TIP INFALIBLE

| 04/12/2023

Cómo hacer un mascarilla de limpieza facial con yema de huevo

Se reveló que con la utilización de una yema de huevo se puede obtener una crema de limpieza facial altamente efectiva.

Cómo hacer un mascarilla de limpieza facial con yema de huevo

De un tiempo a esta parte, las mascarillas de limpieza facial se volvieron muy populares. Sin embargo, no hace falta gastar en costosos productos para poder realizarlo, sino que también se puede realizar con elementos naturales. Es que se dio a conocer que con la yema de un huevo se puede provocar el mismo efecto.

En el último tiempo se comenzó a dar una mayor importancia a la necesidad de realizarse una limpieza facial antes de dormir o por la mañana. En este sentido, las mascarillas tomaron gran relevancia como método más práctico para realizar este proceso.

 

Sin embargo, se dio a conocer que no es el único método para poder hacerlo. Se debe a que se supo que la yema del huevo contiene las vitaminas necesarias para realizar este método por lo que suavizan la piel, la limpian y también previenen la aparición de arrugas.

Los especialistas en la materia dieron a conocer que, en caso de no encontrar o no poder acceder a una mascarilla de limpieza facial, se puede conseguir el mismo efecto. Es que en este sentido se rejuvenece la dermis, ayuda a bajar el nivel de las impurezas y también ayuda con la regulación de la producción de sebo.

 

En este sentido, para poder hacer la mascarilla se necesitará la mencionada yema de un huevo y también jugo de limón. Por lo que habrá que batir la yema hasta que se forme la espuma y ahí comenzar a agregar el otro líquido. Una vez integrados ambos productos quedará formada la crema.

En lo que respecta a la aplicación, se recomienda que se realice con un pincel para ser precisos en las cantidades y poder aumentarla dependiendo de los sectores en los que se necesite más. Una vez terminado de utilizar el producto se deberá dejar actuar por 20 minutos.

Pasado el tiempo de aplicación se recomienda enjuagar con abundante agua fría hasta retirar por completo el producto. Vale recordar que a la hora del secado, el mismo debe ser con cuidado para no irritar la piel. Es por eso que se recomienda hacer con una toalla suave y los cuidados necesarios.

Lee también: Finalizó el Tercer Encuentro de Comisarías de la Familia

Te puede interesar
Ultimas noticias