MUJERES QUE LUCHAN

| 03/11/2020

Natalia Oreiro y su lucha en Rusia por la diversidad sexual  

Natalia Oreiro y su lucha en Rusia por la diversidad sexual  

Natalia Oreiro es una actriz y cantante muy famosa. Su papel en “Muñeca Brava” la catapulto a la fama en otros países de manera inesperada. El reciente documental "Nasha Natasha” muestra su increíble popularidad en Israel, la Republica Checa y en Rusia. Se puede ver aglomeraciones de fans indiferentes a los horarios o al clima, algunos logran entregarle un obsequio, otros sacarse una foto. Los emociona cuando habla en un correcto ruso agradeciendo las muestras de afecto. Aprovecha a promocionarse en innumerables entrevistas periodísticas. No pierde la ocasión para recorrer las ciudades donde se presenta. Los recitales son shows muy elaborados tanto en vestuario como en coreografías y juegos con el público. En el que dio en el Olympic Sports Hall de Moscú batió el récord de 60 mil personas. Esto se traduce en una incesante venta de sus discos y otros productos con su imagen, una verdadera devoción. 

En Rusia la homofobia no solo es moneda corriente, sino que puede asegurarse que es una política de estado. Al colectivo LGTB se lo considera una organización criminal y no se le permite tener algún tipo de registro legal. Se los responsabiliza de la expansión del Sida y de la decadencia moral de la sociedad. La iglesia ortodoxa rusa aporta lo suyo en esto oponiéndose a cualquier reconocimiento.  El matrimonio igualitario no está en la agenda, ni lo estará por mucho tiempo. Las marchas del orgullo gay fueron prohibidas durante varios años, y cuando pudieron hacerse fueron boicoteadas por grupos violentos.

Durante el mundial de futbol del 2018 Natalia aprovecho su popularidad al presentarse en la televisión rusa con una remera con los colores del arco iris, símbolo de la diversidad sexual. Un guiño para entendidos.

Te puede interesar
Ultimas noticias