Política |

PÉSIMA ELECCIÓN

08/04/2019

Cambiemos dilapidó sus votos y apenas consiguió un lugar en la Legislatura

Cambiemos dilapidó sus votos y apenas consiguió un lugar en la Legislatura
Cambiemos atraviesa un momento electoral complicado en la provincia.
Por: Diego Llorente

Hace tan solo un año y medio (el 22 de octubre de 2017), la alianza que representa el presidente Mauricio Macri a nivel nacional, obtuvo en Río Negro el 32% de los votos, algo así como 73 mil voluntades que se inclinaron por ese espacio.

Sin embargo, en los comicios del último domingo, Cambiemos solo cosechó el 5,70% de los sufragios con magros 20 mil votos, siendo largamente una pésima elección para el oficialismo nacional, que hasta el domingo se ilusionaba con conseguir alguna banca más de legisladores.

Incluso, la barilochense Guillermina Alaníz que iba segunda en la lista sábana de candidatos a legisladores, no logró ingresar a la Legislatura. El único escaño conseguido es para el dirigente que se desempeña para el Ministerio del Interior en la provincia, Juan Martín.

El roquense es hombre de confianza de Rogelio Frigerio y como dato curioso que le ha generado algunas internas adentro de Cambiemos, es íntimo amigo de Martín Soria, con quien comparte el vínculo de “compadre”.

Con esta performance de Cambiemos en la provincia, se ensombrece el panorama de cara a las elecciones no solo municipales, donde no hay un candidato natural, sino que tampoco es auspicioso para la elección de diputados y senadores.

En primera instancia, Cambiemos tiene muy pocos funcionarios electos por el voto popular en la provincia. Y de ellos, hay varios que ya no pertenecen o se están alejando de la fuerza. Uno de los casos es el del concejal Daniel González (PRO), quien si bien no rechazó su pertenencia, apoyó a Juntos Somos Río Negro y esto marca un rumbo difícil de retroceder.

Por otra parte, el presidente del Concejo de Dina Huapi, Félix Chamorro, ya anunció que no continuará dentro del espacio y está en conversaciones con otras fuerzas políticas provinciales y vecinales, según sus dichos.

En lo que hace a las elecciones de octubre, todo parecía indicar que el camino estaba allanado para el actual diputado Sergio Wisky, quien termina su mandato el 10 de diciembre. Pero ya no.

Es que Cambiemos prohibió a sus dirigentes participar de las elecciones provinciales y de las nacionales también, por lo que tuvieron que elegir. Tras varios amagues, Wisky cedió su candidatura a gobernador y expresó un tibio respaldo a la postulante de su partido, Lorena Matzen, quien también es diputada (pertenece a la UCR), pero aún tiene más de dos años de mandato.

El panorama mutó con los resultados de este domingo, ya que además, el gobernador Alberto Weretilneck, expresó que Juntos Somos Río Negro participará de la elección de diputados y senadores con candidatos propios.

Por lo que una vez más, Cambiemos deberá superar al FPV y a Juntos en octubre, si es que pretende obtener algún escaño en las dos cámaras del Congreso Nacional. Algo que hoy parece difícil de conseguir.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas