Sociedad
08/10/2019

Los acumuladores en la energía solar

Los acumuladores en la energía solar

El término energía solar se refiere al aprovechamiento de la energía que proviene del Sol. Se trata de un tipo de energía renovable. La energía contenida en el Sol es tan abundante que se considera inagotable. Los acumuladores son un elemento esencial para la disposición en viviendas y empresas.

Un acumulador solar es un dispositivo que permite almacenar la energía solar captada por las placas solares. El objetivo de los acumuladores es el de aprovechar la energía obtenida en el momento en que no se puede producir energía solar (durante la noche, días nublados, etcétera).

Existen dos tipos de acumuladores solares: los solares térmicos y los solares eléctricos. Los acumuladores solares térmicos almacenan calor. Este tipo de acumulador está relacionado con las instalaciones de energía térmica. En estas instalaciones los colectores solares captan la energía de la radiación solar para calentar un fluido. Este fluido calentado permite transportar el calor a un depósito y almacenarlo allí.

Los acumuladores eléctricos almacenan energía eléctrica. Este tipo de dispositivo está relacionado con la energía solar fotovoltaica. Generalmente, estos dispositivos están formados por una disposición de baterías a fin de almacenar electricidad y utilizarla en momentos en que los paneles solares fotovoltaicos no puedan producir electricidad.

Acumuladores para energía solar fotovoltaica

En el sector de la energía solar fotovoltaica el acumulador eléctrico es el elemento de la instalación de energía solar capaz de almacenar la energía eléctrica. Esta energía se transformará posteriormente en energía química.

El acumulador eléctrico para energía solar fotovoltaica se compone de diversas baterías conectadas entre sí en serie o en paralelo.

El objetivo de los acumuladores fotovoltaicos es almacenar la energía eléctrica generada por el panel solar fotovoltaico. Una vez el sistema requiere electricidad, ésta será proporcionada por el acumulador.

Acumuladores para energía solar térmica

Un acumulador solar térmico es un almacén energético. Estos acumuladores son como baterías pero en lugar de almacenar energía química para obtener electricidad almacena calor, energía térmica. Se trata de un depósito aislado con un fluido que se calienta a través de los colectores solares.

El objetivo es poder acumular calor para utilizarlo cuando sea necesario, aunque no haya radiación solar. Por ejemplo, para utilizar la calefacción durante la noche.

El acumulador térmico está constituido por una cuba metálica fabricada a partir de material sintético y aislado. A su vez, el acumulador incorpora a su instalación uno o dos intercambiadores de calor o intercambiadores térmicos. Estos intercambiadores permiten aumentar al máximo su seguridad para evitar el riesgo de fugas y la pérdida de energía térmica.

Se debe tener en cuenta que la energía solar, además de ser inagotable es abundante: la cantidad de energía que el Sol vierte diariamente sobre la Tierra es diez mil veces mayor que la que se consume al día en todo el planeta. La radiación recibida se distribuye de una forma más o menos uniforme sobre toda la superficie terrestre, lo que dificulta su aprovechamiento.

La energía solar, además de ser una fuente de energía renovable, es una energía limpia y supone una alternativa a otros tipos de energía no renovables como la energía fósil o la energía nuclear y es necesaria acumularla para lograr mayor efectividad en hogares y empresas.

Dos usos

La energía solar fotovoltaica aprovecha el efecto fotovoltaico para generar una corriente eléctrica. La corriente que generan los paneles solares es corriente contínua, que tratada correctamente (convirtiéndola en corriente alterna), se puede utilizar para suministrar electricidad en instalaciones autónomas o se puede utilizar para suministrarla (venderla) directamente a la red eléctrica.

Otra forma de aprovechamiento muy habitual y económico se trata de la energía solar térmica. Su funcionamiento se basa en el aprovechamiento de la radiación solar para calentar agua mediante colectores solares. Los colectores solares aumentan la temperatura del fluido aumentando su energía interna. De esta forma es fácil transportar la energía térmica generada y utilizarla donde se necesite: se podrá utilizar para obtener agua caliente sanitaria o para la calefacción de una vivienda. (Con datos de solar-energia.net).

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas