Actualidad
29/11/2019

Proyectos científicos tecnológicos para generar nuevas economías regionales, una política de Estado

Proyectos científicos tecnológicos para generar nuevas economías regionales, una política de Estado

Río Negro está identificado como polo tecnológico de relevancia en el país, principalmente por grandes empresas como INVAP pero también por pequeños grandes proyectos científicos tecnológicos con alto impacto en la Provincia, en el país y en el mundo

La Provincia invirtió más de $17.000.000 y gestionó aportes en organismos multilaterales por más de $44.000.000 para el desarrollo de proyectos provinciales de Ciencia y Tecnología.

Hoy en Río Negro hay más de 50 proyectos científico tecnológicos puestos en marcha, y unas 20 pymes se consolidaron y crearon gracias a procesos en donde se les dio valor agregado a las materias primas locales (manzanas, peras, cebada, petróleo, madera) por medio de la incorporación de tecnología y conocimiento en los procesos y en los productos.

En este sentido resultó fundamental el plan de ciencia y tecnología creado en 2014 a partir del cual se jerarquizó a la Secretaría de Ciencia y Tecnología de Río Negro, dejando de ser esta una simple replicadora de programas nacionales para generar acciones propias a la provincia.

A partir de la aprobación del Plan de Ciencia y Tecnología para Río Negro, se establecieron los ejes y acciones para el desarrollo de proyectos que integraron el sistema científico-tecnológico y el productivo, siempre revalorizando la identidad provincial, los aspectos económicos y territoriales para alcanzar un desarrollo socio-económico sostenible y ambientalmente sustentable.

Hoy en cada región rionegrina hay un proyecto científico tecnológico puesto en marcha o en proceso de investigación con un alto impacto social, económico y ambiental. Incluso se cuenta con el primer consorcio tecnológico rionegrino Synerken, en el cual se fusionar a 10 empresas de base tecnológica para el desarrollo de acciones conjuntas y generación de proyectos productivos.

En la Zona Andina las políticas se orientaron a la generación de tecnología de precisión y servicios de alta calidad tecnológica, asociada a los recursos naturales renovables, el turismo y la mejora calidad de vida.

Como la creación de la planta de pelletizado y un laboratorio de calidad de pellets en Bariloche, financiada por la Provincia para que los pellets se produzcan con residuos forestales patagónicos reemplazando a los que vienen de Misiones, reduciendo aun más el costo de este tipo de calefacción ecológica. Este proyecto hoy cuenta con empresas privadas interesadas en aplicarlo en su proceso de comercialización.

La unión de dos empresas rionegrinas para el desarrollo de una nueva técnica, nanopartículas, para resolver un grave problema ambiental, como los derrames petroleros y la acumulación de plásticos en el agua. Iniciativa financiada por la provincia que incluso generó un importante interés en el DPA.

Los hongos nativos como recursos productivos, una investigación que inicio en 2015, y que permitió que en Río Negro hoy diferentes especies de hongos nativos se usen en gastronomía, turismo y salud. Incluso llevó a la creación del laboratorio de sabores propio de la Provincia.

Otros proyectos se enfocaron la mejora de la calidad y agregado de valor del lúpulo patagónico para producción cervecera; el desarrollo y transferencia de levadura de cerveza nativa para incorporar a la panificación; entre otras. La cerveza 100% argentina, se hace porque en Río Negro se generó la levadura

En la Región Sur, se aplicaron tecnologías para producción energías renovables y la puesta en valor de escenarios naturales con potencial turístico y productivo. Otro gran proyecto rionegrino es la creación de una planta en Jacobacci para reciclar plásticos en combustible para La Trochita: seis municipios de la Región Sur recolectaran los residuos plásticos que serán trasladados a la planta para que a partir del procesamiento por pirolisis se conviertan en combustible. Este proyecto está en un 80% de avance.

En la Zona Atlántica los proyectos se destinaron a fortalecer al Golfo San Matías como Centro Tecnológico, de Producción y Procesamiento de recursos del Mar. Uniendo el mar con la cordillera a partir de la vinculación de pescadores artesanales con mercados comunitarios de Bariloche y El Bolsón. Capacitando e incorporando conocimiento a partir de capacitaciones mediante el Programa “De la Ciencia a la mesa”.

En la Zona de Valles, se trabaja en el fortalecer los Cluster productivos mediante el agregado de valor incorporando estructuras científico-tecnológicas a la industria de alimentos y los propios productores. Mediante un aporte de 2 millones de pesos de provincia se puso en marcha de planta productora de levaduras a partir de bagazo. Se creó una empresa productora de snacks saludables, a partir de peras y manzanas, con un aporte de más de $3.000.000.

Cada uno de estos proyectos sigue posicionando a Río Negro como el polo tecnológico del país. (Fuente: Prensa Gobierno de la Provincia de Río Negro)

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas