Actualidad
13/08/2019

Según la Sociedad Argentina de Pediatría es baja la adherencia a la lactancia materna

Según la Sociedad Argentina de Pediatría es baja la adherencia a la lactancia materna

Durante la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemoró del 1º al 7 de agosto, desde la Sociedad Argentina de Pediatría recomendaron que todos los recién nacidos reciban exclusivamente leche materna hasta los 6 meses de vida, y que luego continúen con esta práctica, complementada con otros alimentos hasta los 2 años o más.

Pese a que todas las recomendaciones nutricionales internacionales concuerdan en que la lactancia materna exclusiva debe mantenerse hasta los 6 meses de edad del niño, según los resultados de la Encuesta Nacional de Lactancia Materna (ENaLac) de la Dirección Nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación del año 2017, relevados más de 23 mil casos se observó que en la Argentina a los 2 meses de su nacimiento solo 6 de cada 10 niños (58%) son alimentados exclusivamente con leche materna. Mientras que a los 4 meses lo hace 1 de cada 2 (51%) y a los 6 meses apenas 4 de cada 10 (42%).

“Entre los principales motivos detrás de este indicador, se incluyen el desconocimiento de los padres y muchas veces la supuesta comodidad. También puede llegar a ser un obstáculo la inserción laboral de la mujer, e incluso la falta de persistencia en el consejo médico. Esta combinación termina produciendo la aparición de una lactancia mixta (inclusión de leche de vaca o de fórmula con componentes bovinos) y la incorporación temprana de alimentos semisólidos y de agua”, describió el doctor Gustavo Sager, médico pediatra y presidente de la subcomisión de Lactancia Materna de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Al respecto, el pediatra Germán Guaresti, del Hospital "Dr. Ramón Carrillo", indicó que “en Río Negro la lactancia exclusiva hasta los seis meses es del 72%".

Con respecto a la alimentación complementaria con leches de fórmula, los expertos detallaron que solo deben ser incorporadas por indicación específica del pediatra y en casos muy puntuales, ya que no tienen la misma calidad nutricional ni inmunológica que la materna. En estos casos es recomendable brindar apoyo a la madre para seguir adelante con la lactancia y estimular la producción láctea, ofreciendo al bebé la propia leche extraída antes o después de la puesta al pecho. Además, el uso de mamaderas predispone a que las glándulas mamarias dejen de producir leche y que el niño comience a succionar de manera distinta, por lo que luego puede lastimar el pezón de la mamá. Este último punto puede ocurrir también ante la introducción del chupete en las primeras semanas, antes que la lactancia esté bien establecida.

El artículo 24 de la Convención Sobre los Derechos del Niño destaca el derecho a una alimentación saludable y la leche materna es la mejor alternativa que los infantes pueden recibir. La recomendación de la Sociedad Argentina de Pediatría es practicar la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y luego mantenerla de manera complementaria con otros alimentos hasta al menos los 2 años de edad, aunque si el niño siguiera requiriéndolo, se puede mantener hasta que el binomio lo determine. La leche de vaca bajo ningún concepto debería utilizarse hasta por lo menos el año de vida del niño.

Consejos para madres que trabajan: 1- Higienizar las manos con agua y jabón o alcohol gel. Los pechos, solo con agua. 2- Extraerse leche con extracción manual o saca-leche limpio y guardarla en recipientes adecuados y aptos para alimentos. 3- Rotular el envase con nombre y fecha (usar siempre la más antigua). 4- Entibiarla a baño María (a 40ºC) sin encender el fuego. 5- Conservarla hasta 6 horas a temperatura ambiente (no mayor a 26°C), hasta 2 días en la heladera (no en la puerta), hasta 2 semanas en el congelador y hasta 3 meses en el freezer. Estas temperaturas son adecuadas para luego ofrecerla a niños sanos no prematuros. Cuando la leche extraída se decida donar, los parámetros de conservación son más estrictos: Nunca a temperatura ambiente, 24 horas en heladera y 15 días en congelador o freezer. 6- Tener en cuenta que sacarse leche no debe causar dolor nunca. Si siente dolor consulte con su médico o con un especialista en lactancia.

Acerca de la Sociedad Argentina de Pediatría

Fundada el 20 de octubre de 1911, la Sociedad Argentina de Pediatría es una de las instituciones científicas de mayor antigüedad en el país. Congrega a los médicos pediatras y a interesados en el estudio y la atención del ser humano en su período de crecimiento y desarrollo.

Su independencia de intereses sectoriales y coyunturales la ha convertido en una entidad asesora de gobiernos, universidades y distintas organizaciones de la comunidad en el área materno infanto-juvenil.

El destino y el trabajo de la Sociedad Argentina de Pediatría se construyen diariamente con el esfuerzo mancomunado de sus más de 17.000 asociados, a través de 45 filiales y 4 delegaciones organizadas en nueve regiones. Los profesionales que la integran aportan su esfuerzo solidario en pos de los objetivos societarios sólidamente ligados a la causa de la infancia.

El lema de SAP “por un niño sano en un mundo mejor” señala no solo la mirada integradora de la pediatría, sino su compromiso con una realidad histórico-social que le confía su futuro.

La SAP, a través de su cooperación con otros organismos internacionales (como UNICEF y OPS) y su integración a la Asociación Latinoamericana de Pediatría (ALAPE) y a la Asociación Internacional de Pediatría (IPA), y el Foro de Sociedades de Pediatría del Cono Sur (FOSPECS), participa del movimiento pediátrico mundial.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas