Juntos Somos Río Negro: un fenómeno electoral

Vivimos en una época de profundos cambios sociales, culturales y políticos, donde la mayoría de las certezas de otras épocas están puestas en duda. Muchas cosas que hoy suceden no encuentran aún una lógica que las sustente. Por lo menos en lo que a materia electoral se refiere, que es mi campo de actividad profesional.

*Por Pablo Gustavo Díaz

Por ejemplo, un axioma de la ciencia política nos refiere que es prácticamente imposible la transferencia de votos de un candidato ‘A’ hacia otro candidato ‘B’. Como lo afirma el consultor Gustavo Córdoba en este video (https://youtu.be/NyZopwnmSr0), la casuística nos enseña eso y los ejemplos de Cristina Fernández con Daniel Scioli en Argentina en 2015 o el de Lula Da Silva con Fernando Haddad en Brasil en 2018, lo sustentan. Sin embargo, el pasado 7 de abril en Río Negro, Juntos rompió ese paradigma al imponerse la ignota Arabela Carreras sobre el archi conocido Martín Soria en las elecciones a gobernador. Y por un margen arrollador.

Al caerse legalmente la candidatura a la reelección de Alberto Weretilneck, la candidata muleto de Juntos Somos Río Negro, Arabela Carreras, no solo retuvo el caudal de votos que hasta ese momento mostraban las encuestas, sino que, y en escasos 15 días, lo incrementó algunos puntos más, conformando un verdadero fenómeno electoral que hoy es leading case (caso de estudio) en varios sitios especializados en estos temas.

Otro axioma nos enseña que la variable ‘tiempo’ juega un factor fundamental en una campaña electoral. A tal punto que es prácticamente imposible revertir una diferencia muy marcada en las encuestas previas al inicio de la misma, por el corto tiempo que ella dispone para hacer llegar el mensaje a todos los electores y así intentar alterar su decisión previa.

La aplicación de este axioma en la reciente elección municipal de Cipolletti es lo que da lugar al segundo fenómeno de Juntos. El intendente Aníbal Tortoriello del PRO, que iba por su reelección, gozaba de una muy buena imagen propia y de gestión (55% positiva vs. 45% negativa) y las encuestas de intención de voto previa a la campaña le eran ampliamente favorables por más de 20 puntos de diferencia sobre el principal contendiente, Claudio Di Tella, de Juntos Somos Río Negro. Sin embargo, el pasado 23 de junio en Cipolletti, Juntos rompió ese otro paradigma al imponerse Di Tella sobre Tortoriello, pulverizando esa gran diferencia de más de 20 puntos en escasos 60 días que duró la campaña.

Pero no hay dos sin tres, así que Juntos irá por el combo completo y en las próximas elecciones nacionales de agosto y octubre se presentará a la contienda con ‘boleta corta’ (sin candidato a presidente) enfrentando en el tramo de Senadores y Diputados a los dos frentes nacionales que conforman el macrismo y el kirchnerismo.

Aquí no hay un axioma que nos enseñe que ‘tamaño de boleta’ es el más conveniente, pero si casuística que muestra lo muy difícil que es vencer la tradición del voto de boleta completa (o larga), motivando el corte de la misma en alguno de sus tramos. En la provincia de Buenos Aires o Neuquén están los mayores ejemplos de que esta empresa es posible, incluso hasta en un 30% de corte (Tigre 2003), pero en nuestra provincia de Río Negro no abundan esos casos. Tal vez Río Colorado pueda entrar en esa casuística, pero no muchas localidades más. Y el desafío de Juntos hoy es que esa motivación hacia el corte de boleta penetre en todas las ciudades, para poder acceder a esas bancas.

Las encuestas muestran hoy que ese tercer ‘milagro’ le es posible, ya que Alberto Weretilneck muestra una intención de voto mayor al 47%, muy superior incluso a la de los candidatos a presidente, Alberto Fernández que obtiene el 38%, y Mauricio Macri que alcanza el 22%.

Hace apenas 4 años atrás, Juntos no existía en el mapa municipal rionegrino. Hoy cuenta ya con 9 municipios y 28 comisiones de fomento. Y van por la victoria en Catriel, Cinco Saltos, Chichinales, Río Colorado y Bariloche, donde tienen grandes posibilidades de retener sus gobiernos, y por la conquista de San Antonio Oeste y la capital de la provincia, Viedma, donde las encuestas ubican al vicegobernador, Pedro Pesatti, 40 puntos arriba del resto de los contendientes de la UCR y el PJ.

@pablogusdiaz
Consultor en marketing político

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook