Judiciales |

SE APROVECHARON DE SU DISCAPACIDAD PARA QUEDARSE CON DINERO

05/11/2019

Se declararon culpables pero no irán a prisión

Por: Mariano Colombo

Dos hermanas se declararon culpables ante el juez Bernardo Campana y aceptaron una condena de tres años de prisión en suspenso, bajo el cargo de defraudación. Ambas se aprovecharon de la discapacidad de su cuñada y usufructuaron el dinero que aquella había cobrado por un accidente laboral en el que murió su esposo.

Una mujer incapaz cobró una cuantiosa indemnización por la muerte de su esposo. Sus cuñadas, la acompañaron en todos los trámites, la engañaron y tras depositar el dinero en una cuenta, se gastaron dos tercios del total.

Inicialmente el caso había sido impulsado por el fiscal Sergio Pichetto, quien imputó a las mujeres por la defraudación.

Según se describió entonces, cuando la víctima perdió a su esposo a razón de un accidente laboral, se presentó ante las oficinas de una aseguradora, acompañada de sus cuñadas y recibió un cheque por una importante suma de dinero en concepto de indemnización.

Pero el 15 de junio de 2018, en el Banco Santander Río de calle Mitre, las imputadas, abusando de la inexperiencia de la víctima y su evidente patología previa mental, abrieron una cuenta judicial a nombre de las tres y tras hacerle endosar el cheque antes mencionado, depositaron todo el dinero en la cuenta.

Al hacerlo, tenían la intención de sustraerle el dinero en cuestión y perjudicar patrimonialmente a la víctima y a su hijo menor de edad, se aseguró en la acusación, que además eran los únicos beneficiarios de la indemnización.

Además, se estableció que “La víctima posee capacidad nula para administrar sus bienes o tomar créditos, realizar operaciones de compraventa de bienes y otras operaciones comerciales, según informes periciales”.

Con posterioridad, a esa fecha realizaron varias transferencias, extracciones de dinero y otros actos, perjudicando de ese modo a la víctima y a su hijo menor de edad. Aunque El Cordillerano intentó acceder a la sentencia del juez Campana, la misma fue negada. Sin embargo, extraoficialmente este medio pudo averiguar que más de un millón y medio de pesos habría desaparecido, mientras que otra cantidad similar del dinero fue recuperada.

Según trascendió, la entidad del delito investigado y la profusa prueba colectada en el marco de la investigación judicial, no dejó espacio a las víctimas para discutir la acusación, por lo que terminaron declarándose culpables y aceptando la pena que propuso la Fiscalía.

De la audiencia que presidió el juez Bernardo Campana, participaron además el defensor de Menores e Incapaces Ricardo Mayer, los defensores oficiales Marcos Miguel y Blanca Alderete y el fiscal Gerardo Miranda.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas