Policiales |

EN LAS PUERTAS DE CONOCIDO BOLICHE

14/12/2019

Trabajadores denuncian represión durante una manifestación gremial

Este sábado, en horas de la noche y la madrugada, un nutrido grupo de trabajadores nucleados en el gremio UPSAP (Unión del Personal de Seguridad Privada y Afines de la Patagonia) realizaron una manifestación en las puertas de un conocido local bailable de esta ciudad. Denuncian represión por parte de la Policía y el COER, quienes los habrían golpeado y agredido con gases lacrimógenos sin motivo alguno.

Juan Coronado es el delegado regional del UPSAP, gremio que nuclea a quienes ejercen actividades laborales de CAP (Control de Admisión y Permanencia) o lo que comúnmente se conoce como “patovicas”. En diálogo con este medio, señaló que ayer por la noche decidieron manifestarse luego de varias instancias en las que, según los trabajadores, sus pedidos fueron ignorados: “hemos informado al Municipio, dueños de boliches y los que organizan eventos que hay una Ley nacional que rige para todo este tipo de eventos que es la 26.370 que habla de quienes son las personas que pueden ejercer como controladores. No pueden ser personas que pertenezcan a ninguna fuerza armada, no pueden ser retirados, ni tampoco los empleados del penal. Eso estamos intentando hacer que se aplique”.

De esta manera, relató lo sucedido: “anoche nos manifestamos, como última instancia, porque el dueño nunca nos atendió, le presentamos notas y fuimos personalmente, hasta que uno de los días mando a uno de sus empleados y nos dijo que con nosotros no tenía nada que hablar. Nos manifestamos anoche en las puertas de su boliche, cerca de las 12, nos presentamos 40 personas, entre ellas 10 o 12 mujeres, compañeras nuestras de trabajo. Y a la 1 de la mañana, cuando ellos tenían que abrir las puertas del boliche, con personal policial de civil fuimos agredidos con gases lacrimógenos, gas pimienta, polvo de matafuegos y golpes. A la brevedad apareció Policía de Río Negro junto al COER y nos reprimieron, nos detuvieron a mí y a otro de mis compañeros, quien todavía está detenido, incomunicado”.

Como consecuencia de todo esto, Coronado indicó que iniciarán acciones legales y las denuncias pertinentes. “Estamos con la cara y ojos irritados, recién hablé con una compañera que tiene toda la pierna hinchada por los garrotazos que le dieron. Yo apenas puedo respirar porque me pegaron en los riñones y pulmones, así estamos” finalizó.

Asimismo, desde la Policía indicaron que también hubo efectivos policiales que fueron agredidos con piedras, palos y otros elementos, por lo cual se inició una causa por atentado y resistencia a la autoridad. Hasta la tarde de este sábado un joven de 26 años permanecía detenido en la Comisaría Segunda.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas