Actualidad
01/06/2020

Alta Patagonia: de no abrir el centro de esquí, los pases Residentes se podrán utilizar en la temporada 2021

Alta Patagonia: de no abrir el centro de esquí, los pases Residentes se podrán utilizar en la temporada 2021
Foto Facebook CAPSA

Barilochenses que sacaron el pase Residente para esquiar en Catedral en este 2020 podrán utilizar dicho pase en el año 2021 si es que por disposición gubernamental el cerro no abre sus operaciones. Aquellos pobladores locales que decidan este año no realizar deportes invernales, por razones particulares y sin explicación alguna, podrán solicitar que se les reintegre lo abonado y la empresa les otorgará una nota de crédito.

“Hay gente que está a favor que vengan turistas a la ciudad, hay gente que no, pero hay que tomar decisiones, estancarse no es un buen camino”, indicó Manuel Pérez Diez, gerente comercial de Catedral Alta Patagonia S.A. (CAPSA) a través del programa “El Expreso Periodístico” que se emite de lunes a viernes de 9.30 a 12.30 por El Cordillerano radio (93.7).

El EAMCEC (Ente Autárquico Municipal Fiscalizador de la Concesión del Cerro Catedral) rige la actividad en el centro de deportes invernales y al respecto el ejecutivo mencionó que “nosotros tenemos interacción permanente” con todos los actores que operan en el cerro, “el Ente es autárquico que opera con el municipio y se ocupa de velar porque se cumpla el contrato en los términos de la concesión y por otro lado participamos activamente en otra mesa con otras entidades como la Cámara de Turismo de la Nación, con la Asociación Empresarial del Área Catedral, incluidos los titulares de rentals, escuela de esquí, negocios donde nosotros no participamos, pero sí conformamos mesas de trabajo en conjunto, para prepararnos y estar en condiciones, ya que no sabemos si se va a poder abrir o cuando, lo que sí sabemos es que hoy la montaña está en condiciones de ser abierta, si no, no se puede abrir, no va a ser porque no se hizo el mantenimiento, o porque no están los elementos necesarios, porque no están los protocolos, todo eso está cubierto y ahora estamos a disposición esperando que se tomen las disposiciones políticas, administrativas y sanitarias que nos permitan abrir”.

El directivo explicó que en este momento “es como un entrenamiento para que todos vayamos acostumbrándonos, hoteleros, otros empresarios, en los estrictos protocolos, que no son incumplibles, pero van a requerir capacitación del personal, para que nosotros los empleados nos vayamos acostumbrando a usar permanentemente el barbijo en nuestras oficinas, al aire libre, incorporar esos nuevos hábitos que va a llevar tiempo y es esfuerzo, sabemos que es importante”.

Visitar el centro invernal no es solo esquiar, también es comer, ir al baño, hacer filas en los medios, comprar los pases, al respecto dijo el entrevistado que “el mayor impacto de los protocolos está puesto en esos puntos de contacto, no hay un protocolo para esquiar, hay un protocolo para usar los medios de elevación, para ir al baño, para ir a un restaurante, para cuando la patrulla interactúe con un cliente, para ir a una escuela de esquí, todos esos tipos de situaciones que uno vive en un día de esquí tienen sus indicaciones y para estar en la montaña se aplican las condiciones normales que se aplican en cualquier lugar, mantener un metro y medio de distancia, usar barbijos, la cara cubierta, lavarse las manos con frecuencia, lo mismo que hacemos si estamos caminando por la calle haciendo trámites”.

Sobre que Las Leñas anunció que no abre, mencionó que “son realidades diferentes, nosotros tenemos una responsabilidad ya que administramos una concesión pública y por eso no tomamos una decisión individual, todo lo contrario, todos nuestros esfuerzos están en cumplir con nuestras obligaciones. En Las Leñas decidieron cerrar porque para ellos no están dadas las condiciones para abrir, tienen otras complejidades como que alojan ellos mismos a sus empleados porque están en un lugar bastante remoto y alejados de otros centros urbanos, el transporte los hacen en bus desde el aeropuerto más cercano que está a más de 100 kilómetros, ellos operan sus propios hoteles y entonces han tomado esa decisión”.

Asimismo Pérez Diez indicó que “CAPSA provee transporte, alimentos y vestimenta a todo su personal, hay que adaptarlo pero no es algo nuevo para nosotros, es histórico que todo el personal de CAPSA va y viene en transportes contratados por la empresa, sí se cambia el protocolo que ya se está aplicando, se usan menos asientos, se controla la temperatura a cada uno de los empleados antes de subir al bus y hay una serie de medidas especiales que ya están en marcha”. Las pistolas termométricas para ser fiables tiene que operar con una temperatura que ronde los 20 grados, se complica con temperaturas bajo cero, “allí tomamos la temperatura al personal con termómetros de contacto axilares, en caso de que se abra el cerro no está previsto tomar la temperatura a toda aquella persona que lo visite”.

Insistió el ejecutivo en mantener el “distanciamiento, la sanitización, manejar todos los puntos de posible contacto que puedan existir y con todo lo que tiene que ver en cuanto a la interacción entre el público y el personal. Ese es el eje principal del protocolo de seguridad”.

En cuanto a los residentes aclaró que “pusimos todo a disposición de las autoridades, pero aún no lo sabemos, no lo puedo adelantar. Por los pases de residentes que fueron comprados en noviembre/diciembre (2019), todos los compradores tienen en esta última semana la posibilidad de anunciar que no lo van a usar, no se va a perder el pase. No va a ocurrir dentro de un parámetro confiable. Si la montaña no llega a abrir todos los compromisos asumidos se van a reformular, para que la gente que compró un pase lo pueda utilizar”.

Además contó que “la cuestión tarifaria es excelente para el residente, con algunas restricciones como reducción de horario en algunos momentos de la temporada o el bloqueo en las vacaciones de invierno, pero es una ecuación válida, incluso si uno quiere tener un pase para ese momento de vacaciones también lo puede adquirir, pero eso no viene al caso. Lo importante es llevar tranquilidad a aquel que tiene un pase, lo va poder usar, si en esta temporada no tenemos la suerte como barilochenses de tener montaña operativa lo va a poder usar en la temporada siguiente, igual a nosotros nos preocupa mantener la montaña operativa para mantener las fuentes de trabajo de nuestros compañeros de CAPSA y del resto de la gente que trabaja en torno a ello”. Catedral tiene 100 empleados fijos y “en temporada llegamos a 350 o 400 depende un poco del diagrama de programación de servicios. Se venden en promedio alrededor de 7.000 pases Residentes por año”.

Por último Pérez Diez señaló que “los pases comprados no se van a perder, y dada las circunstancias hay que gente que aún si la montaña llegará a abrir ya sabe que no va a poder utilizar sus pases, a esa gente se les da la opción de hacer ese anuncio hoy y recuperar el 100% de lo que pagaron a través de una nota de crédito, eso es importante tenerlo en cuenta porque el que ya sabe hoy que, por el motivo que sea y aunque la montaña abra y ellos no van a esquiar, pueden contactarse con nosotros y le vamos a dar la nota de crédito, no tienen que explicar el motivo, no tiene que tener un certificado, nada, solamente anunciarlo. Por ejemplo, si son de un grupo de riesgo, si tenés problemas económicos o si es el pase para un chico que va a ir a un club, pero no sabés si vas a poder pagar el curso del club, son decisiones muy personales, quizás es un año para esquiar en familia, no lo sabemos. Nosotros queremos llevar tranquilidad, aquel que sabe que no va a utilizar su pase, por el motivo que sea, yo le recomendaría que nos avise, lo recupera para el año que viene y si la montaña no abre que se quede tranquilo que también va a tener el reconocimiento, haya avisado o no haya avisado”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas