Actualidad
17/09/2019

Muchas actividades para celebrar los 30 años del profesorado de Educación Inicial

Muchas actividades para celebrar los 30 años del profesorado de Educación Inicial
Por: Susana Alegría / Fotos: Tonny Romano

Por cumplirse 30 años del inicio del profesorado de Educación Inicial en nuestra ciudad, en el Instituto de Formación Docente se llevó a cabo una serie de actividades durante la jornada de este martes (17/9).

Desde las 9.30 horas se realizó la Mesa de Conversación con respecto al nuevo diseño curricular, a las 14 horas fue la conmemoración con la presencia de docentes de la primera graduación de la carrera y a partir de las 18 la presentación de informes finales de investigación de Educación Inicial.

El Cordillerano dialogó con Adriana Estupiñan, coordinadora de Educación Inicial del Instituto de Formación Docente de nuestra ciudad. “Es una carrera que tiene alto impacto no solo en Bariloche sino también en toda la zona, durante mucho tiempo fue el único en la provincia de Río Negro”. Por ello fue estableciendo lineamientos en la formación inicial, marcando un camino.

“Lo más rescatable es que surgió de una iniciativa de un grupo de mujeres que querían formarse para ser maestras jardineras y la carrera no estaba en la localidad”. Ese impulso ha sido una de las acciones ejemplificadoras colectivas, “un objetivo común y que logra con perseverancia y muchos obstáculos en el medio, llegar a una meta de tanto valor”.

Al referirse a su vida laboral detalló “mi trabajo es hacer el nexo con las instituciones coformadoras, es decir con aquellas donde nuestros estudiantes van a hacer sus prácticas”. Necesitan los jardines de infantes para completar la formación de los futuros docentes.

Adriana Estupiñan se recibió en la ciudad San Nicolás de los Arroyos, hizo el profesorado de lo que entonces se denominaba pre-escolar y el de primaria, “en el año 90 cuando llegué a Río Negro hice una especialización en educación maternal y la licenciatura en Educación”. Por veinte años desarrolló su trabajo en salas, y hace 15 en el Instituto.

Antes, la idea de un maternal o incluso de salitas de 4 y 5 años, era solo con la meta de que los pequeños comiencen una vida social, eso con el correr de los años ha ido variando, dando realce a la educación y la contención.

“Nosotros formamos profesionales y eso implica trabajar no solamente con el conocimiento que adquiere un niño o una niña sino que se adquiere a través del vínculo, decimos que educar, cuidar, criar son parte de un mismo proceso”, explicó la referente.

Agregó “el docente de educación inicial junto con la familia colabora en la crianza de ese niño pequeño, porque una educación maternal lo que proporciona es todo lo que tiene que ver con el desarrollo infantil acerca del conocimiento del mundo, pero también con los hábitos de alimentación, higiene, de sueño y eso se aprende”. Etapa de la vida de un ser humano donde se constituyen las bases de la personalidad y esos vínculos son claves, un maestro como facilitador también lo es.

Todas las carreras docentes en Argentina son de cuatro años de duración. “En el Instituto tenemos tres profesorados, el de Inicial, el de Primaria y el de Educación Especial con especialización en discapacidad intelectual”.

Próximamente se abrirá la carrera con especialización en discapacidad sensorial de ciegos y sordos.

“Hay un mapa curricular que no necesariamente es lineal, hay diversos recorridos, se puede hacer la carrera trabajando, teniendo una familia, demanda presencialidad pero admite rendir libre y hay cursadas, otras permiten un campo virtual donde se desarrollan algunas clases”.

El acceso es libre e ilimitado, abren las inscripciones entre noviembre y diciembre de cada año. “Está ingresando un promedio de 160 personas y egresando unos 30 docentes de manera anual”.

Todo ese crecimiento en la Educación Inicial se visibilizó durante la jornada de este martes con la necesidad de salas de jardín maternal “si bien la Municipalidad de Bariloche cubre desde los Centros de Desarrollo Infantil una gran cantidad de esa demanda, la escuela pública no llega a cubrirla en educación de niños de 0 a tres años”.

Están los niños y los docentes, de lo que aún se carece es de nuevas instituciones, “hace falta crear más escuelas infantiles donde los niños puedan educarse y trabajar nuestros egresados” afirmó.

En el aula Nº 6 se montó un museo con elementos de las docentes y del propio Instituto, libros, cartas, fotografías y una gran cantidad de material. Un hermoso recorrido por estos 30 años de la carrera en nuestra ciudad.

Mónica Rubelio es una de las integrantes del grupo de mujeres que persiguió ese objetivo de tener en Bariloche la carrera de Educación Inicial Superior hace treinta años. “Esa primera nota que redactamos pidiendo un espacio como el que hoy tenemos está hoy para que la gente la lea” dijo muy emocionada.

“La Fundación Camino al Sol creó un instituto terciario con maestras de educación especial e inicial, los detalles no fueron muy agradables y en junio decidimos dejar la institución entonces pensamos qué opciones teníamos”.

Así surgió la idea del instituto, “en ese momento tenía la DiFoCaPea, Dirección de Formación y Perfeccionamiento Docente, que ya tenía pensado abrir la carrera en tronco común, en una entrevista que nos hicieron después de la famosa carta y muchas reuniones, nos convocaron a Viedma y ahí nos dijeron que sí, pero no nos dieron fechas”.

Fue muchos meses después por un medio de comunicación que se enteró que al año siguiente, se abriría finalmente la Carrera de Nivel Inicial en Bariloche.

El Instituto tiene “una trayectoria reconocida en la provincia, el país, y me animaría a decir que también internacionalmente”, valoró Rubelio.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas