Actualidad
22/08/2019

A un año y medio de la desaparición de José Luis Alvarado, aún no hay información

A un año y medio de la desaparición de José Luis Alvarado, aún no hay información

José Luis Alvarado desapareció el 22 de febrero del año pasado en una estancia de El Foyel, a la que había ido a trabajar. La causa que investiga su desaparición está a cargo de la fiscal Betiana Cendón en Bariloche y el Ministerio Público Fiscal ha ofrecido una suma de 200.000 pesos para quien pueda aportar información sobre su paradero. Su familia tiene fuertes sospechas sobre el propietario de la estancia.

Verónica Pereryra, hermana de José Luis, mantuvo comunicación telefónica con Fabiana Mansilla y Juan Carlos Montiel, en el programa Tomátelo con Calma, que se emite a través de la 93.7, radio El Cordillerano.

La mujer señaló que por el momento hay conformidad por parte de su familia de que la investigación de la desaparición de su hermano se encuentre a cargo de la fiscal Cendón en Bariloche: “Confío plenamente en la fiscal Betiana Cendón y estoy segura que si desde un principio ella hubiera agarrado la causa hoy tendríamos novedades. Yo pelee mucho para que la causa quede en Bariloche, porque desde un principio se hicieron las cosas, no confió en la Policía de El Bolsón”.

En esta línea, Pereyra señaló que, desde su perspectiva, hubo varias falencias en la recolección de pruebas que pudieran haber arrojado alguna pista acerca de lo sucedido: “hicieron mal los procedimientos, en el primer rastrillaje no estuvo presente el fiscal, en la cabaña donde estuvo mi hermano se podrían haber levantado pruebas y manchas que no se levantaron. Las levantó Betiana Cendón después de tres meses, pero ya había pasado mucho tiempo. Había manchas hemáticas que se están analizando. Ahora que estoy más metida en el tema sé que estuvieron mal, y ellos son profesionales”.

De esta manera, la hermana de José Luis indicó que sus sospechas se centran en el propietario de la estancia. El hombre buscó a José Luis en su casa y él mismo lo llevó a la estancia donde finalmente desapareció. “El dueño dijo que habían estado juntos y que mi hermano dijo que le dolía la cabeza y por eso se retiró a la cabaña. Después el dueño fue a verlo, y como vio todo apagado, según él, se fue.

Al otro día lo fue a ver y no estaba, y dijo que lo había salido a buscar a la primera tranquera de la estancia, pero que le dio frío y que estaba así nomás, así que se volvió. Recién a la tarde cuando iba para Bariloche pasó por la comisaría de El Foyel a avisar que mi hermano no estaba, pero no radicó denuncia ni nada. La Gendarmería de El Foyel se enteró dos días después por nosotros”.

Con todo esto, la mujer aseguró que lo extraño de la situación también surge del falso testimonio brindado por el propietario de la estancia: “él dijo que mi hermano se había llevado todas sus pertenencias, pero cuando nosotros fuimos a la cabaña encontramos su mochila, dos celulares que no eran de él porque no usaba celular, y toda su documentación guardada y acomodada en un placard”. Y agregó “él mantiene hasta el día de hoy firme sus dichos, no cambió ni una palabra de su testimonio, pero mi hermano jamás se hubiera ido sin avisar, mucho menos si no se sentía bien”.

José Luis tiene 39 años y vivía con su madre a una cuadra de la casa de su hermana, quien asegura que mantenían fluida conversación “antes de irse pasó a saludarnos” recordó. Asimismo, Verónica descartó que su hermano tuviera contactos con los que podría haber tenido algún tipo de conflictos, e insistió “creo que la plata mueve mucho, y pienso que el dueño de la estancia está siendo encubierto o que algo pasa”.

Las personas que puedan aportar información útil pueden dirigirse a la Unidad Fiscal Temática Nº1, ubicada en calle Anasagasti 799, en San Carlos de Bariloche o a la comisaría más cercana. También pueden comunicarse telefónicamente al 0294-4746000 / 0294-154637613 / 0294-154708729 / 0294-154105073.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas