Actualidad
23/01/2020

Este viernes es el gran debut del maravilloso Circo Roda

Este viernes es el gran debut del maravilloso Circo Roda
Los payasos son los grandes protagonistas.
Por: Susana Alegría/ Fotos: Tonny Romano

Luego de un éxito rotundo en la zona del Valle y Villa La Angostura, llegó a Bariloche el Circo Roda, con un espectáculo cargado de diversiones para toda la familia.

Está ubicado en Pasaje Gutiérrez y La Paz y ya están ultimando los detalles para que este viernes a las 21.30, sea el momento del gran debut. Se quedarán tan solo cuatro fines de semana y los costos de las entradas son muy accesibles, va desde los $200 a $500, para permitir de esta manera que todos puedan disfrutar de la magia del circo.

Los viernes, sábados y domingos brindarán dos funciones, a las 18.30 y a las 21.30, los tickets se pueden adquirir momentos antes de abrir sus puertas.

Pese al gran avance de la tecnología con el enorme abanico de entretenimientos que otorga, el circo no ha perdido vigencia, porque para los mayores se trata de revivir momentos de la infancia y para los pequeños, mantener intacta la ilusión.

El Roda no tiene nada de improvisación, su titular Yamila pertenece a la cuarta generación circense y sus bisabuelos fueron los fundadores del circo. “Mi papá era italiano y mi mamá es yugoslava, ella no pertenecía a este ambiente pero cuando lo conoció, él trabajaba con los leones y se engancharon” contó.

La pareja tuvo cuatro hijos, un varón y tres mujeres, y hace cuatro años, al fallecer su padre, se dividieron en compañías diferentes que recorren los pueblos y ciudades llevando la alegría a cada corazón que los visita. Cuando pueden y el tamaño del predio que los alberga se los permite, se reúnen algunos de ellos ofreciendo un espectáculo mucho mayor.

La fuerza del circo es tan grande que ahora su madre, dedica su vida a visitar a cada uno de los hijos, acompañándolos por unos días.

Yamila, cuarta generación circense.

Sin animales

Cuando los circos dejaron de ofrecer espectáculos con animales, se pensaba que podían perder fuerza y poco a poco comenzar a desaparecer. “Quizás le costó mucho ese cambio a la otra generación, a la mía y a la de mis hijos se les va a hacer mucho más fácil”.

Agregó “en ese entonces no era un circo si no estaba basado en los animales, no olvidemos que sus inicios fueron con los romanos donde el gladiador luchaba con las fieras, entonces era como si hoy le sacáramos a los payasos”.

Yamila tuvo una infancia netamente circense “mis mascotas eran los cachorritos de leones y me crié jugando con ellos, eso quedó en el pasado, pero no siento que nos afecte al presente del circo”. Es muy poca la gente que reclama la falta de animales, “son muchos más los que compran su entrada para ver la función porque no los tenemos”, aclaró.

Este nuevo estilo entonces ha favorecido a la calidad de vida de los animales por no exponerlos ya al estrés de vivir encerrados y fuera de su hábitat y a su vez ha potenciado la calidad y creatividad de los artistas que componen la familia circense.

El Sapo Pepe estará en el debut.

Funciones

Cada función tiene una duración de casi dos horas. “Se divierte desde el más grande hasta el más pequeño, los payasos hablan y tienen gran participación e interactúan con el público”. Los nenes y nenas se encontrarán con los Minions, el Sapo Pepe, la Vaca Lola, “los infaltables trapecistas, malabaristas y equilibristas; traemos el circo clásico donde hay un presentador que va anunciando cada número” detalló Yamila.

Son 17 artistas en escena, “nos perjudica cada día más la economía y cuesta mucho trasladarse, por eso ya no son las grandes compañías del pasado, solo nos juntamos con nuestros hermanos en alguna temporada de invierno o verano”.

“Somos una familia muy grande y vivir de un solo negocio era casi imposible entonces cada uno recorre diferentes caminos y el compartir espectáculo cada tanto es muy emocionante”, compartió.

Los Minions los esperan.

El circo se lleva en la sangre

La joven pertenece a la cuarta generación, continuando con mucho más que un legado “no sé qué me impulsa a seguir, es algo inexplicable, solo sé que el circo lo llevo en la sangre”. Agregó “lo veo en mis hijas que son pequeñas, pero lloran y se angustian si no las dejo participar en alguna función porque hace frío o las condiciones no están dadas”.

“Es una vida muy sufrida, pasás mucho tiempo sin luz, tormentas, días y días en la ruta, el calor se siente mucho más adentro de un tráiler, pero me crié así, es como viví y seguiré viviendo” aseguró.

Una sorpresa especial para los más chiquitos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas