INTEGRANTES DE LA ASOCIACIÓN DE GUÍAS DE MONTAÑA

| 17/06/2024

Continúan con tratamiento de residuos sanitarios en altura

Continúan con tratamiento de residuos sanitarios en altura

En el volcán Lanín se ha logrado implementar un sistema sustentable y beneficioso para el ambiente: el tratamiento de residuos sanitarios en altitudes extremas.

El procesamiento de estos residuos en la montaña es un desafío global porque la falta de agua corriente, las bajas temperaturas y la escasa presión de oxígeno dificultan su manejo.

Sin embargo, un grupo de asociados de la delegación San Martín de los Andes de la Asociación Argentina de Guías de Montaña (AAGM) ha desarrollado una experiencia innovadora en el campamento ubicado a 2300 metros sobre el nivel del mar.

Este campamento, punto de descanso antes de conquistar la cumbre, enfrenta condiciones hostiles: vientos fuertes y temperaturas extremas. En 2022, se implementaron dos soluciones clave: una “abonera aeróbica” con aporte de materia orgánica y un “lecho nitrificante”.

Los resultados de estos avances se confirmaron en estudios ambientales presentados por el área de conservación del Parque Nacional Lanín el pasado 7 de junio.

María Cristina Frugoni, técnica Forestal y profesora de Edafología en el Centro Regional Universitario de San Martín de los Andes (UNCo), compartió los resultados de estudios biológicos del suelo tras dos años de pruebas y mejoras. Los análisis demostraron rendimientos altamente favorables, validando la descomposición y el aporte de materia orgánica al suelo.

Los testimonios de los usuarios también fueron positivos: limpieza, comodidad y facilidad de uso caracterizan estas instalaciones, que no emiten olores ni alteran el paisaje.

A partir de estos resultados, otras áreas protegidas como Aconcagua, donde los residuos son extraídos en tambores transportados por helicópteros, ya están implementando prácticas para replicar el método en sus campamentos.

Otras, como Cordón del Plata y Domuyo, están estudiando la posibilidad de avanzar en el mismo sentido, dejando atrás el sistema actual conocido como “Tubo caca”, que obliga a cada usuario a transportar sus propios residuos en tubos herméticos y que enfrenta resistencia en su uso.

Estos logros marcan el éxito continuo de un camino que debe ir acompañado de la educación permanente de los usuarios, para asumir la responsabilidad de sus residuos y garantizar un uso sustentable de las montañas.

Desde la AAGM, comprometida con la difusión y promoción de buenas prácticas en el uso de la naturaleza, agradecieron a los integrantes del área de conservación del PNL y a la profesora Cristina Frugoni por su trabajo y acompañamiento.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias