una trampa (sonrisas) y bueno, espero poder concretarlo el año que viene. A mí me gusta trabajar con gente de Bariloche, lo disfruto muchísimo: con diseñadores y fotógrafos barilochenses, me gusta hacer todo acá. Voy a llevarlo hasta donde pueda con todos los recursos increíbles y los talentos que tenemos”, insistió.

Cuando Belén habla de disco, hay que interpretarla al pie de la letra porque se refiere a un trabajo “físico. Soy re a la vieja usanza, ¡mal! Mis hijos me dirían viejarda (risas). Me encanta la historia del disco, del packaging, del papel, la impresión, firmarlos, venderlos mano a mano… En su momento, perdí la cuenta del primer disco pero acá en Bariloche, se vendieron más de cinco mil, un número importantísimo. Era vender, vender y vender... Eso fue hace más de ocho años. En ese momento lo presenté en La Baita cuando recién abría y en Araucanía. Tengo el flyer: la entrada salía 35 pesos, así que imagínate. Ahora ni una Tita vale eso… El año que viene se da”, prometió la música. Y hay que creerle.

De la intimidad a los universos

La próxima placa de Belén Álvarez tendrá que ver con la diversidad. “Cuando grabé el primer disco, que se llamaba Íntima, todas las letras hacían honor al nombre. Cuando empecé, me preguntaba qué le puede importar mi vida a la gente… Creí que le importaba un montón, entonces compuse un disco sobre mi vida y finalmente, la gente terminó comprando eso que yo ofrecía: mi infancia, como transité la adolescencia y la Belén mujer, mamá, cantante… Esas contradicciones que siempre nos encontramos. Cuando terminé, dije: bueno, el segundo se va a llamar Universos”.

El nuevo concepto “tiene que ver con la explosión que hay en mi cabeza permanentemente y con cuántas cosas me gustan. También con la pregunta que siempre me hacen: sí, cantante. Pero, ¿de qué música?, ¿folklore, tango? Y yo canto música, entonces este disco habla sobre la riqueza de la diversidad, sobre la belleza que podemos encontrar en lo diverso, en lo distinto, en no tener miedo a cambiar. La nota sería mucho más larga si te cuento todo lo que hice en los últimos dos años o las cosas que me pasaron pero realmente, sostengo y sé hoy fervientemente que no hay nada más estable en la vida que el cambio. Es saludable, no está mal no saber y no está mal cambiar, equivocarse y volver a empezar. De eso se trata. Por eso Universos”, justificó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas