Policiales |

NACIÓN VISITÓ DOS COMUNIDADES MAPUCHES

01/08/2020

Villa Mascardi aterrorizada: nueva toma de terrenos

Villa Mascardi aterrorizada: nueva toma de terrenos

La autodenominada comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu informó a través de un comunicado difundido por distintas redes, su avance hacia más terrenos de Villa Mascardi: “nuestro control territorial sobre el territorio lindero conocido como Hueche Ruca, que estaba en manos del Obispado Católico de San Isidro”. Ya en el mes de abril se había hecho una denuncia por agresión de encapuchados hacia un hombre que se encontraba constatando el estado del lugar. Asimismo, en las redes sociales del Ministerio de Seguridad de la Nación informaron sobre la visita a las comunidades Buenuleo y Quijada, para mantener un diálogo y llegar a una solución pacífica de los conflictos.

Desde el año 2017 el sector de Villa Mascardi está en permanente conflicto con quienes dicen poseer derechos ancestrales sobre el territorio, pero que al mismo tiempo son desconocidos por la propia comunidad mapuche del lugar, integrantes de la Lof Wiritray - Relmü Lafken, que en su momento difundió su rechazo ante los sucesos vandálicos. En el comunicado reivindicando el hecho señalan que lo hicieron "manteniendo nuestra conciencia clara en el marco de resistencia y control territorial hasta expulsar al winka intruso de nuestro territorio”. En esta línea, instaron a “seguir recuperando territorio sin negociar ni transar, comprendiendo que la única opción es la autodefensa y el control territorial”.

Los daminíficados

Alejo Dasso es uno de los administradores de Hueche Ruca, que significa “casa de jóvenes”, lugar en el que el Obispado de San Isidro promovía encuentros de grupos scout y jóvenes. En diálogo con El Cordillerano, Dasso relató: “el 1 de abril yo le pedí a un amigo que pase por la cabaña, y de golpe lo rodearon un montón de encapuchados. Él estaba sacando fotos porque habían robado como por quinta vez, ya se estaban llevando el machimbre de las paredes, puertas, ventanas. Le dijeron que si no se iba le quemaban la camioneta. Entonces él fue a la comisaría de Villa Mascardi e hizo la denuncia”.

De esta forma, pese a que se formalizó la denuncia, Dasso indicó: “hoy -por este sábado- me enteré porque hablé con el comisario que la denuncia se la tomaron por agresión pero no por ocupación. Él se fue asustado y después ya no pudimos volver porque a los pocos días se incendió una cabaña, amenazaron a la fiscal, etcétera”. Según comentó el administrador del predio en cuestión, Hueche Ruca tenía capacidad para albergar a sesenta personas. Además de los destrozos en las instalaciones y robos, destacó la sustracción de un grupo electrógeno y camas. “Lo único que no se llevaron son unas camas de hierro que nos regaló el ejército porque son pesadísimas” señaló.

“Esta gente se aprovechó con el tema de la cuarentena, el invierno, la nieve. El 1 de abril ya estaban desarmando paredes, se llevaron puertas y ventanas. Nosotros nos estamos moviendo con nuestro abogado. Antes argumentaban que no sabían quiénes eran, pero ahora lo saben” indicó Dasso.

Antecedentes

El conflicto con la autodenominada comunidad Lafken Winkul Mapu genera mucho temor en los pobladores de la zona, debido a que los hechos delictivos y vandálicos son permanentes. En todos los casos coinciden las características de los autores. En octubre del año pasado, la comisionada de fomento de Villa Mascardi, Inés Marabolis, fue atacada cobardemente por tres personas encapuchadas mientras recorría un predio de la Comisión.

En abril de este año, los sujetos involucrados fueron denunciados por atacar a pedradas una cabaña ubicada en la zona mencionada, prenderla fuego y enfrentar a efectivos de la Policía de Río Negro que acudieron al lugar.

Tras estos acontecimientos, durante diligencias judiciales, la fiscal Silvia Paolini y los adjuntos Facundo D' Apice y Clara Moldes fueron agredidos en la zona por un grupo de aproximadamente quince personas que llegaron con las caras totalmente cubiertas y arrojaron piedras al vehículo de la Fiscalía, a los agentes fiscales y a los diversos integrantes de la Policía de Río Negro. Como consecuencia del ataque, que comenzó de manera intempestiva y sin que los autores se informaran acerca de la labor fiscal, resultó lesionado un efectivo del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate. Los meses siguientes, vecinos de la zona continuaron denunciando distintos hechos de violencia, amenazas y robos.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, junto con las autoridades de Parques Nacionales y del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas informaron a fines de junio que los plazos de reunión de la Mesa Alternativa de Resolución de Conflictos con los Pueblos Originarios –convocada para avanzar en el diálogo entre las partes como mecanismo para evitar el conflicto y la violencia en Villa Mascardi (Río Negro)- están vigentes y que continúan los encuentros de las partes mediante videoconferencias, asegurando la participación de todos los actores involucrados. Sin embargo los vecinos de Villa Mascardi y aledaños aseguran que viven en un clima de terror, abandonados por el Estado.

Visita del Ministerio de Seguridad de la Nación

Mediante la cuenta de Twitter del mencionado ministerio dieron a conocer sobre la visita a dos comunidades mapuches de la zona.

“Con el objetivo de proveer herramientas para su protección frente a la emergencia climática y fortalecer sus garantías de seguridad, visitamos las comunidades mapuches Buenuleo y Quijada. Diálogo y acciones concretas como eje para la solución pacífica de conflictos”, publicaron en la cuenta oficial de Twitter.


La fotografía subida a la cuenta oficial del Ministerio de Seguridad de la Nación, durante la visita en Bariloche.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas