Cultura |

APORTE DE DOS GORDITAS

10/07/2019

“Con los egos llenos”, el estreno barilochense en las Nevadas

“Con los egos llenos”, el estreno barilochense en las Nevadas
Los actores, con El Cordillerano.
Por: Adrián Moyano

La dupla que integran Juan Alari y Andy Sakkal habla de “up grade” o de “salto cuántico” para describir su nueva obra. Más teatro, menos stand up y muchísima producción. El sábado, en Estación Araucanía.

Recayó en Dos Gorditas el honor y la responsabilidad de aportar un estreno barilochense a las Nevadas Internacionales de Teatro en su sexta edición. Por primera vez, el tándem que componen Juan Alari y Andy Sakkal pondrá en escena “Con los egos llenos” el sábado, desde las 21 en Estación Araucanía. Según sus propias palabras, la propuesta implica un salto de calidad en la breve pero intensa trayectoria del dúo.

“Con Dos Gorditas venimos trabajando hace dos años y medio, haciendo shows y con la obra El cielo está lento. Este es un nuevo paso que estamos dando, queriendo mejorar los personajes”, enmarcó Alari. “Adonde vayamos, siempre reciben muy bien a Zulema y Coca, estos dos personajes que no se sabe muy bien si son hombres o mujeres, porque están vestidos de mujer pero tienen barba. Con Andy estábamos pensando qué hacer y presentamos la obra que vamos a estrenar al INT y nos otorgaron un subsidio, así que pudimos invertir en vestuario, en pistas musicales, en escenografía”, relató el actor.

Además, “en este caso, nos dirige Virginia Fdel”. Entonces, “con el texto, con la dirección y con todo lo nuevo, venimos a ofrecer un show nuevo que se llama Con los egos llenos. Habla de lo que nos pasa todos los días porque los egos somos nosotros, somos lo que representamos, lo que mostramos ante los demás y el espejo que somos del otro. Es toda una investigación del mundo de los egos, obviamente con humor, con música, con coreografías y con videos, así que estamos con mucho ensayo y mucho trabajo para tener un lindo estreno”, avisó Alari.

Para la vida del dúo, el desafío es considerable. “Dos Gorditas se gestó como teatro de supervivencia”, rememoró Sakkal. “Es inventarnos trabajo porque nosotros nos autogestionamos por completo y al principio, salimos de la nada. Íbamos con lo puesto: teníamos dos canciones, hablábamos mucho y llenábamos el espacio. Hoy en día, estamos dejando afuera material porque si no, el espectáculo duraría dos horas y media (risas). Vamos recortando y eligiendo lo mejor”, ilustró.

“Con los egos llenos” será “mucho menos improvisado de lo que parece porque si bien sostenemos ese espíritu, está bastante más armado y testeado, aunque no deja de ser un espectáculo de bar”, definió el rapero.

“Encaramos la interacción con el público muy en el momento y para nosotros, este es un salto a nivel producción, planificación y ensayo, entonces es un desafío grande”, admitió.

Marcación

El aporte de Fdel es central. “La directora nos marca mucho, por ejemplo, que no nos quedemos tanto esperando la interacción con el público porque ya no es así: la realidad ocurre en el escenario. Es como un cambio de paradigma: ahora Dos Gorditas es esto y a la vez, todo lo que pasa arriba del escenario son cosas que surgieron de la experiencia de las 200 o 300 presentaciones que habremos hecho”, calculó Sakkal.

En definitiva, “todo surgió desde ahí, nosotros solo sabíamos que existían Coca y Zulema, lo del ego fue apareciendo después porque entre ellas se pelean mucho en vivo para ver cuál es la más importante, las dos quieren ser súper estrellas entonces compiten e intentan opacar a la otra. Apareció y entonces, lo terminamos sublimando en esta obra, de mucha producción, vestuario y escenografía. Es muy divertido, hay mucha risa. No para nunca”, prometió.

El cambio de paradigma al que se refiere Sakkal provino de dos vertientes. “Estábamos contentos con Dos Gorditas porque se disfrutaba bastante, habíamos logrado una forma de armar el show y viajar con sonido. Hemos dado shows a las 9 de la mañana para una mutual, en cumpleaños de 60 o a veces, vienen grupos de a 10 niños, cosa que nunca nos hubiéramos imaginado”, admitió Alari. “Por un lado, los dos estuvimos firmes para sostener lo que iba surgiendo cada vez, no meter tanta cabeza sino más que nada, experiencia”.

Sin embargo, “Dos Gorditas siempre está ligado a lo trash, a la noche, el vestuario ya estaba medio raro y las pelucas también, porque la verdad, con Andy somos graciosos, divertidos y creativos pero medio desastre en lo estético o en la música. Somos improvisadores natos que estamos todo el día resolviendo pero dijimos: che, Dos Gorditas se merece un up grade, un salto cuántico”, reflexionaron.

Por otro lado, “también queríamos verlas actuando, sin tanto stand up. Haciendo videos, nos dimos cuenta de que si hacíamos escenas, teníamos que no solo interactuar con el público sino también poner a los personajes en situaciones distintas para encontrar algo nuevo”, resumió Alari. “Fue como esos casamientos, cuando dicen: hagamos algo sencillito y de repente, eso sencillito fue pantalla, video, escenografía, vestuarios, pistas, coreografías. Así que al final, el casamiento es un bardo (risas)”. Si de egos se trata, ¿te fijaste qué se puso la novia?

En medio del huracán

En relación a la magnitud que adquirió esa fiesta de casamiento, sumó Andy Sakkal que “en este momento, no tenemos mucho tiempo de reflexionar porque estamos en medio del huracán. Ahora te estamos contestando y en dos horas tenemos que estar ensayando hasta la noche. Si hiciéramos esta entrevista dentro de tres semanas, creo que te diríamos cosas muy distintas, pero cuando empezamos a poner plata y los números empezaron a subir y a subir dijimos: ¡en qué nos estamos metiendo!”

Lejos de arrepentirse, “hay algo que está buenísimo: hay muchas cosa que nosotros siempre supimos resolver y otras que no. El movimiento sabio fue delegarlas, porque uno no puede estar en todo o no sabemos hacer todo”, admitió Sakkal. “A la parte estética, creo que no la resolvíamos, la emparchábamos e íbamos para adelante. Ahora encontramos gente muy idónea, cada una en su campo, que sabe lo que hace, así que de repente estamos metidos en una verdadera producción”, enfatizó.

Por último, admitió Juan Alari que estrenar en el marco de las Sextas Nevadas Internacionales de Teatro aportará condimentos especiales. “La verdad que sí. Casualmente, Virginia Fdel es la directora del festival y también, la directora del casamiento que estamos armando. Para nosotros, su vista de afuera al principio nos costaba porque antes resolvíamos todos nosotros, estamos muy contentos con su trabajo y bueno, al festival entramos un poco por la colita, justo cuando ya estaban cerrando las fechas. Nos ofreció hacer una presentación dentro de las Nevadas y está buenísimo, porque vienen obras de todos lados. Es un re-acontecimiento para nosotros porque nuestra obra roza el show, roza el teatro, tiene muchas cosas y va a estar bueno que la gente de las Nevadas lo pueda disfrutar, tanto los participantes como el público”.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas