Actualidad |

ESTÁ EN BARILOCHE EN CUARENTENA PREVENTIVA

06/04/2020

Instructor de esquí cuenta cómo vivió el coronavirus en el norte de Italia

Instructor de esquí cuenta cómo vivió el coronavirus en el norte de Italia
Los análisis realizados en Bariloche dieron positivo de Influenza A, negativo en la B y en el COVID-19.
Por: Juan Carlos Montiel

Como en otras oportunidades Fernando Pasqui se fue al norte de Italia a desarrollar su tarea de instructor de esquí. Llegó al centro invernal Madonna Di Campiglio el 19 de febrero y pudo experimentar personalmente el brote de coronavirus que sufren los italianos. “Al principio nadie le daba bola”, dijo. El instructor contrajo Influenza A.

El centro invernal se encuentra en la región de Trentina, entre Véneto y Lombardía la zona donde el COVID-19 atacó con mayor fuerza. Pasqui relató que “trabajé 3 semanas, se hablaba algo pero nadie le daba mucha bola porque era en China, no se hicieron las cosas que se deberían hacer, la única que me alertó fue una médica a la cual le di unas clases, ella sí estaba muy preocupada y me adelantó toda la tragedia que se originó después” en territorio italiano.


Fernando Pasqui.

El instructor barilochense ya está en esta ciudad, no fue portador del virus, pero sí de Influenza A, que le produjo fiebre que nunca sobrepaso los 38 grados. “Estuve tres días con temperatura, muy preocupado en donde me alojaba, eso fue el 8 de marzo” y agregó que “en todo momento me atendió vía telefónica un doctor, que me recetó ibuprofeno, me dijo que no salga y que tampoco vaya a un centro asistencial”.

Pasqui relató que “luego de esos tres días nunca más tuve fiebre, afortunadamente fue una gripe común. Los centros invernales cerraron todos, en esas jornadas ya en las calles no había nadie, afortunadamente yo me sentía mejor y me pude trasladar desde mi vivienda en taxi a Trento y de allí en ferrocarril a Roma, en el viaje se notaba que el tema era bravo, había policías por todos lados y luego en las estaciones que paraba el tren no había absolutamente nadie, en cada vagón iban 5 o 6 pasajeros”.

Mencionó que en el aeropuerto de Fiumicio los controles policiales eran “muy rígidos, solo estaban abiertas farmacias y comercios de comida. Antes de embarcar un médico me autorizó porque no tenía fiebre y ya en el avión Roma-Ezeiza, me hicieron llenar una planilla y las azafatas nos preguntaban constantemente cómo nos sentíamos, los que volvíamos éramos todos argentinos”.

En Ezeiza, Fernando estuvo alrededor de 6 horas en espera, una vez a bordo de la aeronave con destino a Bariloche. Consultado por El Cordillerano sobre si había recibido nuevos controles contó que “sí, me hicieron algunas preguntas y nuevamente un médico me autorizó a volar hacia mi querida ciudad”. En las 6 horas de espera “me llamó la atención los pocos controles en la aeroestación argentina, la gente iba y venía como si nada”, explicó.

A las 14.30 del 17 de marzo, Pasqui llegó a Bariloche, en el aeropuerto local “no nos revisaron al desembarcar, solo éramos 20 pasajeros, igual siempre me cuidé de tener algún contacto y de mantener la distancia con las otras personas”. De allí el instructor se dirigió a su casa, donde se encuentra solo y en cuarentena. Lo asisten desde el exterior sus familiares y como el análisis que se realizó le dio positivo en Influenza A (gripe) su médico le aconsejó que estire un pocos más su aislamiento. Por último, Pasqui reiteró “nunca supe si tuve el virus, pero estoy tranquilo porque nunca más tuve fiebre”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas