Sociedad |

EN LA ESCUELA MILITAR DE MONTAÑA

09/07/2019

Se celebró el Día de la Independencia con la reafirmación del juramento a la bandera de los soldados clase 67 y 69

Se celebró el Día de la Independencia con la reafirmación del juramento a la bandera de los soldados clase 67 y 69
Posando para El Cordillerano. Fotos: Fabio Hernández.
Por: Susana Alegría

Con motivo de celebrarse un nuevo aniversario de la Independencia de la Patria, a las 9 de la mañana de ayer se realizó el acto en la plaza de armas “Ejército de los Andes” de la Escuela Militar de Montaña. El mismo fue propicio para la reafirmación de la Jura de la Bandera de los soldados clase 67 y 69.

Contó con la presencia de autoridades, entre las cuales se destacó el exdirector del Instituto, el coronel retirado Roberto Daniel Parra. Luego de la entonación del Himno Nacional Argentino, el presbítero Gustavo Brianese dio su bendición por medio del Evangelio de San Mateo el cual se refiere al trabajar por la paz.

Se compartieron además, las palabras de salutación del jefe del estado mayor del Ejército Argentino, el teniente general Claudio Ernesto Pasqualini, en ocasión de conmemorarse el 203 aniversario de la Declaración de la Independencia Nacional. “A principios de 1816 de todos los movimientos emancipadores nacidos en Sudamérica solo la revolución de las Provincias Unidas del Río de La Plata se mantenía en pie. Fue así que bajo la constante amenaza del arribo de una fuerza de desembarco peninsular y casi cuatro meses después de la primera sesión del Congreso de Tucumán, los representantes de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Charcas, La Rioja, Jujuy, Salta, San Juan, Mendoza, Tucumán, Tupiza y Santiago del Estero expresaron por voluntad unánime, el 9 de julio de 1816 romper con los vínculos que nos ligaban a los reyes de España” reseñó Pasqualini en su misiva.

“Recuperar nuestros derechos y proclamar al mundo entero el nacimiento de una Nación libre e independiente. Concluida la etapa tucumana el Congreso se trasladó a Buenos Aires al mismo instante que se abrían en Chile y la Banda Oriental, dos nuevos frentes de batalla. El general San Martín triunfaría ante los españoles el 12 de febrero de 1817 en Chacabuco para consolidar su dominio sobre el territorio trasandino.”

“Diez años más tarde el general Alvear vencería en la batalla de Ituzaingó a los lusitanos que ocupaban la margen Este del río Uruguay”. La nota de salutación continuó diciendo que “hoy a más de 200 años de su declaración y en un contexto internacional signado por nuevos desafíos en el que la interconexión, la movilidad y las tecnologías aceleran la circulación de las ideas y del saber a un ritmo jamás alcanzado hasta ahora, la independencia está plenamente afianzada porque existe entre los argentinos, una identidad nacional con fuerte arraigo”.

“Es por eso que para enfrentar nuevos desafíos, el Ejército Argentino se ha abocado a un proceso de reconversión que cursa ya su cuarta etapa y que desde su inicio ha buscado la optimización de recursos y estructuras.”

“Todo esto sin descuidar la ayuda permanente a la comunidad, el desarrollo de una intensa cooperación con ejércitos de la región y la participación en organizaciones militares de paz como brazo armado de la política exterior del país.”

Como jefe del Ejército saludó en el Día de la Independencia “al personal militar en retiro y en actividad, a los veteranos de la guerra de Malvinas, a los reservistas, al personal civil y a quienes fuera de sus cuarteles o guarniciones se encuentran prestando servicio en la Antártida en misiones de paz y desplegados en la frontera norte en apoyo a las fuerzas de seguridad”.

