Judiciales |

FALLO UNÁNIME

15/10/2020

Absolvieron a penitenciario acusado de balear a un recluso

Absolvieron a penitenciario acusado de balear a un recluso
Por: Mariano Colombo

Los jueces Gregor Joos, Ricardo Calcagno y Héctor Leguizamón Pondal dictaron la absolución de Pablo Riffo, un agente penitenciario que enfrentó un juicio acusado por el delito de lesiones graves e incumplimiento de los deberes a su cargo. Es por un hecho ocurrido en el interior del Penal 3, en el marco de una reyerta, en la que un interno resultó baleado en el rostro y sufrió la pérdida de uno de sus ojos.

Los tres jueces que integraron el tribunal, votaron por unanimidad en el sentido de ratificar la teoría del caso que plantearon los defensores Pablo Calello y Estanislao Cazaux y así dispusieron la absolución de Riffo, que había sido acusado por el fiscal Guillermo Lista y la abogada querellante Marina Schifrin.

Le habían atribuido los delitos de lesiones graves e incumplimiento de los deberes de funcionario público, a consecuencia de haber omitido los reglamentos policiales y efectuado un disparo sin las precauciones pertinentes, en el marco de una refriega entre los detenidos alojados en el Penal 3.

Dos postas de goma impactaron sobre Lucas Maximiliano Bascur y le produjeron lesiones de carácter grave, con debilitación permanente en el sentido de la vista y deformación permanente del rostro.

Según la acusación el hecho se produjo el 2 de mayo de 2016 en horas de la tarde, cuando los internos del pabellón 1 se encontraban en un recreo en el patio del Establecimiento Penitenciario 3 de la ciudad y se produjo un enfrentamiento que se trasladó hasta el pasillo que conecta las cuatro celdas de la sección.

En ese contexto de violencia generalizada, se dio intervención al CIEP –Cuerpo de Intervenciones Especiales Penitenciario–, de que era parte el acusado en calidad de escopetero, portando una escopeta calibre 12 con cartuchos de estruendo y antitumulto. Así fue que, según la Fiscalía, a una distancia de menos de diez metros y de frente, efectuó varios disparos de manera directa, sin rebote, provocando que las postas que alcanzaron al interno Lucas Maximiliano Bascur lo lesionaran gravemente. En concreto, una posta habría alcanzado el ojo izquierdo del detenido, provocando el estallido del globo ocular y la consecuente pérdida del órgano, y otra terminó alojándose en la mejilla del sujeto, lo que motivó una intervención quirúrgica para su extracción.

Los jueces se basaron en la sentencia en los términos de la propia acusación, apuntando que en la audiencia de formulación de cargos se advirtió que hubo una orden de la autoridad, que permitió el accionar del CIEP, en el marco de una reyerta en la que existían armas blancas entre los internos de Penal, por lo que corría peligro la integridad física de los internos y del propio personal penitenciario.

Indicaron además los jueces que las declaraciones testimoniales aportadas en el juicio, como así también en las pericias balísticas, no dejaron confirmar la teoría acusatoria, por lo que se impuso la absolución del acusado.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas