Actualidad
17/09/2019

La Defensoría del Pueblo brindó taller sobre mediación comunitaria a mujeres que integran el Grupo de Briquetas Patagónicas

La Defensoría del Pueblo brindó taller sobre mediación comunitaria a mujeres que integran el Grupo de Briquetas Patagónicas
Todas recibieron un diploma por su participación.

La Defensoría del Pueblo de Bariloche -a través de su servicio de Mediación Comunitaria- brindó un taller que incluyó varios encuentros, y un total de diez horas de duración, dirigidos a integrantes del Grupo de Briquetas Patagónicas. La propuesta que se llevó a cabo entre los meses de junio y septiembre, cerró ayer con un cálido encuentro en la sede del barrio El Vivero con la presencia de la defensora del Pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, la referente del Servicio de Mediación Comunitaria de la Defensoría, mediadora Nora Ceballos, las integrantes del grupo, y la facilitadora profesional, Macarena Sánchez Tamer.

En ese marco, la defensora del Pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, agradeció al Grupo de Briquetas Patagónicas por abrirse a la posibilidad de darle continuidad al trabajo que se estaba realizando desde el Servicio de Mediación Comunitaria. Al respecto, Oñate señaló que “tanto para la Defensoría como para el área de Mediación Comunitaria fue sumamente enriquecedor trabajar con mujeres que tienen impulso de superación, a quienes acompañamos por ese camino, alentándolas a trabajar en el logro de sus sueños”. En ese marco, además compartió la posibilidad de seguir adelante con otros talleres que les permitan incorporar conocimientos respecto a las temáticas en las que toma intervención la Defensoría.


Feliz cierre de la actividad.

El proyecto nació cuando la Defensoría del Pueblo de Bariloche fue convocada a trabajar con integrantes del proyecto de Briquetas. Con ese fin, se inició un trabajo en el ámbito de la mediación, ampliando la metodología al resto de las mujeres que forman parte del grupo. El proceso de mediación resultó exitoso, a partir que “las mujeres pudieron reivindicar la necesidad de construir nuevos vínculos basados en la comprensión, el respeto, la empatía, la resolución de diferencias a través del diálogo y evitar situaciones violentas”, describió la mediadora Nora Ceballos, quien además explicó que “al observar el gratificante final de la propuesta, la promotora comunitaria del CAAT Nº 7, Julieta Linares, solicitó a la defensora del Pueblo, Beatriz Oñate, que se le diera continuidad al trabajo con todas las integrantes del proyecto”.

En la actualidad, el grupo se presenta con orgullo de la siguiente manera: “Somos un equipo de mujeres trabajadoras y luchadoras que producimos y vendemos briquetas de fabricación artesanal y ecológica, destinadas al autoabastecimiento y a usuarios que consumen leña y eligen una opción sustentable”. Y así es como ofrecen su producto por medio de Facebook https://www.facebook.com/briquetas.patagonicas.5 o a través del teléfono +54 294 4599428.

El broche de oro de los encuentros que llevaron a cabo desde el Servicio de Mediación Comunitaria fue una cálida reunión en la que se hizo entrega de los certificados a cada una de las integrantes del Grupo de Briquetas Patagónicas. Además, se entregó un reconocimiento especial a Julieta Linares por su predisposición e importante aporte como coordinadora del proyecto y a Macarena Sánchez Tamer por su desinteresada colaboración voluntaria y por haber compartido sus conocimientos y habilidades con todas las participantes.

Un proyecto que seguirá creciendo

A través de una detallada planificación elaborada entre la Defensoría del Pueblo de Bariloche y el CAAT Nº 7, se proyectaron los siguientes objetivos: Propiciar encuentros de participación, activos y continuos con el fin de formar vínculos institucionales; debatir ideas, buscando alcanzar consenso y establecer pautas para acuerdos sostenibles; proponer una dinámica de trabajo que abriera la posibilidad de pensar en forma conjunta la convivencia grupal y vecinal, en el marco de la cultura de la paz; generar espacios de aprendizaje democrático que favorezcan el ejercicio ciudadano, el compromiso y responsabilidad de los diferentes actores de la comunidad en que desempeñan sus tareas.

Desde la Defensoría del Pueblo de Bariloche compartieron un balance positivo que se basó en los logros obtenidos al concluir la iniciativa: Sensibilizar a los participantes en la temática del conflicto y su abordaje en el ámbito de sus tareas, desde una propuesta de resolución alternativa (negociación y mediación); reflexionar sobre las diferentes concepciones del conflicto y las modalidades de resolución; generar espacios de diálogo, con la intencionalidad de escuchar a todos y hacer circular la palabra; y la incorporación de técnicas de comunicación no violenta.

Los encuentros fueron espacios propicios para trabajar en talleres vivenciales a través de juegos, reflexión, y producción de las participantes, donde se mantuvo la perspectiva de género como eje principal. En el marco de las actividades, se contó con una gran aceptación e involucramiento por parte de cada participante, quienes lograron armar la Misión del Proyecto, sus Valores y el Reglamento de Trabajo Equipo, con la visión de un crecimiento social y comercial más amplio y sostenible en la ciudad, con un formato que superó el de un proyecto de un grupo de mujeres. (Fuente: Prensa Defensoría del Pueblo de Bariloche)

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas