Columnistas
28/09/2019

Cookies, ¿sí o no?

Profesor - Abogado especialista en Derecho informático y TICs.

Profesor - Abogado especialista en Derecho informático y TICs.

(+ Info)

Sobre las ya no tan famosas cookies, que tuvieron su protagonismo muchos años atrás, hoy en día casi nadie habla.

Las cookies son unos archivos que se instalan en tu computadora o dispositivo cuando visitas una página web. Estos archivos recopilan información tuya sobre el acceso, ajustes que pudiste haber hecho en la web, tiempo de navegación, páginas que visitaste, entre otras informaciones. Generalmente, esos datos se utilizan para direccionar publicidad. Las cookies chocan de frente con la privacidad de los usuarios.

Se pueden distinguir dos grupos diferentes de cookies. Por un lado, están las técnicamente necesarias, que permiten el buen funcionamiento de la web. Por ejemplo, serían aquellas que permiten guardar los datos de inicio de sesión, las cestas de compras en comercio electrónico o el idioma configurado.

Por el otro lado, están las cookies no necesarias, y son estas las que se intentan restringir. En este grupo encontramos las cookies de seguimiento, de segmentación, de análisis y de redes sociales.

Sobre estas últimas, la legislación de la Comunidad Europea exige que el usuario dé su consentimiento para poder instalarse en el dispositivo. La Directiva 2009/136/CE del 25 de noviembre de 2009 reguló el tema, con la clara intención de comenzar una lucha para proteger los datos de los usuarios. La normativa prevé que el usuario que visita una página sea informado de una forma clara e inequívoca sobre el uso de cookies y que deba aceptar explícitamente el registro de sus datos personales. La única excepción la constituyen aquellas cookies que técnicamente son necesarias para el funcionamiento de la página, como explicamos.

Abro un paréntesis para mencionar que esta norma debió haber sido aplicada por todos los países miembros de la Comunidad Europea a partir del 2011, algo que no sucedió.

España, uno de los países que más está luchando en la protección de los datos personales, dictó el Real Decreto-ley 13/2012 el 30 de marzo de 2012, y un año más tarde publicó la Guía sobre el uso de cookies. En esta guía se establece el requisito de solicitar el consentimiento del usuario y para ello se pueden utilizar una página de bienvenida, ventana emergente, cabecera o pie de página, paso previo de aceptación antes de realizar descargas o reproducciones.

¿Cuantos de ustedes se vieron forzados a aceptar el uso de cookies para poder acceder a leer una noticia o documento?

Como vengo diciendo, no sirve de nada el consentimiento brindado por los usuarios cuando se obtiene por la fuerza. Si no acepto, no accedo.

Por un lado están los sitios webs que no cumplen con la legislación y por lo tanto instalan las cookies sin el consentimiento del usuario. Pero por el otro, están los sitios webs que obtienen el consentimiento a la fuerza, bloqueando con el aviso que exige la ley tres cuartos de la pantalla o directamente no permiten el acceso a la información.

El consentimiento del usuario no legitima desde hace mucho tiempo. Está viciado por la necesidad tecnológica, en un ciberespacio mayoritariamente de servicios monopólicos. Aún con normativas a su favor, el usuario tiene una única opción: cookies sí o sí.

Noticias Relacionadas
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook