Columnistas
23/03/2020

Cómo liderar con excelencia

Cómo liderar con excelencia

Nacido en el barrio porteño de Floresta y de ascendencia griega, Bernardo Stamateas tiene habilidad para el ajedrez, el clarinete y el saxofón. Estudió Licenciatura en Psicología en la Universidad Kennedy...

Nacido en el barrio porteño de Floresta y de ascendencia griega, Bernardo Stamateas tiene habilidad para el ajedrez, el ... (+ Info)

Para lograr que un emprendimiento resulte exitoso, es fundamental aprender a liderar. “Pero yo no tengo carácter para ser líder”, tal vez estés pensando. Todos podemos liderar eficazmente cualquier actividad que realicemos, si seguimos el ejemplo de aquellos que han triunfado en su profesión. Te comparto a continuación cuatro rasgos de un líder de excelencia:

1- Se mueve con rapidez
Un líder de excelencia es proactivo. Es decir, que actúa rápido sin que nadie se lo pida. La mayoría de la gente es reactiva y expresa: “A mí no me avisaron que tenía que hacer eso”. Pero quien posee proactividad entre sus características personales acciona con rapidez. Por ejemplo, le envían un mensaje por el celular o un mail, y lo responde enseguida. Procurá siempre moverte rápidamente en todo lo relacionado con “tu visión”: los sueños que anhelás ver cumplidos. ¡Porque nadie más lo hará por vos!

2- Desarrolla el hábito de delegar
Un líder de excelencia siempre delega tareas. La persona que tiene un emprendimiento sí o sí debe organizar su “segunda línea”. ¿Qué significa esto? Un grupo de personas con la capacidad de llevar a cabo eficazmente lo que él o ella no puede o no sabe hacer. ¿Sabés en qué no sos bueno o buena? Si vas a liderar tu propio proyecto, buscá gente que maneje bien todo aquello que no te sale tan bien. Por ejemplo, si no tenés la mejor aptitud para atender al público, buscá a los mejores vendedores. Lo ideal es encontrar personas que nos sean iguales a uno y poseen las capacidades de las que nosotros carecemos.

3- Siempre está dispuesto a aprender
Un líder de excelencia siempre está dispuesto a investigar y aprender todo lo relacionado con el campo donde se mueve. ¡Deberíamos imitarlo! Si es posible, hay que acercarse a los expertos que puedan enseñarnos por qué lograron con éxito lo que nosotros aún no logramos. No es absolutamente necesario que tengas contacto directo con ellos (por lo general, es gente ocupadísima), ya que actualmente contamos con la posibilidad de seguir sus acciones por las redes sociales. Pero cuanta mayor información tengas, mayor será la rapidez con la que avances. Aquellos con sueños grandes se convierten en “depredadores del conocimiento”.

4- Respeta y mantiene las jerarquías
Un líder de excelencia es consciente de las jerarquías y las respeta. Muchos que trabajan bajo un jefe, tienen el hábito de mostrarse como superiores y se niegan a cumplir órdenes, lo cual suele jugarles en contra. Pero cuando permitimos que el jefe brille (aun cuando se apropie de una idea nuestra), le abrimos la puerta a la promoción. Nunca compitas con un superior porque lo que esta persona espera de su empleado es “obediencia”. En cambio, un par espera “respeto”. Mientras que un subalterno espera “órdenes” que sean precisas y claras. Cuando aprendemos a movernos bien en las jerarquías, tenemos más posibilidades de crecer y avanzar.
Tu emprendimiento crecerá grandemente si aprendés a liderarlo con excelencia.

Por consultas, [email protected]

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook