Política
06/02/2020

Ávila: “No hay que asustarse por no tener la mayoría y pensar que no se puede gobernar”

Ávila: “No hay que asustarse por no tener la mayoría y pensar que no se puede gobernar”
Gerardo Ávila.
Por: Diego Llorente

El edil Gerardo Ávila de Juntos Somos Río Negro dialogó con El Cordillerano sobre la experiencia de asumir en un Deliberante renovado y que perdió dos bancas con respecto al mandato anterior. Sus objetivos y visiones de cara a lo que se viene.

Gerardo Ávila nació el 17 de enero de 1989 en la provincia de Mendoza, integrando una familia de seis hermanos. A fines de 2006, a los 17 años, dejó su provincia natal y eligió vivir en Bariloche persiguiendo su vocación de cursar la Licenciatura en Ciencias Biológicas, que se dicta en el Centro Regional Universitario Bariloche. Acompañando su actividad académica, se comprometió con la política universitaria, la defensa de los estudiantes y la Universidad Pública. Participó en el Centro de Estudiantes, el Consejo de Bienestar Universitario, el Consejo Directivo CRUB y el Consejo Superior de la UNComahue como representante del Claustro Estudiantil.

Desde 2011, se integró a la militancia partidaria, afiliándose al partido Frente Grande. Trabajó junto a la legisladora provincial Beatriz Contreras. En 2014 se incorporó al equipo de asesores del bloque de concejales del Frente Grande en el Concejo Municipal junto a los ediles Carlos Valeri, Alfredo Martín, Diego Benítez y Adelma San Martín. Transitó distintos espacios, cursos, congresos e instancias de formación, que le han brindado herramientas valiosas para la definición y construcción de políticas públicas.

En 2015 asumió como concejal por la alianza Juntos Somos Bariloche y posteriormente, ya conformado el partido provincial, se afilió y es militante de esa fuerza.

El Cordillerano: ¿Cómo fue el inicio de su segundo mandato como concejal?
Gerardo Ávila: En principio, ordenando el nuevo esquema de trabajo. Hay una nueva conformación de bloque y con muchos nos estamos conociendo. La incorporación de nuevos actores, nos obliga a readecuar los procesos internos, nos da otra pauta de trabajo, similar a la que teníamos, pero con una nueva agenda y un nuevo esquema de trabajo. Por otro lado, tengo nuevas responsabilidades, porque seré presidente de comisión de Obras y Planeamiento, con lo cual estoy buscando antecedentes, información, proyectos que no avanzaron, preparándome en lo técnico y administrativo. Y empezando a recibir vecinos que traen diferentes temáticas vinculadas al rubro.

E.C.: ¿Le quedaron proyectos pendientes de su primera gestión?
G.A.: Sí, algunos que tienen que ver con el medio ambiente en lo que hace a los residuos. Estoy trabajando con los grandes generadores, una propuesta que tiene que estar consensuada con el Ejecutivo. Otras iniciativas relacionadas justamente con obras públicas y planeamiento. Además, estamos en el ordenamiento de entes donde formo parte como el Simbov, el Ente Jardín Botánico, y que hay tareas para hacer durante el verano. Empezando a ver también otras cuestiones como el Eamcec, que me exige incorporar otros conocimientos que tenía tangencialmente, pero que hoy van a ser parte de la agenda propia todas las semanas.

E.C.: ¿Cómo ve la conformación del nuevo Concejo?
G.A.: Por ahora hemos compartido poco en lo que hace a reuniones formales, pero estamos bien. Uno trata de tener una apertura de dialogar con todos los bloques y poco a poco nos vamos a ir conociendo e ir interpretando sus planteos y sus proyectos, e ir trabajando en conjunto con la mejor voluntad de nuestra parte. Sabemos que hay una conformación diferente a la anterior, ni mejor ni peor, simplemente diferente. Con otro escenario y que plantea una dinámica diferente al interior del bloque y hacia afuera. Yo trato de no comparar, hay que adecuarse y ver como camina en el tiempo este Concejo respetando el debate, las diferencias y el beneficio de la comunidad.

E.C.: ¿No tener mayoría puede afectar la gobernabilidad?
G.A.: No. Depende de cómo sean las formas, lo que se busque en la representación y nosotros siendo siete, cuando desde la oposición se perdía una votación, se ponía en duda la representación de ese bloque de manera equivocada. Era una conformación legítima de acuerdo a lo que el pueblo votó. Tratamos siempre de dar debates, muchos proyectos no vieron la luz pública, porque el propio bloque de Juntos no llegó a un acuerdo previamente. Luego, hay una responsabilidad de acompañar al Ejecutivo y en eso no hubo más discusión. Ahora, se trabajará proyecto por proyecto, para trabajar con todos los bloques y quien no esté de acuerdo lo planteará y daremos el mejor debate. No hay que asustarse por no tener la mayoría y pensar que no se puede gobernar. Va a haber problemas de la gobernabilidad si se plantean cuestiones contra el mantenimiento de la estructura municipal, del bienestar de la ciudad, pero entiendo que habrá un debate amplio.

E.C.: ¿Por qué no volvió a vincularse al tema transporte en este período?
G.A.: Porque creo que hay que darle lugar a otros actores. Eso abre el juego y las discusiones a actores que antes lo veían de afuera y ahora son parte del proceso. Y por agenda propia, porque presidir una comisión como la de Obras y Planeamiento lleva mucho tiempo, con muchos temas para trabajar. Prefiero abrir el abanico a otras temáticas. Lo cual no quita que plantee cuestiones del transporte, la discusión la voy a dar desde mi mirada, haciendo los aportes técnicos que uno pueda dar. Si podemos aportar, lo vamos a hacer.

E.C.: ¿Cuáles creen que van a ser los temas a abordar en el Concejo este año?
G.A.: Sin lugar a dudas se viene la continuación del Plan del Oeste, que el Ejecutivo lo ha planteado como un tema importante para seguir en los próximos años. Ahora continúa con un relevamiento territorial y urbano de las zonas Sur, Centro y Este. Por otro lado, tenemos varios temas vinculados a lo medio ambiental como es la basura, las energías renovables, el cambio de paradigmas. Eso lo exige el mundo en el que vivimos y también un segmento de la población que son los jóvenes. Más allá del compromiso de uno. Hoy la juventud está más movilizada y exigente con este tipo de temáticas, vinculadas a la sustentabilidades, el reciclado, el acceso al espacio público, algo que hace décadas no sucedía.

E.C.: Usted tiene 31 años, ¿cómo vive esta realidad de los jóvenes movilizados?
G.A.: Es un valor a considerar positivamente. Hay instancias como la de concejal por un día, que son muy positivas. El año pasado, por ejemplo terminamos aprobando una ordenanza que trabajamos con el concejal Ramón Chiocconi por una iniciativa de la escuela La Semilla, vinculado a las licencias familiares, planteado desde el género. Ese planteo que nació en una escuela y que llegó a tratarse y aprobarse, es lo que realmente hay que escuchar y prestar atención, dar valor a nuestra juventud. Hoy los jóvenes merecen ser escuchadas, yo por lo generacional tengo un acercamiento con ellos y hay temas que me sensibilizan. Pero es importante dar respuestas concretas, no solamente una cuestión declamativa, sino a través de medidas de gobierno que ayuden hacia el futuro. Hay un montón de temas donde los jóvenes son buenos aliados para producir cambios, porque son los responsables de comandar la ciudad dentro de diez o quince años.

E.C.: ¿Cuál es su objetivo de cara al segundo mandato?
G.A.: Cuando asumí la primera concejalía tenía 26 años y fue todo un desafío y un gran reconocimiento y una oportunidad de mi espacio político, que no es tan visto en los partidos políticos de nuestro país, tener la posibilidad de acceder a un cargo electivo. El partido confió en mí, en mi capacidad y fue un reto importante que asumí. Tuve un camino de formación, ya no soy el mismo concejal que asumió hace cuatro años. Tengo otra experiencia, con más herramientas en la mano y la idea es ponerme al servicio de la ciudadanía y tratar de sacar las mejores normas y terminar los procesos que quedaron pendientes en la gestión anterior. Vamos a acompañar al Ejecutivo municipal en todo lo que se pueda, para que las cosas se hagan bien y que los proyectos que surjan desde el Ejecutivo se retroalimenten con el Concejo.

E.C.: ¿Dónde se ve en 2023?
G.A.: En cuatro años veremos cuál es el camino a seguir. La verdad que no pienso que voy a hacer en diciembre de 2023, si me postulo a otra cosa. Eso quita energías del día a día. Estoy abocado en los desafíos que se vienen ahora con este segundo mandato, en mejorar el vínculo con los vecinos y ampliar a otros que no he podido llegar en estos cuatro años. Después veremos que depara el futuro. Me parece que es una etapa para cerrar proyectos, consolidar ideas y dejar una base sólida y luego seguiré colaborando en el lugar que se me designe.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas