Cultura |

ACERCARÁN FUNDAMENTOS AL CONCEJO MUNICIPAL

26/05/2020

Impulsan reconocimiento para Ricardo González

Impulsan reconocimiento para Ricardo González
El “Negro” González.
Por: Adrián Moyano

Si bien el fundador de La Patagonia Canta recibió homenajes en Viedma, Carmen de Patagones y a nivel provincial hace más de 20 años, Bariloche está en mora. Fue un incansable hacedor cultural que situó a la ciudad en el centro de la escena folklórica regional.

Quizá fuera premonitorio el recuerdo que se apoderó de Edgardo Lanfré, según compartió en su columna de El Cordillerano: un grupo de viejos amigos de Ricardo González, aquel queridísimo Negro Pantaleón, se organizó para que el Concejo Municipal de Bariloche legisle un reconocimiento hacia el hacedor de La Patagonia Canta. Los impulsores de la iniciativa están en la etapa de reunir antecedentes para que luego, el órgano deliberante haga su tarea.

Si bien corrió por cuenta de Carlos Alberto Farías poner al tanto a este cronista, la charla se mantuvo con Juan Carlos Ventuala y José Salas, dos de los promotores del asunto. Vecino de Viedma, el primero contó: “al Negro lo conocí en el año 78 y a partir de entonces, empezó una amistad. Él empezó a llevar (a Bariloche) amigos y conocidos, músicos e intérpretes de la Patagonia, que hacían distintos géneros musicales dentro del folklore”.


Carlos Farías.

Llamativamente, “en el Séptimo Certamen de la Canción Inédita de Viedma-Patagones, en 1999, vimos que nunca se le había hecho un reconocimiento al Negro por toda su labor. El movimiento que él generó desde Bariloche, fue único en su género. En Viedma se le hizo un reconocimiento a nivel local, recibió placas de la Dirección de Cultura de la Municipalidad e incluso de la Dirección de Cultura de Carmen de Patagones, que es Provincia de Buenos Aires, entre otras tantas. Pero en su lugar, todavía no tiene un reconocimiento. Eso nos llamó la atención”, añadió Ventuala.

Ante esa molesta omisión, “nos reunimos con José y con Carlitos, porque: ¿cómo puede ser que el Negro no tenga un reconocimiento? La Patagonia Canta ya no se hace más, no se pudo trasladar a otro lugar, va pasando el tiempo y el Negro sigue muy presente en el recuerdo de todos, pero está ausente de lugares donde correspondería”, razonó el músico. Frente al vacío, “hace poquito, estaba haciendo un trámite en el Concejo Municipal y pregunté qué posibilidad habría o qué deberíamos reunir para hacer un proyectito y pedir un reconocimiento para La Patagonia Canta, para su fundador e impulsor principal”, hilvanó Salas.

Para responder a la consulta, “me dijeron que reuniéramos documentación para armar una buena carpetita y después hacer el proyecto. Lo comenté con Juan Carlos y Carlitos, que es uno de sus descendientes instrumentales, estuvieron de acuerdo y acá estamos”, señaló Salas. Es que además de músico y de poseer un tremendo talento para organizar, González daba clases de guitarra y Farías fue uno de sus alumnos.

Que se abra la puerta

El grupo de homenaje no pretende nada desmesurado. “Por ahí, invaden un poco los sentimientos por la relación que había, así que uno quisiera lo mejor, pero en principio que se lo reconozca en el Concejo Deliberante para de ahí en más, ver con qué se puede seguir”, señaló Ventuala. “Ojalá hubiera alguna sala con su nombre, no de eventos sino un lugar que dependa del municipio donde se den clases de folklore o de guitarra y de música en general. Que la sala tenga su nombre, no hace falta que sea un gran salón... Con el reconocimiento del Concejo, capaz podemos acceder a algo más. No sé, pero nuestra intención es que no se termine ahí”, compartió.

Entre muchas otras cosas, González también fue un gran recopilador. “También queremos que el material que él tenía en su poder, no se pierda”, sumó Ventuala. “Por ahí se puede difundir en escuelas para enseñar a conocer distintos intérpretes de la Patagonia… Por ejemplo, en Viedma hemos hecho proyectos para alumnos de sexto y séptimo en los que una vez por mes, veíamos un intérprete, desde la cultura mapuche hasta nuestros días, siempre hablando desde la música. Acá estuvieron Ignacio Prafil, Chele Díaz, Nelson Ávalos, Lucho Martínez y otros, cosas que se podrían multiplicar a través de estos reconocimientos. El Negro fue uno de los que logró este gran movimiento, que no es fácil realizar”, consideró.

Según su compañero, “no era fácil pero, ¡él lo hacía tan fácil! No hay antecedentes de otra persona con esa capacidad para realizar y juntar a tanta gente de la cultura”, sintetizó. En cuanto a la concreción del reconocimiento, “primero queremos que se trate, después ver qué proponen desde el Concejo y consensuar entre todos qué aceptamos, si está cerca de lo que nosotros pretendemos... En el 87 se cumplieron los 85 años de Bariloche y La Patagonia Canta había comenzado tres años antes”, enmarcó Salas.

En su consideración, “son personas que merecen tener un reconocimiento y que se los tenga presente por todo lo que han hecho, porque no era fácil reunir a toda la gente que él reunía de todas las provincias de la Patagonia. Si bien hay un grupo de amigos que lo tiene presente permanentemente, no pasa eso con la gente que está llegando a poblar toda la zona. Por ahí lo conocen por referencias, por eso es merecedor de un gran reconocimiento en su pueblo”, insistió.

Para que quede claro, sobre todo para aquellos que se instalaron en Bariloche después del crepúsculo del “encuentro artístico, poético y musical”, como gustaba definirlo González, “La Patagonia Canta fue el último evento popular, donde nadie cobraba un peso y nos trasladábamos todos hasta Bariloche, inclusive con entrada libre y gratuita, con más de dos mil personas (en el público), como fue en Bomberos Voluntarios, en su momento”, rememoró Ventuala. “No me acuerdo bien el año, pero cuando se hizo el homenaje a Pedro Santa Cruz se superaron las dos mil personas, aunque había nevado y llovido todo el día”. Santa Cruz era aquel “minero cantor” que por entonces, vivía en Lago Puelo. Una historia entrañable que debería conocer cualquiera que sienta un mínimo de amor por estas tierras y sus músicas.

Cultivar la cultura patagónica

En las mejores galas de La Patagonia Canta en Bariloche, “hubo un momento en que se dejó de cobrar entrada porque no cabía nadie más, era un mundo de gente”, rememoró Juan Carlos Ventuala. Entonces, “pretendemos que se reconozca el esfuerzo de alguien que nunca tuvo respaldo económico para solventar esos gastos. Nunca supimos si hubo ganancias pero no creo, porque en esas épocas éramos más de 100 personas en tres noches. Queremos que se conozca quién fue el Negro González”, pidió el vecino de Viedma.


Juan Carlos Ventuala y José Salas.

Sus facetas fueron múltiples: “fue un músico popular, no solo de Bariloche sino de toda la Patagonia… ¿Quién no conoce al Negro González? Además, fue un músico muy grabado por quienes hacemos música regional pero más allá de eso, todo el mundo quería ir a La Patagonia Canta. Así y todo, en un momento se limitó: si no era música regional, no venía. Entonces, se empezó a cultivar todo lo patagónico, en músicos y poetas”, recordó Ventuala.

El camino que de ser feliz conducirá al impostergable reconocimiento, recién arranca. “Tenemos bastante material disponible pero con esto de la pandemia, no creo que todavía nos den lugar para sacar un proyecto de esta índole”, supuso el viedmense. “Estamos recabando información. Cuando calculemos que estamos, vamos a presentar la carpeta. Será cuestión de días o semanas”, arriesgó José Salas. De lograrse, Bariloche subsanará aunque sea parcialmente un déficit con su propia historia artística.

Noticias Relacionadas
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas