Judiciales
17/09/2019

Le colocarán una pulsera electrónica a la madre del bebé asesinado

Le colocarán una pulsera electrónica a la madre del bebé asesinado
La jueza Romina Martini estuvo al frente de la audiencia. (foto archivo)
Por: Mariano Colombo

La medida fue tomada este martes luego de que las partes que participan en el proceso indicaran que los informes médicos no veían razón a su permanencia en el Hospital Zonal. Se alojará en casa de un familiar, con el que ya vivió durante su infancia y tendrá el dispositivo electrónico para controlar su permanencia dentro de la ciudad. Por lo intrincado del proceso todavía no pudo ser imputada, sigue en calidad de sospechosa y no se le puede imponer una medida cautelar más estricta.

La jueza de Garantías Romina Martini aceptó el planteo de la defensa, que además no tuvo oposición de la fiscalía ni la querella y de ese modo ordenó el cese del alojamiento de la sospechosa en el Hospital Zonal y dispuso que la misma permanezca en la vivienda de un familiar, con la utilización de un dispositivo electrónico que permitirá controlar su permanencia dentro de la ciudad. La sospechosa, se encontraba alojada en el nosocomio local desde el mes de mayo, luego de que su hijo recién nacido fuera hallado cruelmente asesinado.

La audiencia desarrollada este martes, fue presidida por la jueza Romina Martini, quien aceptó el planteo del defensor oficial Marcos Cicciarello, que además no fue objetado por el fiscal Martín Lozada y los abogados querellantes Alejandro Valdés y Lucas Jankovic.

El caso por el que la joven continúa como principal sospechosa, ocurrió en los primeros días del mes de mayo en una vivienda del barrio Alun Ruca. La Fiscalía tomó conocimiento de lo ocurrido porque la muchacha se presentó en dos ocasiones en la guardia del hospital por una importante hemorragia y los médicos determinaron que había dado a luz apenas horas antes.

Así, en el marco de un procedimiento desplegado en la vivienda que compartía con su madre, hermana y padrastro, las autoridades lograron hallar el cuerpo del bebé recién nacido, envuelto en bolsas de tela en el fondo de un placard ubicado en la habitación que ocupaba la joven. Además, en un cesto de basura ubicado en la parte externa de la casa, hallaron restos orgánicos: la placenta y un cordón umbilical, dentro de bolsas de residuos.

Según pudo determinar la autopsia practicada sobre el cuerpito del bebé recién nacido, había sufrido unas diez puñaladas, además de un ahorcamiento practicado con una bombacha. Por si fuera poco, dentro de la boca el bebé tenía algodón y gazas con materia fecal.

Pese al tiempo transcurrido, el caso aún no sorteó la primera instancia del proceso penal. Tras una audiencia desarrollada meses atrás, la jueza Romina Martini rechazó la formulación de cargos que intentó la fiscal Betiana Cendón al hacer lugar a los planteos y considerar que una parte de los procedimientos iniciales del caso, habían estado por fuera de lo que establece obligatoriamente la legislación.

Esa decisión fue luego apelada y revocada por parte del juez Bernardo Campana, quien habilitó para que se solicite una nueva audiencia de formulación de cargos. Sin embargo, un nuevo proceso de apelación, esta vez impulsado por la defensa, demoró la posibilidad de que se concrete dicha audiencia.

Paralelamente, el caso tuvo otros planteos y circunstancias que fueron demorando el avance. Por caso, la constitución de la parte querellante que había sido objetada por la defensa. En concreto, la organización civil EPAMM, de Buenos Aires, fue aceptada y continúa participando del proceso pese a las objeciones de la defensa.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas