Judiciales |

NO PUDIERON DETERMINAR SI VIOLÓ O MANOSEÓ A LA VÍCTIMA

12/06/2019

Se declaró culpable y fue condenado a tres años de prisión en suspenso

Por: Mariano Colombo

Un tenebroso caso ocurrido en la Línea Sur rionegrina llegó a su fin. Un sujeto de 45 años, fue condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso, luego de que se declarase culpable de haber manoseado a una niña de once años. La acusación inicial del caso indicaba que la había violado, pero esa porción de la acusación no pudo ser demostrada. La niña, aparece como víctima de otro abuso sexual en el marco de otro expediente judicial, con otro acusado que está prófugo de la Justicia.

El juez Bernardo Campana homologó un acuerdo pleno alcanzado entre el fiscal Martín Govetto y el defensor oficial Marcos Cicciarello y al hacerlo condenó a la pena de tres años de prisión a un sujeto de 45 años que se declaró culpable de un hecho que finalmente fue encuadrado en la figura de abuso sexual simple, lo que se conoce en la jerga judicial como "tocamientos".

Los hechos habían ocurrido en el interior de una vivienda de la localidad de Ingeniero Jacobacci entre los meses de marzo y mayo de 2016, aunque la fecha no pudo ser determinada con precisión.

Se trata de una causa que inicialmente tramitó con el viejo Código de Procedimientos y debió ser readecuada para alcanzar una solución final, bajo las premisas del nuevo Código Procesal Penal que rige en la provincia hace apenas un par de años.

De acuerdo a las constancias del expediente, el hecho investigado ocurrió en la vivienda del propio acusado, cuando aprovechó que estaba en soledad con la niña para desvestirla y desvestirse, y someterla a manoseos en sus partes íntimas.

Inicialmente el caso estaba encuadrado en la figura de abuso sexual agravado por penetración, aunque esa última porción de la atribución fiscal no pudo ser confirmada en función de una serie de falencias probatorias, por lo que, aunque se presume que el hombre pretendió violar a la niña, en el marco del acuerdo pleno de juicio abreviado solo fue acusado por manosear a la menor.

De manera tal que la escala penal para reprimir el delito atribuido disminuyó drásticamente y el hombre accedió a confesar el hecho y admitir su responsabilidad, a cambio de una pena de ejecución condicional, es decir que si respeta las pautas de conducta y las condiciones impuestas en el marco del acuerdo, no irá a prisión.

Justamente entre las condiciones impuestas, se destaca una prohibición de acercamiento y contacto por cualquier vía con la víctima y su grupo familiar, además de la obligatoriedad de presentarse periódicamente ante el Juzgado de Paz de Ingeniero Jacobacci, observar buena conducta y no volver a incurrir en el delito.

Lo más llamativo del caso en cuestión, es que la pequeña victimizada en este hecho, aparece también como víctima en otro expediente en el que se investiga otro abuso sexual. En ese caso hay otro hombre como protagonista, a quien se le formularon cargos habilitando la investigación formal.

Sin embargo, a partir de esa instancia preliminar de un caso judicial, el hombre decidió evadirse de la Justicia y actualmente está en condición de prófugo, sin haber respondido a ninguna de las citaciones que le cursaron desde el Poder Judicial, por lo que la investigación está prácticamente paralizada a la espera del hallazgo del acusado.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas