Judiciales |

EN CAUSA POR DOS VIOLENTOS ROBOS

22/02/2021

Defensa frena avance de causa contra Fabio Bonnefoi: recusó a los fiscales

Defensa frena avance de causa contra Fabio Bonnefoi: recusó a los fiscales

El juez Gregor Joos debió suspender una audiencia de control de acusación, último paso antes del juicio oral, porque la defensa planteó la recusación de los fiscales que intervienen en el caso. Se trata de una causa en la que se investiga la participación de Fabio Bonnefoi en dos violentos robos ocurridos en 2020, en los que además de apoderarse de armas y dinero, hirió gravemente a las víctimas.

Fabio Bonnefoi fue imputado por dos robos ocurridos en mayo y junio de 2020 y aunque logró mantenerse prófugo de la Justicia durante varios meses, fue recapturado y el caso avanzó hasta la instancia de Control de Acusación, la última etapa formal antes del juicio oral.

Sin embargo este lunes la fiscalía no pudo presentar el caso y requerir la apertura del juicio porque la defensa, a cargo de Jorge Pschunder, planteó la recusación del fiscal Tomás Soto y del fiscal jefe Martín Lozada.

Bonnefoi pudo evadirse de la justicia pese a que inicialmente había resultado detenido, con prisión preventiva. Según fuentes ligadas al caso, durante ese período logró amedrentar a las víctimas y la fiscalía contaría con elementos que acreditan esa situación.

A partir de una retractación de los damnificados, la defensa de Bonnefoi había intentado el dictado del sobreseimiento, aunque el planteo fue rechazado.

Más adelante Bonnefoi fue trasladado al Penal de Viedma, en donde permanece detenido. Sin embargo la cuestión fue utilizada por la defensa para denunciar que el traslado fue ilegal y que afectaba los derechos de su asistido, realizando varios planteos entre los que destacó un hábeas corpus.

En esa tónica, el defensor recusó a Soto y Lozada sosteniendo que su cliente corría riesgo de vida y que los fiscales actuaban por motivaciones personales que excedían sus obligaciones.

Por ello el juez Joos debió suspender la realización de la audiencia de control, hasta tanto se resuelva la recusación de los acusadores públicos.

Bonnefoi está acusado por la Fiscalía por un hecho ocurrido el 18 de mayo de 2020 en horas de la tarde, en un domicilio de la calle Fagnano al 1000, cuando junto a otros dos individuos armados, se presentó en el lugar y amenazó a la dueña de casa, que fue sorprendida al cuidado de su hijo menor de edad.

Tras reclamarle insistentemente por dinero, la amenazaron con secuestrar al pequeño.

La mujer intentó refugiarse en un piso superior pero fue alcanzada por Fabio Bonnefoi, quien la tomó fuertemente del cabello y la arrojó al suelo provocándole lesiones en uno de sus pies. Luego la golpeó en el rostro y le ató los pies, mientras sus "compinches" continuaban revisando la casa y reclamando por el lugar donde ocultaban dinero.

Finalmente la mujer indicó el lugar en el que guardaban dinero y los asaltantes escaparon con ciento treinta mil pesos argentinos, ochocientos dólares estadounidenses, un teléfono celular y a bordo de un Volkswagen Voyage de color blanco, que había permanecido estacionado frente al domicilio y era conducido por otro sujeto que los estaba esperando y hacía de campana.

El hecho fue encuadrado en la figura de robo triplemente agravado: por el uso de arma de fuego, por haber sido cometido en poblado y en banda y por haber provocado lesiones de carácter grave a la víctima.

El otro hecho por el que es acusado por los fiscales, Bonnefoi ocurrió el 3 de junio de 2020 en horas de la tarde en un domicilio ubicado en la zona de La Paloma, ocasión en que dos personas con armas de fuego se presentaron allí y sorprendieron al propietario del lugar, quien salió a recibir a los visitantes portando un pistolón.

El acusado a su vez portaba un arma de puño tipo revólver calibre 32 y al tener frente suyo al damnificado se le abalanzó y comenzó a forcejear, logrando efectuar un disparo que hirió al dueño de casa en una mano y una pierna.

Al caer al suelo, el herido fue agredido con puntapiés, atado y ubicado en un galpón, donde lo dejaron inmovilizado.

Tras ello, los asaltantes revisaron la propiedad y se apoderaron de un teléfono celular, un fusil Máuser, un rifle Winchester, una escopeta calibre 36, un pistolón calibre 14, mil dólares estadounidenses y ocho mil pesos.

El hecho fue encuadrado en la figura de robo doblemente agravado: por el uso de arma de fuego y por haber provocado lesiones de carácter grave a la víctima.

En caso de que se supere la instancia de Control de Acusación y avance al juicio oral, la fiscalía anticipó una pretensión punitiva provisoria mayor a los tres años de prisión, aunque aún resta que se tomen algunas definiciones más precisas. Por la entidad de los hechos reprochados, el pedido de pena podría ubicarse alrededor de los doce años de prisión, por lo que en caso que sea superior a esa cifra, Bonnefoi podría terminar el proceso con un juicio por jurados.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas