Editorial
02/05/2019

Con concentración mediática, no hay libertad de prensa

Al conmemorarse hoy el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el secretario general de la ONU proclamó que “la prensa libre es esencial para la paz, la justicia, el desarrollo sostenible y los derechos humanos”. El portugués António Guterres juzgó que “ninguna democracia está completa sin acceso a información transparente y fidedigna, que es el pilar clave para crear instituciones justas e imparciales, hacer que los líderes rindan cuentas y decirle la verdad a las autoridades”.

Ahora bien, a la luz del rol que desempeñan los grandes medios de comunicación en la Argentina con énfasis en las dos últimas décadas, cabe preguntarse si la libertad a la que se refiere el diplomático no equivale a la del “zorro libre dentro de gallinero libre”, como graficara acertadamente Raúl Alfonsín para describir la falacia del libre-mercantilismo. Con los grados actuales de concentración mediática, la libertad de prensa es otra quimera.

Pero demos por sentada la buena fe de Guterres… Según entendió, su invocación a la transparencia es “especialmente cierta durante las épocas de elecciones, que son el tema central del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año”. Se ve que no solo en este país debemos concurrir a las urnas… En coyunturas así, “las personas deberían estar guiadas por la verdad, no por falsedades, a la hora de elegir a sus representantes”.

Y no solo por aquí haremos bien en descreer de las agendas que nos pretenden imponer las corporaciones empresariales que se consagran -supuestamente- a informar. “Si bien la tecnología ha transformado las formas en que recibimos y compartimos información, a veces se utiliza para engañar a la opinión pública o para alimentar la violencia y el odio”. De todas maneras, el discurso de la ONU parece dirigirse sobre todo hacia los regímenes que pasan por autoritarios.

“El espacio cívico se ha ido reduciendo en todo el mundo a un ritmo alarmante”, se quejó el portugués. “Y a medida que se intensifica la retórica contra los medios de comunicación, también aumentan la violencia y el hostigamiento contra los periodistas, en particular las mujeres.

Me preocupan profundamente el creciente número de ataques y la cultura de impunidad imperante”, compartió.

En efecto, según la UNESCO, casi 100 periodistas fueron asesinados en 2018 pero además “hay cientos de ellos encarcelados”. Según Guterres, “cuando se ataca a los periodistas, pagan el precio las sociedades en su conjunto”.

En consecuencia, al conmemorarse hoy el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hizo un llamamiento “a todas las personas para que defiendan los derechos de los periodistas, cuyos esfuerzos nos ayudan a construir un mundo mejor para todos”.

Hay que añadir que según establece el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la libertad de expresión es un derecho fundamental: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Con base en ese derecho, el Día Mundial de la Libertad de Prensa es una oportunidad para celebrar sus principios fundamentales; evaluar la situación de la libertad de prensa en el mundo; defender los medios de comunicación de los atentados contra su independencia, y rendir homenaje a los periodistas que han perdido la vidas en el cumplimiento de su deber, según exhorta la ONU.

La conmemoración se realzará hoy por vigésimo sexta ocasión, a través de actividades que organizaron en conjunto la UNESCO, la Unión Africana y el gobierno de Etiopía. El acto principal tendrá lugar en Adís Abeba, en la sede de la Unión Africana. Bajo el tema “Medios para la democracia: periodismo y elecciones en los tiempos de la desinformación”, la jornada se centra en los desafíos actuales a los que la prensa se enfrenta durante las jornadas electorales, así como el papel del periodismo en los procesos de paz y reconciliación.

Precisamente, la directora general de la UNESCO sumó que “en un momento en que se multiplican los discursos de desconfianza y deslegitimación de la prensa y la labor periodística, resulta fundamental garantizar la libertad de opinión mediante el libre intercambio de ideas y de información basada en verdades fácticas”. Como si se estuviera refiriendo a la Argentina, Audrey Azoulay recalcó que “las elecciones son momentos de efervescencia política por excelencia, pero también se prestan a los peligros de la instrumentalización, a lo que se añaden prácticas de obstrucción, acoso, detenciones arbitrarias e incluso asesinatos, que impiden a los periodistas realizar su trabajo libremente”. Pero insistimos: los procesos de concentración empresarial en los medios, también atentan contra la libertad de prensa y su pleno ejercicio.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Seguinos en Instagram
Seguinos en Facebook