Sociedad
08/07/2019

Campaña de la ARB para comprar otro camión para recolección diferenciada

Campaña de la ARB para comprar otro camión para recolección diferenciada
Cinco horas por día entre la basura rescatando lo reciclable.
Por: Susana Alegría

La Asociación de Recicladores Bariloche (ARB) ha comenzado hace un par de meses con una campaña con la meta de reunir fondos y poder adquirir un vehículo para realizar la recolección diferenciada y poco a poco ir sacando a sus trabajadores de las montañas de basura en el Vertedero.

Cada día llegan los camiones con bolsas formando montículos inmensos, entonces el personal debe abrir bolsa por bolsa para ir separando lo que es reciclable y lo que no. Tarea que se podría evitar si los vecinos de Bariloche separáramos la basura en secos y húmedos ya en nuestros hogares.

La toma de conciencia es muy lenta, teniendo en cuenta que la ARB lleva casi 19 años de tareas en el Vertedero, quizás no se le da la importancia que esto tiene, porque no somos nosotros quienes debemos permanecer allí cada día.

Todo lo que separan lo procesan y embalan para ser vendido y de allí, surgen los sueldos para que las 58 personas mantengan a sus familias. Un 70 por ciento de las trabajadoras de la ARB son mujeres, mamás que salen adelante solas con sus hijos. Están de 8 a 13 y de 13 a 18 horas, divididos en dos turnos.

Silvia Acum es desde septiembre del año pasado la presidenta de la Asociación. “La idea de la campaña es poder comprar otro camión porque cuando el que tenemos se rompe, no podemos hacer el recorrido”.

Algunos barrios están trabajando con la separación de residuos en origen, “los puntos verdes son lugares específicos donde la gente separe su material y nosotros después lo retiramos” dijo.

De los diez camiones que llegan por mañana, se recupera un 30 por ciento por venir más separado, “el resto viene todo mezclado y todavía no logramos salir del manto de basura, la idea de tener una planta de reciclado es no estar todos los días metidos en la basura”.

Claro que este pedido de la presidenta de la ARB se entiende, pero si cada habitante de nuestra ciudad tuviera que pasar media hora haciendo esas tareas, seguramente de ahí en adelante, empezaría a clasificar la basura en su casa. Mientras tanto la única meta como vecinos, es que el camión se lleve los residuos y que otros se hagan cargo, lo que conlleva un simbolismo muy grande.

“El que llegue todo clasificado sería un gran sueño pero vamos a seguir insistiendo para lograrlo porque llevamos muchos años y la situación no mejora mucho” se lamentó.

Silvia es parte de la ARB desde el año 2001 “los papeles los tenemos hace quince pero son más de estar en este lugar”. Cuando los vecinos separen sus residuos y logren comprar el segundo camión, el sistema será mucho más simple. “A nuestra gente la queremos ver trabajando directamente en la planta y no en las montañas de basura” dijo.

Aunque llueva o nieve los trabajadores y trabajadoras igual realizan sus tareas al aire libre, “es muy difícil, el clima es muy duro sobre todo en esta época, te cala hasta lo más íntimo del cuerpo y del ánimo pero tenés que estar”, aseguró.

Por ahora cada uno se abriga con la ropa que puede traer de sus hogares o que les llega por medio de alguna donación, aunque lo ideal sería que contarán con trajes y calzado especiales. Son muchos los problemas de salud del personal de la ARB por las inclemencias climáticas “cuando llueve te mojás nomás, qué le vas a hacer”, describió con resignación.

Todos podemos aportar

La comunidad puede colaborar por diferentes medios a esta campaña. Por depósito bancario, en el Banco Credicoop, filial Bariloche (137), número de cuenta: 16650/7, CBU: 1910137055013701665078, CUIT: 33709534659. Otra de las formas es por medio del SICEI, con un aporte mensual a través de la factura de electricidad, ingresando a la página web (https://www.ceb.coop/servic…/sicei/sistema-de-cobranzas.html).

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas