Cultura
06/02/2019

El Santiago Rapoport Cuarteto dice hasta luego

El Santiago Rapoport Cuarteto dice hasta luego
Autor: Adrián Moyano

El barilochense invitó a tres cofrades con los que toca seguido en Buenos Aires: Pablo Cavalchini (guitarra), Nicolás Politzer (batería) y Lucas Goicoechea (saxo). “Son músicos increíbles”, introdujo el contrabajista.

Mañana finalizará la breve pero intensa gira que el Santiago Rapoport Cuarteto pegó por la mini-región. Junto al barilochense (contrabajo), la experiencia alinea a Pablo Cavalchini en guitarra; Nicolás Politzer en batería y Lucas Goicoechea en saxo. La despedida se concretará desde las 22 en Estación Araucanía. Salvo Rapoport, los restantes integrantes residen habitualmente en Buenos Aires, así que la cita no es para desdeñar.

“En el cuarteto están unos músicos increíbles con quienes venía compartiendo música en Buenos Aires”, le dijo el artista a El Cordillerano. Ahora logré traerlos, que las cosas sucedan y tenemos la suerte de estar tocando el viernes en Araucanía”, festejó. “Es mi cuarteto solo por el hecho de que organicé yo, pero en realidad, es un colectivo de cuatro músicos: los cuatro componemos y proponemos. La música es un poco de cada uno”, aclaró.

Cuando el que firma preguntó si se trataba de su banda estable antes de retornar a Bariloche, dos años atrás, Rapoport sonrió: “En el jazz, la estabilidad es un poco compleja de analizar. En Buenos Aires, por lo menos en mi experiencia, había un grupo de 20 o 30 personas que todo el tiempo estaba armando cosas. Uno con el otro, alguien tenía una idea entonces, armaba tal cosa… Con ellos toqué millones de veces en millones de situaciones: en este cuarteto, en otros, en quintetos, en sextetos”, explicó.

No es la primera vez que el contrabajista se da el gusto de “importar” colegas hasta el Nahuel Huapi. “Generalmente, traigo músicos. La otra vez traje a Nataniel Edelman (piano), otro amigo en la misma situación, con quien también tuvimos disco”. Sus compañeros de cuarteto “son músicos increíbles, tenía ganas de que pudieran escucharlos acá porque no se los conoce mucho, son la fuerza que vienen a irrumpir ahora en la escena de jazz. Aunque ya irrumpieron, porque tocan con los más grosos de Buenos Aires y del país. Todavía no son tan conocidos como Ernesto Jodos o Sergio Verdinelli pero es impresionante lo que tocan. Para mí es una emoción gigante que estén acá, quienes vengan a vernos se van a dar cuenta enseguida de lo grosos que son”, prometió.

La oferta del colectivo “es jazz pero el jazz evolucionó tanto y en tantas direcciones, como el rock, como el blues y como todo… Entonces, a veces uno dice: no sé si esto es jazz, porque hay muchas ideas sobre lo que puede ser el jazz. Uno puede decir Miles Davis o Louis Armstrong pero cuando compone en 2018 un tema para tocar, no se va a parecer a Miles Davis porque eso ya pasó hace 150 años”, bromeó. “Es el lenguaje, el ver la música desde el lado de la improvisación y la composición para la improvisación, lo que quizás una a este grupo”, definió Rapoport.

Escribir para guiar

Existe cierto debate que goza de actualidad. “Hay una pregunta que nos venimos haciendo los músicos de jazz desde hace mucho tiempo: ¿qué es componer para alguien que va a tocar lo quiera? Hay un montón de opciones, entonces, hasta dónde uno escribe para guiar esa improvisación en una dirección. Uno puede no escribir nada y decir: improvisemos… Va a salir bien igual, pero va a tener una dirección random (sic) y por ahí, va a sonar una cosa sin saber qué va a pasar”.

“Pero si se compone, hay una dirección y un sentido: esta melodía, después se improvisa y después, va a pasar tal cosa, se vuelve a improvisar y termina de una manera. Eso es una composición para improvisadores”, enseñó el joven músico.

En las palabras, suena fácil, pero “para poder tocarla, hace falta gente con mucho trabajo en improvisación. No es lo mismo ser un improvisador que un improvisado, aprender a improvisar lleva mucho laburo. Que te den una melodía de cinco notas, un lugar adonde llegar y otro para terminar; y con eso estar tocando e interactuando con cuatro personas durante una hora, es un trabajo que me fascina. Lo aprendí en ese ambiente under de jazz que hay en Buenos Aires. La búsqueda está en eso, en la composición para la improvisación”, dijo, en cuanto al cuarteto.

Aunque el concepto de estabilidad en el jazz esté en tela de juicio, el Santiago Rapoport Cuarteto tiene planes. “En principio, salió la intención de hacer esta gira y cuando la terminemos, vamos a grabar algo en un estudio, como para que quede registrado. A la fecha de Araucanía también la vamos a filmar y grabar y si queda bien, haremos algo con eso. Al vivir acá, me cuesta mucho mantener a un grupo estable en Buenos Aires pero siempre viajo y conseguimos alguna fecha. La idea es que la música que empezamos a trabajar en estos tiempos, empiece a llegar a un disco”. Que así sea.

A la captura de imágenes

Dentro de la estructura que describió, las composiciones que llevan la firma de Santiago Rapoport tienen una característica. “A mí me gusta capturar imágenes, veo la música muy parecida a cualquier otro arte, por eso últimamente hago muchas cosas con danza. Cada vez veo menos separado todo, me imagino un cuadro o una película, soy muy visual. Por ejemplo, hay un tema que es un caracol, la idea es un desplazamiento lento con todo lo que le va pasando en su vida y a ese ritmo”.

Esa obra “es una melodía y un caminar muy lento. La sensación del caminar del caracol es el hilo conductor del tema, una imagen… También estuve haciendo un trabajo sobre una fotografía donde hay un montón de gente, le puso Prejuicios. Agarré a uno y dije: para mí, este es un obsesivo del trabajo y está tratando de ganar un lugar en su empleo. Entonces, hice una música para esa persona. Así me gusta trabajar, con imágenes y cosas”, insistió.

“Para mí, el jazz en su evolución entró en estos lugares, en situaciones como estas, a partir de una melodía o una línea de bajo que te lleva, más la improvisación que empieza y te lleva a un destino siempre distinto”. Pero no incierto.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas