TRUCO DE COCINA

| 13/03/2024

El truco definitivo para calentar pizza sin necesidad de usar el horno

Recalentar la pizza es una de las prácticas más comunes, aunque en Argentina prender el horno en tiempos de verano puede ser difícil.

El truco definitivo para calentar pizza sin necesidad de usar el horno

En el mundo de la comida, hay dos tipos de personas: los amantes de la pizza fría para desayunar y aquellos que evitan comerla en exceso por miedo a desperdiciar las sobras. La reputación de la pizza recalentada no es precisamente positiva, especialmente cuando recurrimos al microondas para calentarla, lo cual es un grave error.

Pero, ¿qué hacer cuando el calor del verano nos desalienta a encender el horno? ¡No hay problema! Existe una solución rápida y sencilla que te permitirá disfrutar de tu pizza recalentada como si estuviera recién hecha, y todo lo que necesitas es una sartén y una tapa del mismo diámetro.

Para recalentar tu pizza sin necesidad de utilizar el horno, sigue estos simples pasos:

1- Preparación de la sartén: Asegúrate de que la sartén esté completamente limpia y seca antes de comenzar. Colócala en la hornalla de tu cocina y enciende el fuego a una temperatura media. Agrega un poco de agua, aceite o manteca en la sartén y distribúyelo de manera uniforme. Este paso es crucial para evitar que la pizza se pegue al fondo y garantizar un calentamiento uniforme.

2- Calentamiento gradual: Deja que la sartén se caliente gradualmente. Es importante no apresurarse en este paso para evitar quemar la pizza. Puedes comprobar la temperatura colocando la mano a poca distancia sobre la sartén; si sientes calor, la sartén está lista para recibir la pizza.

3- Colocación de la pizza: Con cuidado, coloca la pizza en la sartén precalentada. Asegúrate de distribuir uniformemente los trozos si estás recalentando más de uno. Esto ayudará a que se caliente de manera homogénea.

Lee también: Truco casero: para qué sirve poner un jabón en el cajón de tu ropa

4- Tapado y espera: Cubre la sartén con una tapa del mismo diámetro o con una lámina doble de papel de aluminio. El objetivo es atrapar el calor y el vapor para calentar la pizza de manera efectiva. Ahora, espera pacientemente mientras la sartén hace su magia. Este proceso generalmente toma alrededor de 5 minutos, pero puede variar dependiendo del grosor de la pizza y de tu preferencia personal de calentamiento.

5- Volteo opcional: Una vez que haya pasado el tiempo recomendado, puedes optar por voltear la pizza. Esto ayudará a asegurar que se caliente de manera uniforme en ambos lados y que el queso se derrita de manera perfecta. Si decides hacerlo, deja que la pizza se cocine por 2 a 3 minutos adicionales.

Con estos simples pasos, podrás disfrutar de tus sobras de pizza en cuestión de minutos, sin tener que enfrentarte al calor sofocante del horno. Además, al recalentarla en la sartén, estarás ahorrando energía y contribuyendo a cuidar el medio ambiente.

Es importante tener en cuenta que si tu pizza contiene ingredientes húmedos, como salsa de tomate, frutas o verduras, el tiempo de cocción puede reducirse para evitar que quede empapada o con un sabor desagradable.

Recalentar tu pizza en una sartén es una excelente manera de evitar el calor del horno durante los días calurosos de verano y de aprovechar al máximo tus sobras de comida. ¡No más pizzas desperdiciadas ni mal recalentadas!

Lee también: Truco casero: Por qué debes ponerle sal a la escoba para barrer

Temas de esta nota
Te puede interesar
Ultimas noticias