El desarrollo del acto continuó con el traslado de la Bandera Nacional de Guerra hasta quedar frente a los exsoldados clase 67 y 69, que renovaron su juramento. Paso seguido el director de la Escuela Militar de Montaña, coronel Gustavo García, tomó la palabra para realizar la reafirmación de fidelidad, “esta ceremonia reviste un carácter especial debido a que tenemos soldados que formaron parte de esta institución cumpliendo con el llamado al servicio militar obligatorio y sirvieron a la Patria durante un año dentro de este cuartel”.

Valoró el gesto, al decir: “que increíble que es que tengamos ciudadanos que por tercera vez en lo que va del año, vengan a hacer su reafirmación del Juramento a la Bandera, ceremonia que hacemos generalmente cada 20 de Junio”.

“Mis queridos camaradas, ustedes fueron los oficiales y suboficiales que formaron a estos jóvenes que están vestidos de civil en medio de nuestra plaza de armas y que cimentaron en ellos los valores de la nacionalidad y es lo que los lleva a que vengan hoy”, consideró.

“La Patria se construye originalmente en cada uno de nuestros hogares, es precisamente la familia el primer lugar que sirve para construir la nacionalidad, somos nosotros cuando le colocamos la escarapela a nuestros hijos, las cintas celestes y blancas en las trenzas de las niñas en las fiestas patrias o un guardapolvos mejor planchado.”

Agregó, “es la escuela la que continúa formando la Patria en cada uno de nuestros niños y adolescentes, cada vez que se iza la bandera o se evoca una fecha patria, en la educación, en donde se les imprimen los valores de nuestra nacionalidad y en donde tenemos que reafirmar que tenemos que servir a una sola bandera”.

“La celeste y blanca que nos une a todos los argentinos, respetamos y queremos a todos aquellos que formaron parte de nuestra nacionalidad, que vivieron o vinieron a estas tierras, los diversos sectores que forman Argentina”, señaló.

Detalló “pero bandera en el mástil hay una sola y es la creada por el general Belgrano y en la que el director supremo Pueyrredón estampase ese Sol de Mayo que tanto nos identifica”. Es por ello que pidió “ayuden a construir, cada uno desde su lugar, la nacionalidad. Belgrano en ese 25 de mayo de 1812 en San Salvador de Jujuy fue la primera vez que hizo jurar la bandera a sus soldados y les dijo que hagamos de América del Sur un templo de la libertad, la independencia y de la unión, librémonos de los enemigos internos y externos”.

“Hoy no tenemos enemigos externos en nuestras fronteras, tampoco internos, podemos llegar a tener adversarios, pero si hay muchos enemigos en cada uno de nuestros corazones y nuestras almas, cuando precisamente no tenemos vocación de servicio, cuando no ponemos los intereses de nuestra Patria por delante de los intereses de cada uno de los sectores que la conforman, cuando no administramos con honestidad e integridad los recursos públicos, cuando no somos eficientes en su manejo, cuando nos gana la desidia y esos enemigos los tenemos todos, principalmente aquellos que estamos en la función pública”, se explayó.

Es por ello que pidió a los soldados que cuando reafirmen su juramento lo recuerden cada día de sus vidas, cuando tengan que salir a trabajar, darle un besos a sus esposas e hijos y educarlos y al hacerlos buenos ciudadanos. “A la Patria le tenemos que jurar fidelidad todos los días con nuestras acciones, no tanto con el verbo sino con el ejemplo”. Y a continuación los soldados al unísono, juraron defender la Bandera hasta con la vida.

En tercer lugar tomó la palabra el exsoldado clase 69, actual suboficial principal de Infantería de Marina, Víctor Nittinger, entonando luego la Canción del Ejército Argentino, dando paso a un breve desfile, con el que finalizó el acto.

Todos los presentes fueron invitados a uno de los salones, donde se compartió un desayuno de camaradería, manteniendo las tradiciones, con un chocolate caliente acompañado de tortas fritas.

Desde allí partieron rumbo a calle Mitre donde fueron parte de los actos centrales del Día de la Independencia.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas