Actualidad
21/08/2019

Silvina Castañeda, mamá del joven que se suicidó tras ser escrachado, pide que haya contención para los jóvenes

Silvina Castañeda, mamá del joven que se suicidó tras ser escrachado, pide que haya contención para los jóvenes

Han sido meses muy difíciles para mí y para mi familia. No hemos tenido respuestas ni el acercamiento de nadie, ya sea a nivel social, psicológico, no hemos tenido contención, ni su papá, ni su hermanita de cuatro años, que pregunta siempre porque murió su hermano” expresó Silvina Castañeda, madre de Agustín Muñoz, el joven que en diciembre del año pasado se suicidó luego de que una amiga lo acusara falsamente de haber abusado de ella.

El joven barilochense Agustín Muñoz se encontraba en una marcha que había sido convocada luego de que muchas jóvenes de la ciudad denunciaran a través de redes sociales, y mediante la modalidad de escrache, situaciones de violencia, abuso sexual y violación en distintos ámbitos de la localidad. En esa ocasión, Agustín escuchó su nombre por altavoz en medio del Centro Cívico, y se percató de que una amiga lo había acusado públicamente de haber abusado de ella. El joven se alejó rápidamente del lugar y, luego de unos días, tomó la drástica decisión de acabar con su vida.

“Sin buscar generar odio ni bronca, yo solo quiero verdad y justicia. No solamente por mi hijo, sino por los adolescentes y los jóvenes que están a la deriva sin contención de los adultos. Estamos actuando muy mal como sociedad” señaló su madre, en diálogo con Marcela Cabral en el programa A Contramano, en el estudio de El Cordillerano Radio (93.7).

“Hubo muchos cuestionamientos de la sociedad hacía mí como mamá, como mucha gente no sabía quién era mi hijo. Él siempre acompañó a sus amigas y familiares en estas situaciones, porque en la familia hubo una situación de abuso que quedó en el abandono por parte de la Justicia, y él siempre acompañó a esa víctima”, contó Castañeda.

La mujer señaló que su hijo “no pertenecía a ninguna agrupación, pero acompañaba distintas marchas. Yo también acompañé marchas, pero como ciudadana, no desde una agrupación”.

Tras la denuncia que expuso públicamente a Agustín, al tratarse de un enojo que había habido entre los jóvenes, la denunciante se retractó en redes sociales. Sin embargo, ya era tarde: “él tuvo la nobleza de perdonar a su amiga, ella se disculpó en forma pública y él lo acepto. Y yo respeto eso que fueron las últimas palabras de mi hijo. Pero la sociedad no entiende esas instancias y se queda en el prejuzgar”.

De esta manera, Castañeda se refirió a la gran viralización y mediatización que tuvo el caso de su hijo: “hasta en España hicieron un video de mi hijo catalogándolo de enfermo, feminista, psicótico y drogadicto. No sé de dónde sacaron esa información, o sea metiéndose en el Facebook de un adolescente podés encontrar cualquier cosa. Él dibujaba mucho y esos dibujos los agarraron como bandera de que él era un enfermo mental. Y que él había sido abandonado por sus padres y su familia. Esto llama poderosamente mi atención y me genera preocupación y bronca, porque cuando podés llegar a medios de comunicación y a la palabra tenés que a ser muy responsable porque hay mucha gente que te ve y que te escucha”.

Y continuó: “hay mucha gente en la farándula que habló de mi hijo como que tenía problemas psiquiátricos, que no sé de dónde sacaron esa información, me encantaría preguntarles”.

Silvina Castañeda junto a dos amigos de Agustín que la acompañan.

La necesidad de contención

“Hubo chicos que me escribían pidiéndome ayuda, entonces es terrible pensar que si me piden ayuda a mí es porque no tienen nadie que los escuche” indicó, a la vez que lamento que muchas agrupaciones sociales y políticas “tienen las herramientas para ayudar y las están desaprovechando”.

Castañeda señaló que nunca contó con asesoramiento legal ni psicológico, sino que los tratamientos realizados fueron por gestión personal. “El tema no termina en el suicidio, y lamentablemente seguimos en la incógnita y en la espera que se hace muy dura” dijo en referencia a la posibilidad que se investigue si el caso de su hijo puede derivar en una imputación o en una limpieza de su nombre, o acompañamiento legal a su familia.

“Está bien que hay una emergencia de género, pero también se tiene que tomar cartas en el asunto desde la justicia y hacer que esto pare, porque si no va a seguir habiendo víctimas”, agregó.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas