INVITARON A LA COMUNIDAD A ACOMPAÑAR LAS ACTIVIDADES POR EL 2 DE ABRIL

| 01/04/2024

Veteranos de guerra rionegrinos hicieron un planteamiento histórico de la causa Malvinas

Veteranos de guerra rionegrinos hicieron un planteamiento histórico de la causa Malvinas

Ante la cercanía del 2 de abril, desde la Dirección Provincial de Veteranos de Guerra y el Observatorio Malvinas Argentinas de la Legislatura de Río Negro resaltaron que la lucha por la soberanía plena del territorio continúa, e invitaron a la comunidad a participar de las diversas actividades que se desarrollarán en las localidades rionegrinas.

“Este año se cumplen ciento noventa y un años de la usurpación británica en nuestras Islas Malvinas”, resaltaron los excombatientes, para luego desarrollar: “El imperio británico, el 3 de enero de 1833, invadió nuestro territorio y expulsó a todos los habitantes argentinos, instalando un nuevo pueblo, conformado por súbditos del Reino Unido”.

Los veteranos calificaron a esa acción como “una de las nueve invasiones inglesas”, y detallaron: “En 1763, la primera; y en 1982, la última que hemos sufrido en nuestro territorio con el único propósito de saquear nuestros recursos y posicionarse en zonas estratégicas del Mar Argentino”.

En tal sentido, remarcaron una frase que es algo en lo que suelen hacer hincapié: “Malvinas es la parte visible de un sistema de dominación invisible”.

Los excombatientes consideraron: “La recuperación de nuestras Islas en 1982 es un hito histórico que sigue generando debate y reflexión en la sociedad”.

“Tras la finalización de la guerra, se impuso un discurso hegemónico desmalvinizador, estableciendo el paradigma Malvinas-dictadura-derechos humanos, confundiendo la causa nacional Malvinas, encasillándola dentro de la dictadura, y, a partir de ese momento, en cualquier ámbito, se comenzó un proceso de derrotismo y desnacionalización”, apreciaron.

Además, expresaron que “la confrontación de 1982 fue provocada de alguna manera por el imperio británico”, y explicaron: “Prueba de ello, el rechazo al diálogo o propuestas de cese de fuego, respondiendo con el hundimiento del Crucero General Belgrano, catalogado como crimen de guerra, y luego instalando una base militar para sostener el enclave colonial”.

“Por ello es primordial tomar a Malvinas dentro de su contexto histórico”, indicaron, a la vez que manifestaron que “el proceso de desmalvinización” fue implementado en la Argentina, durante los primeros años de la postguerra, “como una clara estrategia británica”.

De esa forma, señalaron que, al quedar “la causa nacional bajo la sombra de la última dictadura”, el tema ha permanecido “en el inconsciente colectivo sólo como una aventura militar y centrándose la discusión casi siempre desde ese ámbito, dejando de lado un debate profundo y necesario”.

En ese punto, expusieron que, de esa manera, se deja fuera de la discusión “al verdadero enemigo de la patria, el imperio inglés”.

“Sobrados informes y acciones nos demuestran que la guerra fue provocada por el imperio británico junto a su principal aliado, Estados Unidos de Norteamérica”, añadieron. 

“Malvinas es una causa de todo el pueblo argentino, y debemos tomarla dentro de su recta histórica de más de quinientos años y de estos ciento noventa y un años de territorio usurpado por el imperio británico, claramente detallada en la disposición primera de nuestra Constitución Nacional, que declara: ‘La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional’”, sostuvieron.

También mencionaron “el pronunciamiento de las Naciones Unidas determinado en la Resolución 1514 de 1960, donde proclama la necesidad de poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo en todas sus formas y manifestaciones, y declara que todos los pueblos tienen el derecho a la libre determinación; y la Resolución 2065 de 1965 , donde reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia, indicando que en las negociaciones para encontrar una solución a la disputa deben ser tenidos en cuenta los intereses de los habitantes de las islas, y no sus deseos, excluyendo la aplicación de la libre determinación para este caso en particular, por ser una población implantada”.

Igualmente, los veteranos remarcaron que “aquí no hay disputa de soberanía”, y explicaron que tal afirmación responde a “fundamentos históricos, jurídicos y geográficos” que  prueban que “la soberanía de las Islas Malvinas es de la República Argentina y que lo que existe es un conflicto por medio un invasor usurpando nuestro territorio”.

“Cuando hablamos de Malvinas debemos entender que afectan a las Islas Malvinas, las Georgias del Sur, Sandwich del Sur, Antártida, nuestra plataforma continental y millones de kilómetros cuadrados de mar circundante, conformando un espacio estratégico en los mares del sur”, especificaron.

“Con esta clara invasión sobre más del treinta por ciento de nuestro territorio, el Reino Unido lleva sistemáticamente su estrategia de saqueo de los incalculables recursos que allí se encuentran”, expusieron, y ejemplificaron: “En los últimos diez años se han robado más de treinta mil millones de dólares solamente con el recurso de pesca y se estima que la cuenca petrolífera de Malvinas es superior a la de Arabia Saudita”.

“Nuestra plataforma continental posee una gran riqueza en recursos, en petróleo, en pesca, en nódulos polimetálicos, todos bienes naturales que son de vital importancia para el desarrollo de nuestra economía. Sin dejar de lado la importancia de la Antártida con su biodiversidad y reserva del setenta por ciento del agua dulce del planeta; y la posición geopolítica y estratégica en los mares del sur, siendo el puerto que controla el único paso bioceánico natural que hay en el mundo”, ampliaron.

“Es por ello que tanto el imperio británico como su aliado Estados Unidos tienen un interés particular en mantener su control sobre Malvinas y no quieren abandonar su enclave colonial de nuestras aguas ni de nuestro territorio, emplazando en 1984 una base de la OTAN, convirtiéndose así en el territorio más militarizado del mundo, con más de tres mil quinientos efectivos militares estables en nuestros mares amenazando todo el continente”, dijeron, para después reflexionar: “La soberanía, la educación y la cultura son temas centrales para el futuro de nuestra Nación, y, junto a la territorialidad, el mar continental, la plataforma continental y la bicontinentalidad argentina, son cuestiones que debemos analizar, profundizar y trabajarlas junto a todos los actores de la sociedad argentina, para intentar modificar el escenario actual y aspirar a tener, en un futuro cercano, nuestra soberanía, ejerciéndola plenamente, en todo nuestro territorio Nacional”. 

“Este es el debate que debemos dar, la discusión profunda de la causa y la cuestión Malvinas ante los nuevos embates de la corona británica de construir un puerto de aguas profundas en nuestras Malvinas y declarar área protegida de pesca en el litoral marítimo sobre las Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur”, plantearon, y ampliaron: “La defensa de nuestra soberanía no puede ser tarea de un único sector, sino que requiere el compromiso y la participación de todos. Desde el Estado es necesario promover políticas y acciones que fortalezcan nuestra presencia en el mar y la defensa de nuestros recursos naturales. Pero también es importante el compromiso de la sociedad civil, los empresarios, los académicos y todos los ciudadanos en general”.

De tal forma, afirmaron que “la causa Malvinas es de todo el pueblo argentino”, calificándola como: “La única bandera que nos une sin distinciones y nos permite encontrarnos, reconocernos y hacernos sentir orgullosos de habitar este suelo”. 

Así, afirmaron: “Esta unidad nos fortalece como pueblo y nos acerca cada vez más a la recuperación de nuestras islas”. 

“Porque Malvinas es soberanía y Malvinas nos une, seguiremos alzando nuestra voz y recordando que las Islas Malvinas son y serán argentinas”, recalcaron. 

“Por ello, y reafirmando una vez más el compromiso de Río Negro con la defensa de la integridad territorial y los derechos soberanos de la Argentina, desde la Dirección Provincial de Veteranos de Malvinas y el Observatorio Malvinas Argentinas de la Legislatura de la provincia de Río Negro seguiremos trabajando tenazmente para continuar con la ‘Malvinidad’ en nuestra agenda pública, política, cultural y educativa”, concluyeron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias