Política
21/05/2019

Polémica por la destitución de una funcionaria de Ñorquinco que se postula a intendenta

Polémica por la destitución de una funcionaria de Ñorquinco que se postula a intendenta
Por su lanzamiento para ser intendenta, la destituyeron del Tribunal de Contralor.

Una gran polémica se desató en Ñorquinco por la destitución de la presidenta del Tribunal de Contralor, Corina Toledo, a través de una resolución del actual intendente, Félix Moussa.

Según los argumentos de la resolución, firmada el 15 de mayo, la funcionaria fue suspendida por haber oficializado su candidatura para intendenta municipal, por el partido político Juntos Somos Río Negro.

Toledo fue electa en 2015 al postularse en la lista de la Unión Cívica Radical, pero finalizando la gestión decidió incorporarse al partido que encabeza el gobernador Alberto Weretilneck para postularse en las elecciones que se realizarán el 23 de junio.

Según consta en la resolución firmada por Moussa (UCR) "el cargo electivo no es de la persona que lo desempeña, sino del partido que lo otorga".

Desde el sector que acompaña a la funcionaria, manifestaron un fuerte repudio a la medida del intendente, calificándola como “la más flagrante violación al principio básico de la forma republicana de gobierno que se basa en la división de poderes”.

“El intendente y su secretaria desconocen la esencia democrática y las leyes básicas de la organización institucional de la provincia. El mandato como miembro del Tribunal de Cuentas Municipal de la compañera Corina Toledo, se lo otorgó el pueblo mediante el voto” expresaron.

“Un representante de la voluntad popular nunca cesa por decisión de un intendente; esto solo podría darse si incurriera en alguna de las inhabilidades o incompatibilidades establecidas en la Constitución y las leyes. Y eso no ha ocurrido” afirmaron.

Según sostienen, “el intendente Moussa debería primero cuestionar a nuestra candidata en una instancia partidaria, pero nunca violar la Constitución y las leyes. Con este acto administrativo intempestivo, Moussa se adjudica facultades extraordinarias y la suma del poder público, y al asumir esa actitud, está cometiendo un acto anticonstitucional de nulidad insanable, por atentar contra nuestro sistema de gobierno. La persecución ideológica ya es por sí una actitud plenamente antidemocrática, pero ejercerla desde el poder, en un sistema republicano, es una acción repudiable y aberrante”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas