Sociedad |

YA SON 35 ALUMNOS

13/03/2019

Comenzó un curso de lenguaje de señas a muy bajo costo

Comenzó un curso de lenguaje de señas a muy bajo costo
Por: Susana Alegría

En la biblioteca Néstor Kirchner del barrio Nahuel Hue empezó a dictarse este fin de semana un curso de lenguaje de señas, al cual aún pueden sumarse aquellos interesados. Tiene un costo de $50 mensuales, solo para cubrir gastos de papel y transporte. En la primera clase ya se inscribieron 35 alumnos.

Isabel Candia y su hijo Martín son quienes lo llevan adelante y junto con sus alumnos, han elegido denominarlo Manos en movimiento. “Mi hijo es instructor y yo estudié porque era la única vía para comunicarme con él”, dijo.

“Hay una gran falta de comunicación de parte de los oyentes para con los sordos, ya sea renovar un dictamen de discapacidad, comprar un pasaje o incluso ir a hacer el trámite para que no les corten la luz” detalló. Es un problema que tienen los familiares de los sordos, “cuando estaba Maru Martini en el municipio fui a hablar con ella y los concejales, les expliqué que había una ordenanza del año 2009 que estaba sin cumplir. Lo que yo quería era que me respalden económicamente solo para el transporte y los insumos básicos para la enseñanza”.

“Necesitaba además un lugar fijo y un arancel para que al terminar el curso, tuvieran su certificado y para que quienes se inscribieran no tuvieran que pagar un peso, porque mi idea con esto no es llenarme de dinero, solo sé lo que se siente y quería ayudar a otros pares que están viviendo lo mismo” dijo Isabel.

“Todo quedó en nada, así que empecé a dar cursos pequeños en mi casa con chicas del Instituto Docente, pero al estar estudiando no podían pagar el mínimo así que aguanté el segundo año y al tercero, lo suspendí” comentó.

“Hace un tiempo, al ver que todo lo que hace Pichi (José Arpires) en la biblioteca, tiene buenos resultados, le propusimos dictar un curso de lenguaje de señas ahí”. Luego de presentar el proyecto correspondiente, avalado por el título de Martín, finalmente se dio inicio este fin de semana.

“Mi hijo estudió en una universidad de General Roca, si bien ya manejábamos el lenguaje, tenía que prepararse para poder enseñarlo”.

Al hablar de la realidad que viven quienes no pueden oír dijo “en Bariloche cuando terminan la escuela quedan a la deriva totalmente desamparados”.

Martín dio clases con Manojos -un programa del Ministerio de Educación- por más de un año “pasó mucha gente por sus cursos, pero hubo problemas de discriminación y maltrato físico para con mi hijo de parte de una profesora de Lenguaje de señas. Hicimos la denuncia correspondiente” aclaró.

“Yo siempre ando con él porque soy su intérprete, cuando no puedo acompañarlo, le escribo lo que necesita, en el Consejo de Discapacidad querían poner a otra persona no aceptándome, esas pequeñas cosas que pasan en esta ciudad que nadie las ve, que nadie se entera”, señaló.

Una persona sorda sufre situaciones de violencia, “hay quienes soportan hechos de violencia y de hambre, por el solo hecho de no saber cómo comunicarse con el resto”.

Hay familias que aceptan el lenguaje de señas porque reconocen que es el único medio de comunicación, pero hay otras que no aprenden, quizás por vergüenza, ignorancia o desinterés. “Acá no hay asociación de sordos por eso sufren esa desigualdad, siempre intenté que mi hijo sea una persona independiente, que se pudiera manejar bien en la vida, pero si a un sordo te lo agarra un adulto que lo manipula estás en problemas”.

Isabel alertó “En Bariloche cuando dan un curso de este estilo, te cobran fortunas y la mayoría de la gente no lo puede pagar. Por eso mi idea es enseñar el lenguaje de señas y no cobrarle al alumno, que alguna institución o el Estado cubra los gastos mínimos que tenemos”.

“Para terminar la carrera me faltaron dos años porque acá te dan el mínimo, esa es la forma que tienen de lucrar, si vos hacés un curso de inglés, te enseñan todo lo necesario, con las señas pareciera que no quieren que sepas más que lo básico”, consideró.

“No se dan cuenta que es parte de la vida de las personas sordas, que necesitan comunicarse con los demás, no es una obligación, sino un derecho”.

El curso

Se dicta en la biblioteca del barrio Nahuel Hue ubicada en la intersección de las calles Eluney y Nehuen, casa 26. Sábados en dos turnos, de 11 a 13 horas y de 14 a 16 horas, el costo es tan solo de $50 mensuales. Para mayor información, se pueden comunicar con Isabel Candia, al teléfono 2944349098.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas