Actualidad |

“USAR LA ETNIA PARA ESCUDARSE Y ROBAR, AMENAZAR, CUATREREAR Y MENTIR, ES BAJEZA”

28/05/2020

Comunidad mapuche Wiritray rechaza la violencia en Villa Mascardi

Comunidad mapuche Wiritray rechaza  la violencia en Villa Mascardi
Operativo durante uno de los últimos hechos violentos.

Desde la comunidad Lof Wiritray - Relmü Lafken hicieron público un escrito en el que comunican su postura sobre el conflicto en la zona de Mascardi. Se publica textual a continuación:

A la sociedad toda, la verdadera historia del Relmu Lafken.

*Nunca existió en el citado lugar, hasta noviembre de 2017 ninguna otra comunidad mapuche, ni asentamiento, ni reivindicaciones territoriales ajenas a nuestro propio reclamo histórico, legítimo y documentado.

*Una machi es básicamente una persona que dedica su vida a nuestra medicina ancestral mapuche, pero no cumple un rol ni tiene bajo ningún concepto la autoridad política para decidir dónde debe o no, radicarse una comunidad. Ni acá ni allá.

*Una machi tiene que cumplir la función de obrar para sanar, para curar, para buscar el kvme felen del ser humano (equilibrio y salud), jamás para llamar a la violencia, a dividir ni generar discordia. De otro modo, va en contra de su propósito en esta tierra.

*Una machi tiene que tener una correspondencia territorial, un Tuwun (origen territorial) y un Kvpalme (descendencia familiar), un nexo que ancle y la una verdaderamente al territorio que habita y en el que desarrolla sus funciones, requisito sine qua non. No puede aleatoria y caprichosamente y sin fundamentos elegir radicarse aquí o allá ignorando por completo y avasallando la presencia, soberanía y autodeterminación de otras comunidades. Va en contra de todo nuestro Az Mongen (valores, normas y principios comunitarios).

*Otro requisito es que una machi tiene que dominar fluidamente el mapuzungvn, no puede “ir aprendiendo” sobre la marcha, de otra manera no tiene modo de conectar con el Pullv Mapu (Plano espiritual) ni Kompu newen (las energías que rigen el cosmos). No hay forma ni alternativa.

*El único lugar sagrado en toda la zona es el Rehue y está ubicado en nuestro territorio comunitario, reconocido por el relevamiento jurídico catastral de la Ley 26.160. Nunca nuestros abuelos hablaron de ningún otro lugar sagrado en la zona.

*El mencionado sector de nuestro territorio que hoy está siendo usurpado violentamente, fue en su momento territorio de veranda de nuestros abuelos, ni antes ni ahora tuvo nunca jamás características predeterminadas que lo conviertan en lugar sagrado de nada, ni cosa remotamente parecida.

*El concepto de “Territorio ancestral sagrado”, no existe en nuestra cultura. Si bien hay lugares y sitios con su respectivo newen y energías que profundamente respetamos, de ningún modo esto prohíbe el acceso a ningún sitio absolutamente a nadie.

*Legalmente los miembros de la familia Colhuan conforman la comunidad mapuche urbana del barrio Virgen Misionera, ocupando dos lotes, una plaza de uso público y las respectivas calles adyacentes a la misma.

*Legalmente los mismos miembros de esa comunidad, no pueden borrar su pertenencia a esa primer comunidad previamente conformada y volver nuevamente a conformarse como una segunda comunidad, en otro segundo territorio aparte, sin ningún Tuwun (origen territorial) ni Kupalme (procedencia familiar) ni presencia histórica que le valide ni justifique su radicación en ese lugar. Mucho menos usurpando ilegítimamente territorio de uso exclusivo de otra comunidad.

*Usar la etnia como excusa para escudarse y robar, amenazar, cuatrerear y mentir, eso es una bajeza. Eso sin contar con que de verdad, muchas de esas personas que esconden su rostro, lo hacen para delinquir impunemente en la zona, y claramente no son de origen mapuche. Los vecinos de la zona aledaña a la ocupación los reconocen como del área metropolitana de Buenos Aires y como punteros de agrupaciones sociales y partidos políticos.

*Jamás el mapuche anduvo cobardemente escondiendo su rostro tras una capucha, al contrario, en nuestro Az Mongen (valores y principios comunitarios), es signo de virtud y nobleza dar la cara siempre y ante cualquier circunstancia.

*Jamás miembros de ninguna comunidad mapuche atacaron, ni atentaron, ni usurparon, ni robaron, ni amenazaron de muerte a miembros de ninguna otra comunidad mapuche. En nuestro Nor Feleal (Normas y principios de justicia y derecho) es ley apelar siempre al diálogo y al consenso, buscar un común acuerdo en base a la palabra y el respeto mutuo de las partes. Respetar al otro para ser respetado es siempre un requisito.

*La violación del derecho territorial de una comunidad mapuche a manos de otra, constituye un nefasto precedente jurídico en el desarrollo y el devenir de la lucha por nuestro reconocimiento en el marco legal argentino, afectando no solamente al Pueblo Nación Mapuche, sino a todos los demás pueblos hermanos quienes desde un principio, bregamos pacíficamente por el reconocimiento de nuestros legítimos derechos y nuestra preexistencia al Estado argentino.

*Estas personas reivindican su pertenencia al linaje de un personaje histórico llamado Linkonahuel. No hay registro histórico de la presencia de ningún Linkonahuel a orillas del lago Mascardi. La primera referencia clara y concisa a ese nombre se halla en un cuento recopilado por la enfermera y folclorista alemana Bertha Koessler, contada por el lonco Abel Curruhuinca, de San Martín de los Andes, y posteriormente publicada en diversos medios y bibliografía local. En dicho cuento, se nombra a un cerro Amun Karr o “Tronador” haciendo clara referencia a un volcán, con sus fumarolas y cráter magmáticos respectivos. Hace 1.500.000 años que el cerro Tronador se encuentra apagado y estable geológicamente. De más está concluir que dicho cuento hace clara referencia a algún otro volcán de la zona del Neuquén o de Chile.

*Está registrado históricamente que los primeros pobladores en radicarse y asentarse en la zona fueron Juan Bautista Treuque y José Domingo Inaleff, nuestros antepasados directos. Históricamente no consta que en esta zona hubiera ningún otro asentamiento sedentario previo de ninguna otra familia ni comunidad indígena.

*Quienes realizaron esta infame ocupación, además le robaron a nuestra abuela Esther Treuque, miembro de nuestro consejo de ancianos, referente y pilar de nuestra Lof, la posibilidad de irse en paz de este mundo. Falleció de tristeza y angustia al enterarse de tan nefasta noticia, siendo que ella nació y se crió en el sitio hoy día usurpado. Y no consideramos justo ni sano que nuestras demás abuelas y ancianos tengan que vivir sus últimos días en este mundo, con el corazón en la boca, con el terror y la angustia de convivir día a día, permanentemente, con estos sujetos rondando, violando y violentando nuestro territorio.

*Repudiamos siempre desde el primer minuto la muerte Rafael Nahuel, y acompañamos los pedidos de justicia pertinentes. Pero utilizar políticamente el hecho de una muerte trágica para intentar en vano legitimar un reclamo territorial nulo de toda nulidad es un acto indecente, de una bajeza moral que no tiene límites. Nunca se dio el hecho de que una muerte en el contexto de una violenta y desmedida resistencia a una orden de desalojo, valide una usurpación previa. No es algo que se contemple en el código penal argentino, mucho menos nuestra cultura. No tiene ninguna lógica por donde se lo mire.

* Nuestros abuelos nos inculcaron siempre desde su ancestral sabiduría y cosmovisión mapuche, que la violencia solo engendra violencia. Que nada se logra en base a mentiras, amenazas e injurias. Que el ser humano solo progresa en base al esfuerzo, el trabajo, el diálogo y el respeto. Reivindicamos su lucha ancestral e inquebrantable por demostrar que se puede convivir sanamente apelando al equilibrio, el diálogo y el respeto mutuo de las partes.

Lof Wiritray - Relmü Lafken

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas